Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Es bueno para los niños y los adultos pasar tiempo jugando y haciendo ejercicio al aire libre, y es importante hacerlo de una forma segura.

Reglas simples para proteger a su familia de las quemaduras del sol

  • Mantenga a los bebés menores de 6 meses de edad alejados de la luz solar directa.   Busque sombra bajo un árbol, una sombrilla o la cubierta del cochecito.
  • Cuando sea posible, vístase y vista a sus hijos con ropa fresca y cómoda que proteja el cuerpo, como pantalones livianos de algodón, camisas de manga larga y sombreros.

  • Elija prendas de tejido cerrado o tupido; brindan mejor protección que las prendas de tejido ligero. Si no está seguro de cuán tupido es el tejido de una prenda, levántela para ver cuánta luz pasa a través de ésta. Cuanta menos luz pase, mejor. También puede buscar ropa de protección que tenga una etiqueta que indique el factor de protección ultravioleta (ultraviolet protection factor, UPF).

  • Use un sombrero que tenga un ala de 3 pulgadas (7,62 cm) de ancho en todo el contorno para proteger la cara, las orejas y la parte posterior del cuello.

  • Limite la exposición al sol entre las 10:00 a. m. y las 4:00 p. m. cuando los rayos UV so más fuertes.

  • Use anteojos de sol con protección UV de al menos 99 %. Busque anteojos de sol para niños con protección UV para su hijo.

  • Use protector solar

  • Asegúrese de que todos en su familia sepan cómo proteger la piel y los ojos. Recuerde dar un buen ejemplo protegiéndose usted mismo del sol.

Protector solar

El protector o bloqueador solar (también se le conoce como pantalla solar) puede ayudar a proteger la piel de quemaduras solares y de algunos tipos de cáncer de piel, pero únicamente si se usa correctamente. Recuerde que el protector solar se debe usar para protegerse del sol, no como un motivo para permanecer más tiempo al sol.

Cómo elegir el protector solar

  • Use un protector solar que en la etiqueta diga "de amplio espectro", lo que significa que bloquea los rayos UVB y UVA.
  • Use un protector solar de amplio espectro con factor de protección solar, FPS (sun protection factor, SPF) de por lo menos 15 (hasta SPF 50). Un FPS de 15 o 30 es apropiado para la mayoría de las personas. Es necesario realizar más estudios de investigación para evaluar si un protector solar con un FPS de más 50 ofrece protección adicional.
  • De ser posible, evite el ingrediente oxibenzona de los protectores solares, dada la preocupación sobre las propiedades hormonales leves de esta sustancia. Sin embargo, recuerde que es importante tomar medidas para evitar las quemaduras solares, de modo que usar cualquier protector solar es mejor que no usar ninguno.

  • Para las áreas sensibles del cuerpo, como la nariz, las mejillas, la parte superior de las orejas y los hombros, escoja un protector solar con óxido de zinc o dióxido de titanio. Estos productos pueden permanecer visibles en la piel incluso después de que los apliquen frotándolos, y algunos vienen en colores divertidos que a los niños les agradan.

Cómo aplicar el protector solar

  • Use una cantidad suficiente de protector solar para cubrir todas las áreas expuestas, en especial la cara, la nariz, las orejas, los pies, las manos e incluso, la parte posterior de las rodillas. Frote bien para que penetre.
  • Aplique el protector solar de 15 a 30 minutos antes de salir al aire libre. Se necesita tiempo para que la piel lo absorba.
  • Use protector solar en cualquier ocasión en que usted o su hijo estén al aire libre. Recuerde que puede sufrir quemaduras solares incluso los días nublados, ya que hasta el 80% de los rayos solares UV pueden atravesar las nubes. Además, los rayos UV pueden rebotar en el agua, la arena, la nieve y el cemento; de modo que asegúrese de estar protegido.
  • Vuelva a aplicar el protector solar cada 2 horas y después de nadar, sudar o secarse con una toalla. Debido a que la mayoría de las personas usa muy poco protector solar, asegúrese de aplicar una cantidad generosa.

Protector solar para bebés

  • Para bebés menores de 6 meses, use protector solar en las áreas pequeñas del cuerpo, como la cara, si no dispone de ropa de protección y de sombra.
  • Para bebés mayores de 6 meses, aplique en todas las áreas del cuerpo, pero tenga cuidado alrededor de los ojos. Si su bebé se frota los ojos y el protector solar se penetra en ellos, lávele los ojos y las manos con un paño húmedo. Si el protector solar le irrita la piel, pruebe una marca diferente o un protector solar con dióxido de titanio u óxido de zinc. Si a su bebé  le sale un sarpullido, hable con el médico de su hijo.

Quemaduras del sol

Cuándo llamar al médico

Si su bebé tiene menos de 1 año de edad y sufre una quemadura solar, llame de inmediato al médico de su bebé. En el caso de niños mayores, llame al médico de su hijo si hay ampollas, dolor o fiebre.

Cómo aliviar una quemadura solar

A continuación le brindamos 5 formas de aliviar la molestia provocada por una quemadura solar leve:

  • Dé a su hijo agua o jugo 100% de fruta para reponer los líquidos perdidos.
  •  Use agua fría para ayudar a que la piel de su hijo se sienta mejor.
  • Dé analgésicos o medicamentos para el dolor a su hijo para aliviar las quemaduras solares dolorosas. (Para un bebé de 6 meses o menor, administre acetaminofén. Para un niño mayor de 6 meses, administre acetaminofén o ibuprofeno.).
  • Únicamente use lociones medicadas si el médico de su hijo dice que está bien hacerlo.
  • Mantenga a su hijo alejado del sol hasta que la quemadura solar se haya curado por completo.

Información adicional

 

Última actualización
6/9/2014
Fuente
Adapted from Fun in the Sun: Keep Your Family Safe (Copyright © 2008 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.