Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

​1. ¿Por qué es necesario vacunarse?

La gripe o influenza es una enfermedad contagiosa que se transmite entre la población de los Estados Unidos durante el invierno, generalmente entre octubre y mayo.
La gripe es causada por el virus de la influenza y se puede transmitir al toser, estornudar y tener contacto cercano.
Todas las personas pueden contraer gripe, pero el riesgo es mayor en los niños. Los síntomas se presentan de forma repentina y pueden durar varios días. Estos pueden incluir los siguientes:
  • Fiebre/escalofríos
  • Dolor de garganta
  • Dolores musculares
  • Fatiga
  • Tos
  • Dolor de cabeza
  • Rinorrea o congestión nasal

La gripe puede afectar a algunas personas más que a otras. Entre estas se incluyen los niños pequeños, las personas mayores de 65 años, las mujeres embarazadas y las personas con ciertas afecciones de salud, como enfermedades cardíacas, pulmonares o renales, o con un sistema inmunitario debilitado.

La vacuna contra la gripe es especialmente importante para estas personas y para todas las que estén en contacto cercano con ellas.

La gripe también puede provocar neumonía y empeorar las afecciones médicas existentes. En los niños, puede causar diarrea y convulsiones.
Cada año, miles de personas mueren por gripe en los Estados Unidos, y muchas más son hospitalizadas.
La vacuna contra la gripe es la mejor protección que tenemos contra la gripe y sus complicaciones. Esta vacuna también previene el contagio de la gripe de persona a persona.

2. Vacuna antigripal viva, atenuada: Aerosol nasal

Existen dos tipos de vacuna contra la gripe:

La vacuna contra la gripe viva, atenuada (LAIV, por sus siglas en inglés), que se administra por vía nasal en forma de aerosol. “Atenuada” significa debilitada. Los virus de la vacuna han sido debilitados para que no causen enfermedad.

Existe otra vacuna contra la gripe que es inactivada y no contiene virus vivos. Esta se administra mediante una inyección. Esta vacuna se describe en una Hoja de información sobre vacunas por separado. Para más información sobre la vacuna inactivada contra la gripe, haga clic aquí.

Se recomienda vacunarse contra la gripe todos los años. Los niños de 6 meses a 8 años de edad deben recibir dos dosis el primer año que se vacunan.
Los virus de la gripe cambian constantemente. La vacuna contra la gripe de cada año se fabrica para proteger contra los virus que tienen mayor probabilidad de causar la enfermedad ese año. Si bien la vacuna no puede prevenir todos los casos de gripe, es nuestra mejor defensa contra esta enfermedad. La vacuna LAIV protege contra 4 virus diferentes de la influenza.
Luego de la vacunación, la protección demora unas dos semanas en desarrollarse y dura entre varios meses y un año.

Algunas enfermedades que no son causadas por el virus de la influenza suelen confundirse con la gripe. La vacuna contra la gripe no previene ese tipo de enfermedades. Solo puede prevenir la gripe.
La vacuna LAIV puede administrarse a personas de entre 2 y 49 años de edad que no estén embarazadas. Puede aplicarse en forma segura al mismo tiempo que otras vacunas.

La vacuna LAIV no contiene timerosal ni otros conservantes.

3. Algunas personas no deben recibir esta vacuna

Información para la persona que se le aplique la vacuna:

  • Si tiene alguna alergia severa (que represente un riesgo para la vida), incluso una alergia a los huevos. Si alguna vez tuvo una reacción alérgica que representa un riesgo para la vida después de haber recibido una dosis de la vacuna contra la gripe, o si tiene una alergia severa a cualquier parte de esta vacuna, usted no debe aplicarse la dosis.
  • Si alguna vez tuvo el síndrome de Guillain-Barré (Guillain-Barré Syndrome, GBS) (una enfermedad grave que causa parálisis). Algunas personas con antecedentes de GBS no deben recibir esta vacuna. Esto debe ser analizado con el médico.
  • Si ha recibido alguna otra vacuna en las últimas 4 semanas, o si no se siente bien. Es posible que le recomienden esperar, pero debe regresar para vacunarse.
  • Usted debe recibir la vacuna inyectable en lugar del aerosol nasal si:
    • Está embarazada
    • Su sistema inmunitario está debilitado
    • Tiene ciertos problemas de salud a largo plazo
    • Es un niño pequeño con asma o sibilancia
    • Es un niño o adolescente que está recibiendo tratamiento con aspirina a largo plazo.
    • Tiene contacto cercano con personas que necesitan cuidados especiales porque su sistema inmunitario está sumamente debilitado
    • Es menor de 2 años o mayor de 49 años. (Los niños mayores de 6 meses pueden recibir la vacuna inyectable. Los menores de 6 meses no pueden recibir ningún tipo de vacuna contra la gripe).

