Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

¿Cuál es la mejor forma de proteger a mi niño del sol?

Siga estas sencillas reglas para proteger a su familia de las quemaduras de sol en la actualidad, así como del cáncer de la piel en el futuro:

  • Mantenga a todo bebé menor de seis meses de edad fuera del alcance de la luz directa del sol. Póngalo a la sombra bajo un árbol, una sombrilla o la capota de su cochecito.
  • De ser posible, vístase y vista a sus hijos con ropa fresca y cómoda, que cubra todo el cuerpo, como pantalones de algodón ligeros, camisas de mangas largas y sombreros.
  • Seleccione ropa hecha con tela de tejido cerrado. Este tipo de ropa normalmente protege más que la ropa de tejido más abierto. Si no sabe si el tejido de una tela es cerrado, póngala frente a una lámpara o ventana y vea cuánta luz pasa por la tela. Mientras menos luz pase, mejor.
  • Use gorras con la aleta hacia adelante, para proteger la cara.
  • Evite estar expuesto al sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, cuando los rayos ultravioleta son más intensos.
  • Use gafas de sol con filtro de rayos ultravioleta (UV) de por lo menos 99%. Busque gafas de sol infantiles con filtro UV para sus hijos.
  • Use protector solar.
  • Dé un buen ejemplo. Usted puede ser el mejor maestro al poner en práctica el uso del protector solar. Enséñeles a todos los miembros de su familia a protegerse la piel y los ojos.

Protector solar

Los protectores solares pueden proteger la piel de quemaduras de sol y de ciertos cánceres de la piel, pero sólo si se usan correctamente. Tenga en cuenta que los protectores solares se deben usar para protegerse del sol y no como un pretexto para asolearse por más tiempo.

Cómo elegir el protector solar

  • Adquiera un protector solar que diga amplia cobertura o amplio espectro en la etiqueta. Esto significa que el protector solar filtrará tanto los rayos ultravioleta A como los B (UVA y UVB).
  • Use un protector solar con un factor de protección (SPF) de por lo menos 15. Cuanto más alto sea el SPF, más filtrará los rayos UVB.
  • Busque en la etiqueta el nuevo sistema de estrellas para clasificar la protección de los rayos ultravioleta UVA.
    • Una estrella significa que tiene una baja protección UVA.
    • Dos estrellas significa que tiene una protección media.
    • Tres estrellas significa que tiene una protección alta.
    • Las cuatro estrellas es la máxima protección UVA disponible en protectores solares de venta sin receta médica.
  • Para las áreas sensibles del cuerpo, tales como la nariz, las mejillas, la parte de arriba de las orejas y los hombros, elija un protector o bloqueador solar que contenga óxido de zinc o bióxido de titanio. Aunque estos productos suelen dejar una capa visible en la piel incluso después de frotarlos, ahora se consiguen en colores divertidos para los niños.

Protector solar para los bebés

  • Para un bebé menor de 6 meses de edad: Aplíquele el protector en áreas pequeñas del cuerpo, como la cara, si no lo puede cubrir o no puede ponerlo en la sombra.
  • Para un bebé mayor de 6 meses de edad: Aplíquele el protector en todo el cuerpo, pero teniendo cuidado alrededor de los ojos. Si su bebé se restriega los ojos y le entra protector solar a los ojos, límpiele los párpados y la cara con un paño húmedo. Si el protector solar le irrita la piel, pruebe una marca diferente o use una barrita sólida de protector solar o un protector solar con bióxido de titanio u óxido de zinc. Si le da salpullido, consulte al pediatra.

Cómo aplicar el protector solar

  • Use suficiente protector solar para cubrir todas las áreas expuestas, especialmente la cara, la nariz, las orejas, los pies, las manos, e incluso la parte trasera de las rodillas. Espárzalo bien.
  • Aplique el protector 30 minutos antes de salir, puesto que se necesita de tiempo para que la piel lo absorba.
  • Use protector solar cada vez haya posibilidades de que usted o sus hijos puedan quemarse con el sol. Recuerde que el sol puede causar quemaduras incluso en días nublados. Además, los rayos ultravioleta del sol pueden rebotar en el agua, la arena, la nieve y el concreto, así que es importante que se proteja.
  • Vuelva a aplicar el protector solar cada dos horas. El protector solar se pierde después de nadar, sudar o tan sólo por el hecho de que la piel lo absorbe.

 

Última actualización
4/21/2014
Fuente
Adapted from Fun in the Sun: Keep Your Family Safe (Copyright © 2008 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.