Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Seguridad & Prevención
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

La vacuna Tdap: Lo que usted necesita saber

¿Por qué es necesario vacunarse?

La difteria, el tétano(s) y la tos ferina pueden ser enfermedades graves incluso para los adolescentes y los adultos. La vacuna Tdap puede protegernos contra estas enfermedades. Y la vacuna Tdap puede aplicársele a las mujeres embarazadas para proteger a los recién nacidos contra la tos ferina.

  • Tétano (trismo) actualmente no es común en los Estados Unidos. Causa una tensión dolorosa de los músculos, por lo general en todo el cuerpo. Puede producir el “bloqueo” de la mandíbula por lo que la persona no puede abrir la boca ni tragar. El tétano produce la muerte en 1 de cada 10 personas infectadas después de recibir la mejor atención médica..
  • Difteria  tampoco es común en los Estados Unidos en la actualidad. Produce una membrana gruesa en la parte posterior de la garganta. Esto puede ocasionar problemas para respirar, parálisis, insuficiencia cardíaca e incluso la muerte.
  • Tos ferina (tos convulsiva) causa accesos de tos tan graves que pueden causar dificultad para respirar, vómito y disturbios del sueño.  También puede producir reducción de peso, incontinencia y fracturas en las costillas. Hasta 2 de cada 100 adolescentes y 5 de cada 100 adultos con tos ferina son hospitalizados o sufren complicaciones que pueden causar neumonía y la muerte.

Estas enfermedades son causadas por bacterias. La difteria y la tos ferina se transmiten de persona a persona a través de la tos o los estornudos. El tétano entra al cuerpo a través de cortadas, raspaduras, raspones o heridas.

Antes de las vacunas, los Estados Unidos veían hasta 200.000 casos al año de difteria y tos ferina, y cientos de casos de tétano. A partir del inicio de las vacunaciones, el tétano y la difteria se han reducido cerca de un 99% y la tos ferina cerca del 80%.

La vacuna Tdap

La vacuna Tdap puede proteger a los adolescentes y a los adultos contra el tétano, la difteria y la tos ferina. Una dosis de Tdap se aplica rutinariamente a los 11 o 12 años de edad. Las personas que no recibieron la vacuna Tdap a esta edad deben aplicársela  tan pronto como sea posible.

La vacuna Tdap es de particular importancia para los proveedores de salud y las personas que tienen contacto cercano con los bebés menores de 12 meses de edad. Las mujeres embarazadas deben aplicarse una dosis de Tdap durante el embarazo para proteger al recién nacido de la tos ferina. Los bebés tienen el mayor riesgo de contraer tos ferina y de sufrir complicaciones graves que amenazan la vida.

Otra vacuna denominada Td protege contra el tétano y la difteria, pero no contra la tos ferina. Un refuerzo de Td debe aplicarse cada 10 años. La Tdap debe aplicarse con alguno de estos refuerzos si no ha recibido una dosis. La Tdap puede aplicarse después de una cortada o quemadura grave para prevenir una infección por tétano.

Su médico le puede proporcionar más información. La Tdap se puede aplicar con seguridad al mismo tiempo que otras vacunas.

Algunas personas no deben aplicarse esta vacuna

  • Una persona que haya tenido una reacción alérgica que amenaza la vida después de recibir una dosis de una vacuna que contiene tétano, difteria o tos ferina, O si ha sufrido de una alergia severa a cualquier ingrediente de esta vacuna, no debe recibir la vacuna Tdap. Comuníquele al médico si usted ha sufrido de alergias severas
  • Cualquier persona que haya entrado en coma o haya sufrido varias convulsiones 7 días después de recibir una dosis de la vacuna infantil DTP or DTaP no debe aplicarse la Tdap a no ser que se haya identificado una causa diferente a la vacuna. Aun así puede aplicarse la vacuna Td.  Consulte con su médico si usted:
    • Ha sufrido de convulsiones o de otros problemas del sistema nervioso,
    • Ha sentido dolor severo o una hinchazón después de una vacuna que contiene difteria, tétano o tos ferina,
    • Ha tenido alguna vez el síndrome de Guillain-Barré (GBS, por sus siglas en inglés)
    • No se siente bien el día que le programaron la vacuna.

Riesgos de una reacción a la vacuna

Como es el caso de cualquier medicamento, incluyendo a las vacunas, existe el riesgo de efectos secundarios. Por lo general son leves y se mejoran por sí solos. Las reacciones graves también son posibles, pero no son comunes.

La mayoría de las personas que se aplican la vacuna Tdap no tienen ningún problema con ella.

