Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Aunque nos puede dar gripe en cualquier época del año, el virus es más común en los Estados Unidos entre los meses de octubre y mayo y generalmente el pico más alto de la gripe es el mes de enero o febrero.

La vacuna contra la gripe es la mejor forma de preparar a toda la familia durante la temporada de la gripe. Los virus de la gripe son impredecibles.  Siempre están cambiando de año en año. Por esta razón los padres deben vacunar a sus niños (y hacerse vacunar ellos mismos) tan pronto como sea posible.

¿Qué es la gripe?

La gripe también se conoce como la influenza. Es una infección del sistema respiratorio (nariz, garganta y pulmones), pero puede afectar al cuerpo entero.

Todos los virus de la gripe pueden causar enfermedad que puede durar una semana o más. Los síntomas incluyen:

  • Una fiebre repentina (generalmente de más de 101°F o 38.3°C)
  • Escalofríos y temblores del cuerpo
  • Dolor de cabeza, dolores del cuerpo, y sentirse más cansado de lo normal
  • Dolor de garganta
  • Una tos seca, o tos perruna
  • Nariz congestionada, secreción nasal

La gripe es muy contagiosa. Los virus de la gripe se propagan fácilmente a través del aire por medio de la tos y los estornudos. También se propaga por ejemplo tocando objetos como perillas de puertas o juguetes y seguidamente tocarse los ojos, la nariz y la boca. Los niños con afecciones que la gripe pueda aumentar el riesgo de complicaciones

¿Quién debe vacunarse contra la gripe?

La American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda que todas las personas (a partir de los 6 meses de edad en adelante) se vacunen todos los años contra la gripe.

Esto incluye a: los niños, sus hermanos y hermanas, los padres y los encargados del cuidado de los niños. Cuando todos están vacunados son menos propensos a que les de la gripe. Como resultado, hay menos probabilidad de que contagien a los niños. Esto se conoce como la estrategia del “capullo”.

Las vacunas son de especial importancia para:

  • Los niños con afecciones que la gripe pueda aumentar el riesgo de complicaciones
  • Niños con herencia indígena Americana, o nativos de Alaska
  • Adultos que proporcionan cuidado a los niños
    • Con afecciones de alto riesgo
    • Niños menores de 5 años (especialmente bebés menores de 6 meses)
  • Médicos, personal de enfermería, otros trabajadores de la salud y el personal de los proveedores del cuidado infantil
  • Todas la mujeres que están embarazadas o pensando en quedar embarazadas, que están en el periodo del postparto o que estén lactando durante la temporada de la gripe

La vacuna contra la gripe para esta temporada

La vacuna contra la gripe incluye 3 cepas (trivalente) o 4 cepas (cuadrivalente). Se anticipa la circulación de estas cepas en los Estados Unidos durante esta temporada de la gripe.

La vacuna trivalente protege contra las mismas 3 cepas de la última temporada.  Estas son:

  • Influenza A (H1N1)
  • Influenza A (H3N2)
  • Influenza B

La  vacuna cuadrivalente protege contra  3 cepas de la vacuna trivalente y añade una la cepa B de la influenza (como fue el caso en la última temporada). La AAP no recomienda una vacuna sobre la otra en esta temporada. ¡Lo importante es aplicarse una de las dos!

Aunque las cepas no han cambiado desde la última temporada, todos necesitan vacunarse contra la gripe este año. La razón es que la protección de la vacuna solo dura de 6 a 12 meses.

Los fabricantes creen que se distribuirán de 151 a 159 millones de dosis de la vacuna contra la influenza en esta temporada en los Estados Unidos. Lo que significa que hay vacunas suficientes disponibles en su comunidad.

¿Quién recibe qué tipo de vacuna?

Hay dos tipos de vacunas contra la gripe

  • La vacuna antigripal inactivada (IIV, por sus siglas en inglés) se aplica como una inyección. Hay 2 tipos de inyección. La inyección intramuscular (dentro del músculo) está aprobada y se recomienda para niños de 6 meses en adelante y para adultos, incluidas las personas con y sin afecciones médicas crónicas. La inyección intradérmica (dentro de la piel) solamente está aprobada para su uso en personas de 18 a 64 años de edad.
  • La vacuna antigripal de virus vivos atenuados (LAIV, por sus siglas en inglés) se aplica con un atomizador en la nariz. La LAIV está autorizada para se aplicada a personas de 2 a 49 años de edad.  Algunos estudios indican que la LAIV podría funcionar mejor que la IIV para prevenir la gripe en niños pequeños.  Cuando esté disponible debe considerarse como una opción para los niños sanos de 2 a 8 años de edad.

Ambos tipos de vacuna contra la gripe son muy seguros y funcionan bien para proteger a su hijo contra la gripe. Verifique con su médico cuál es mejor para su hijo y para su familia.

Las dosis de la vacuna para los niños

El número de dosis que necesitan los niños dependen de la edad y de sus aten cedentes con la vacuna contra la gripe.

  • Los niños mayores de 9 años sólo necesitan una dosis
  • Los niños a partir de los 6 meses hasta los 8 años de edad deben recibir una sola 1 dosis si sí la han recibido:
    • Por lo menos 1 dosis de la vacuna en la última temporada
    • 2 vacunas antigripales desde el 1 de julio de 2010
  • Los niños de 6 meses a 8 años que van a recibir la vacuna por primera vez (o que no cumplen con el criterio anterior) necesitan dos dosis.

No existe vacuna autorizada para los niños menores de 6 meses de edad.

La vacuna contra la gripe y la alergia al huevo

Los estudios de investigación revelan que la vacuna es segura para casi todos los niños que tienen alergia al huevo.

  • Cualquier niño que haya tenido una reacción leve al huevo (urticaria) puede recibir la vacuna contra la gripe.
  • Si su niño ha tenido una reacción grave al huevo (hinchazón de la cara, sibilancia, problemas para respirar, vómito), el pediatra debe consultar con un alergista antes de aplicarle la vacuna contra la gripe.

Información adicional

Sitios web en inglés


 

Última actualización
9/23/2014
Fuente
Committee on Infectious Diseases (Copyright © 2013 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.