Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

El sarampión es una de las enfermedades virales más contagiosas del mundo. Por años, el sarampión ya no era tan común en los Estados Unidos gracias a la vacunación.  Pero recientemente, eso ha cambiado. Con la cantidad de casos de sarampión en aumento, es vital para los padres y los encargados del cuidado de los niños estar bien informados sobre las maneras en que pueden proteger a los niños.

Precauciones a tomar para los viajes internacionales:

Las vacunas contra enfermedades como el sarampión son de particular importancia cuando su familia viaja internacionalmente. Aunque el sarampión endémico (epidemia extendida) se eliminó de EE. UU. en el año 2000, los viajeros que regresaban o los que venían de visita de otros países se encuentran vinculados a la mayoría de los casos de sarampión reportados en EE. UU. Debido que ocurren brotes, es importante que su hijo esté completamente vacunado y protegido.

Lo que los padres deben saber:   

  • Asegúrese de que las vacunas de su hijo están al día. Los niños deben recibir 2 dosis de la vacuna contra el sarampión, paperas y rubéola, conocida en inglés como MMR:
    • Primera dosis: a los 12 a 15 meses de edad
    • Segunda dosis: a los 4 a 6 años de edad (se puede administrar antes, si han pasado por lo menos 28 días después de la 1a. dosis)
  • El virus del sarampión puede permanecer en el ambiente hasta por 2 horas después de que una persona con sarampión se ha ido. 
  • El sarampión es contagioso durante 4 días antes de desarrollar el salpullido hasta 4 días después de que se desvanece.
  • Informe a su pediatra si está planeando salir del país, incluso a Europa. Algunos bebés menores de 12 meses deben recibir una dosis de MMR si van a viajar fuera del país. (Esta dosis no cuenta para su serie de rutina).  
  • Los bebés corren riesgo de contraer sarampión antes de recibir su primera inyección de MMR. Algunos niños pequeños y en edad preescolar aún corren riesgo de contraer sarampión debido que sólo son parcialmente inmunes después de recibir su primera dosis de MMR (hasta que reciban su dosis de refuerzo). Los padres pueden proteger a sus hijos preguntándole a las personas a las que van a visitarán si están vacunadas.
  • Mantenga a su hijo alejado de otros niños que tienen fiebre alta o un salpullido. 
  • Llame a su pediatra inmediatamente si piensa que su hijo ha estado expuesto al sarampión.  

Para obtener más información:

Visite el sitio web de sarampión de CDC para obtener información muy útil, incluyendo:

 

Última actualización
6/2/2014
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2012)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.