Problemas leves después de la vacuna Tdap
(No interfirió con actividades)

  • Dolor en el lugar donde se aplicó la inyección (de 3 de cada 4 adolescentes y de 2 de cada 3 adultos)
  • Enrojecimiento o hinchazón donde se aplicó la inyección (cerca de 1 de cada 5 personas)
  • Fiebre leve de por los menos 100,4°F o 38°C (hasta 1 de cada 25 adolescentes o 1 de cada 100 adultos)
  • Dolor de cabeza o jaqueca (cerca de 3 o 4 personas de cada 10)
  • Cansancio o fatiga (cerca de 1 persona de cada 3 o 4)
  • Nausea, vómito, diarrea, dolor de estómago (hasta 1 de cada 4 adolescentes o 1 de cada 10 adultos)
  • Escalofríos, dolores de cuerpo, dolor en las coyunturas, sarpullidos, glándulas inflamadas (no es común)
  • Dolores de cuerpo (cerca de 1 persona de cada 3 o 4)
    Sarpullido, glándulas inflamadas (no es común)

Problemas moderados después de la vacuna Tdap

(Interfirió con actividades, pero no requirió de atención médica)

  • Dolor donde se aplicó la inyección (cerca de 1 de cada 5 adolescentes o 1 de cada 100 adultos)
  • Enrojecimiento o inflamación donde se aplicó la inyección (hasta 1 de cada 10 adolescentes o 1 de cada 25 adultos)
  • Fiebre de más de 102°F o 38.8°C (cerca de 1 de cada 100 adolescentes o 1 de cada 250 adultos)
  • Dolor de cabeza o jaqueca (cerca de 3 de cada 20 adolescentes o 1 de cada 10 adultos)
  • Nausea, vómito, diarrea, dolor de estómago (hasta 1 o 3 personas de cada 100)
  • Inflamación de todo el brazo donde se aplicó la inyección (hasta 3 de cada 100)

Problemas graves después de la vacuna Tdap

(Incapaz de realizar actividades habituales: requirió de atención médica)

Inflamación, dolor severo, hemorragia y enrojecimiento en el brazo donde se le aplicó la inyección (inusual).

Problemas que pueden ocurrir después de cualquier vacuna:

  • Algunas veces las personas se desmayan después de un procedimiento médico, incluyendo la vacunación. Sentarse o recostarse por 15 minutos puede prevenir los desmayos y las lesiones causadas por la caída. Comuníquele al médico si se siente mareado o tiene cambios en la visión o silbido en los oídos.
  • Algunas personas sienten un dolor intense en el hombre y tienen dificultad para mover el brazo donde se aplicó la inyección. Esto sucede muy rara vez
  • Cualquier medicamento puede ocasionar una reacción alérgica severa. Estas reacciones a las vacunas no son muy comunes, se estima menos de 1 de cada millón de dosis aplicadas, y puede suceder desde unos minutos a varias horas después de la vacunación.

Como es el caso de cualquier medicamento, existe una posibilidad muy remota de que la vacuna cause problemas graves o la muerte. La seguridad de las vacunas siempre se controla.

Para más información, visite: Vacunas y seguridad del sitio web en español de los CDC.

¿Qué hacer si ocurre una reacción grave?

¿A qué debo prestar atención?

  • Debe prestar atención a cualquier aspecto que le preocupe, como signos de una reacción alérgica severa, una fiebre muy alta, o cambios de comportamiento.
  • Los síntomas de una reacción alérgica severa pueden incluir urticaria, hinchazón de la cara y garganta, dificultad para respirar, pulso acelerado, mareos y debilidad. Estos podrían comenzar entre algunos minutos hasta varias horas después de la vacunación.

¿Qué debo hacer?

  • Si cree que es una reacción alérgica severa u otra emergencia que no puede esperar, llame al 9-1-1 o lleve a la persona al hospital más cercano. De lo contrario, llame a su médico.
  • Luego, la reacción debe ser reportada al Sistema de reporte de eventos adversos derivados de las vacunas (Vaccine Adverse Event Reporting System, VAERS). Su médico puede presentar este reporte, o puede hacerlo usted mismo a través del sitio web del VAERS en www.vaers.hhs.gov, o llamando al 1-800-822-7967..

El VAERS se utiliza únicamente para reportar reacciones. No se proporciona asesoramiento médico. 

Programa Nacional de Indemnización por Lesiones Provocadas por Vacunas

El Programa Nacional de Indemnización por Lesiones Provocadas por Vacunas (Vaccine Injury Compensation Program, VICP) es un programa federal que se creó para compensar a las personas que pueden haber tenido lesiones a causa de determinadas vacunas.

Las personas que consideren que pueden haber sufrido lesiones ocasionadas por una vacuna pueden informarse sobre el programa y sobre cómo presentar un reclamo llamando al 1-800-338-2382 o visitando el sitio web del VICP en: www.hrsa.gov/vaccinecompensation (en inglés).

¿Dónde puedo obtener más información?

• Pregúntele a su médico si le puede facilitar el prospecto o sugerir otras fuentes de información.
• Llame al departamento de salud local o estatal.
• Comuníquese con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC):

Llame al 1-800-232-4636 (1-800-CDC-INF0) o visite el sitio web de CDC www.cdc.gov/spanish/inmunizacion/index.html

Última actualización
5/20/2015
Fuente
U.S. Department of Health & Human Services Centers for Disease Control and Prevention: Vaccine Information Statement
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest