Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Definitivamente existen algunas cosas que debe colocar en su carrito de compras en nombre de la salud y bienestar de su hijo. ¡Su hijo colocado ahí de forma peligrosa no debe ser uno de ellos, especialmente dado que más de 20,000 niños al año reciben tratamiento en las salas de urgencias de los Estados Unidos debido a las lesiones relacionadas con los carritos de compras.

Una mayoría involucra los carritos de compras que dan vuelta o las caídas repentinas que ocurren en la presencia de un adulto que está vigilando. Para que sea más seguro, considere alternativas para llevar a sus hijos en los carritos de compras, como el uso de un paseador, carreta, portabebés o correa de transporte; haciendo que su hijo camine por los pasillos; dejándolos en casa (con la supervisión apropiada, por supuesto); o incluso realizando sus compras en línea.

Si decide llevar a su hijo, busque los carritos para niños que son más bajos y con frecuencia con diseños convenientes de camiones de bomberos o autos de carreras. Además siga las siguientes normas, que tienen un gran parecido a los que se utilizan justamente en todas las atracciones de los parques de diversiones en los que hemos estado.

  • Abrochar el cinturón. Todos los niños deben llevar puesto de manera segura el cinturón de seguridad antes de empezar el recorrido.
  • Permanecer sentado. Los niños deben permanecer sentados en todo momento.
  • Adentro durante el recorrido. Ninguno debe realizar el recorrido fuera del carrito o el recorrido se detendrá inmediatamente.
  • Mantener al niño adentro. Las manos y los pies se deben mantener dentro del carrito en todo momento.
  • Conducir de manera responsable. Solo los adultos responsables debe estar a cargo de dirigir el carrito durante el recorrido.

 

Autor
Laura A. Jana, MD, FAAP and Jennifer Shu, MD, FAAP
Última actualización
8/1/2013
Fuente
Food Fights, 2nd Edition (Copyright © 2012 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.