Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Todo padre sabe que nunca debe permitir que un niño viaje en un automóvil sin abrocharse el cinturón de seguridad en un asiento de seguridad aprobado para niños. Pero, ¿sabe usted que algunos estudios calculan que hasta el 80 por ciento de los asientos de seguridad para niños en los automóviles se usan de forma incorrecta? Esto significa que cuatro de cada cinco niños viajan en asientos instalados incorrectamente, mal ajustados o dañados que posiblemente no los proteja en caso de un accidente.

Aún más impactante es el hecho de que muchos padres no tienen idea que su hijo está entre esos niños en riesgo. Antes de conducir una milla más con sus hijos en el automóvil, revise estos consejos para seleccionar, instalar y usar los asientos de seguridad para niños.

¿Bueno, mejor o el mejor?

Ningún asiento es el “mejor” ni el “más seguro”. Cuando elija un asiento de seguridad para niños, recuerde:

  • El costo no es un indicador de calidad. Todos los asientos de seguridad para niños para uso en automóviles y que están disponibles para la compra en Estados Unidos deben cumplir con las normas de seguridad más estrictas que establece y mantiene el gobierno federal.
  • El ajuste es la clave. Antes de comprar, coloque a su hijo en el asiento y ajuste los arneses y hebillas. Además, intente instalar el asiento en su automóvil para asegurarse de que se ajuste adecuada y seguramente.

Mejor si es nuevo

Evite comprar un asiento de seguridad para niños usado, especialmente uno de una venta de garaje o tienda de artículos de segunda mano, debido a que no hay forma de conocer la historia del asiento. La mayoría de fabricantes recomiendan que los asientos de seguridad para niños para ser utilizados en automóviles solo se usen durante determinado número de años. Cuando instala un asiento de seguridad para niños para ser utilizado en un automóvil, recuerde: Los asientos de segunda mano pueden tener daños que no son visibles o pudieron haber sido retirados del mercado.

El tamaño sí importa

  • Todos los infantes y niños pequeños deben viajar en un asiento de seguridad para niños, colocado mirando hacia atrás, hasta los 2 años de edad o, hasta que alcancen el mayor peso o estatura permitido por el fabricante de su asiento de seguridad para niños. Los niños mayores de 2 años de edad o los que ya superaron el límite de peso o estatura para colocar el asiento mirando hacia atrás, deben utilizar el asiento de seguridad mirando hacia adelante con un arnés. Los asientos convertibles y algunos asientos solo para infantes tienen límites de peso y estatura para colocar el asiento mirando hacia atrás que se ajustan a la mayoría de niños de por lo menos 2 años de edad.
  • Si usted utiliza su asiento convertible mirando hacia atrás, necesitará hacer algunos ajustes antes de colocarlo mirando hacia adelante. Asegúrese de seguir las instrucciones del fabricante.
  • Cuando sobrepase la estatura permitida para el asiento con arnés (verifique las instrucciones para conocer los límites de estatura y peso para colocar el asiento mirando hacia adelante), deberá viajar en un asiento elevado hasta que el cinturón de seguridad se ajuste adecuadamente. Esto significa que el cinturón del hombro cruza por en medio del pecho y el hombro, el cinturón del regazo está abajo y se ajusta horizontalmente a los muslos, y el niño es lo suficientemente alto para sentarse contra el asiento trasero del automóvil con sus rodillas dobladas sin estar encorvado y puede quedarse en esa posición cómodamente durante el viaje. Esto es normalmente cuando el niño alcanza una estatura de 4’9” aproximadamente y tiene entre 8 y 12 años de edad.

Apretado es lo correcto

Cuando instala un asiento de seguridad para niños para ser utilizado en un automóvil, recuerde: El asiento debe estar abrochado firmemente a su automóvil y su hijo debe estar cómodamente abrochado en el asiento. Si puede levantar cualquier parte del arnés y moverlo entre sus dedos, o el asiento se puede mover más de una pulgada de lado a lado o hacia el frente del automóvil, entonces necesita apretarlo más.

Lea sobre seguridad

Siempre lea y siga las instrucciones del fabricante, las cuales explican la forma adecuada de instalar y utilizar el asiento. Si no tiene las instrucciones, comuníquese con el fabricante para obtener una copia de reemplazo.

El asiento trasero es mejor

El lugar más seguro para que los niños viajen es el asiento trasero. Es especialmente importante que nunca coloque a un niño en un asiento de seguridad viendo hacia atrás en el asiento delantero de un automóvil que tenga una bolsa de aire para pasajeros.

Pida ayuda

¿Está aún confundido? Un Técnico en seguridad para pasajeros infantiles, (CPS, Child Passenger Safety) puede responder preguntas y ayudarle a instalar su asiento de seguridad para niños en su automóvil.

 

Última actualización
8/7/2014
Fuente
Adapted from Healthy Children Magazine, Winter 2007. Revised 3/2011
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.