La persona que le administre la vacuna podrá darle más información.

4. Riesgos de tener una reacción a la vacuna

Con la vacuna, al igual que con cualquier medicamento, hay probabilidades de que se produzcan efectos secundarios. Estos suelen ser leves y desaparecen por sí solos.
También es posible que se produzcan efectos secundarios graves, pero son muy poco frecuentes. La vacuna LAIV está hecha con virus debilitados, pero no causa gripe.

Problemas leves que se han reportado luego de administrarse la vacuna:

Niños y adolescentes de 2 a 17 años:
  • Rinorrea, congestión nasal o tos
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza y dolores musculares
  • Sibilancia
  • Dolor abdominal, o diarrea o vómitos ocasionales
Adultos de 18 a 49 años:
  • Rinorrea o congestión nasal
  • Dolor de garganta
  • Tos, escalofríos, cansancio

Problemas graves que pueden ocurrir luego de administrar la vacuna:

  • Podría producirse una reacción alérgica severa después de cualquier vacuna (se estima que ocurre en menos de 1 de cada un millón de dosis).

La seguridad de las vacunas siempre está siendo monitoreada. Para obtener más información, visite: www.cdc.gov/vaccinesafety/ (Sitio web en inglés)

5. ¿Qué hago si ocurre una reacción grave?

¿A qué debo prestar atención?

  • Debe prestar atención a cualquier aspecto que le preocupe, como signos de una reacción alérgica severa, fiebre muy alta o cambios de comportamiento.
  • Los signos de una reacción alérgica severa pueden incluir urticaria, hinchazón de la cara y la garganta, dificultad para respirar, pulso acelerado, mareos y debilidad. Estos podrían comenzar entre algunos minutos y algunas horas después de la vacunación.

¿Qué debo hacer?

  • Si piensa que es una reacción alérgica severa u otra emergencia que no puede esperar, llame al 9-1-1 o lleve a la persona al hospital más cercano. De lo contrario, llame a su médico.
  • Luego, la reacción debe ser reportada al Sistema de reporte de eventos adversos derivados de las vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS). Su médico puede presentar este reporte, o puede hacerlo usted mismo en el sitio web del VAERS en www.vaers.hhs.gov (sitio web en inglés), o llamando al 1-800-822-7967.

El VAERS se utiliza únicamente para reportar reacciones. No se proporciona asesoramiento médico.

6. Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas

El Programa Nacional de Compensación por Lesiones Ocasionadas por Vacunas (Vaccine Injury Compensation Program, VICP) es un programa federal que se creó para compensar a las personas que pueden haber tenido lesiones a causa de determinadas vacunas.
Las personas que consideren que pueden haber tenido lesiones ocasionadas por una vacuna pueden informarse sobre el programa y sobre cómo presentar una reclamación llamando al 1-800-338-2382 o visitando el sitio web del VICP en: www.hrsa.gov/vaccinecompensation. (Sitio web en inglés)

7. ¿Dónde puede obtener más información?

  • Pregúntele a su médico.
  • Llame al departamento de salud local o estatal.
  • Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC):
    • Llame al 1-800-232-4636 (1-800-CDC-INFO) o
    • Visite el sitio web de CDC www.cdc.gov/flu (Sitio web en inglés)

Hoja de información sobre vacunas (provisional)

Vacuna contra la gripe, viva (7/26/2013)

42 U.S.C. §300aa-26

 

Última actualización
10/7/2014
Fuente
U.S. Department of Health & Human Services Centers for Disease Control and Prevention: Vaccine Information Statement
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.