Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Cuando se tiene un nuevo bebé en la casa, incluso las tareas más rutinarias previas a ser padres requieren un poco más de previsión.

En esta era de movilidad ascendente, una gran cantidad de nuevos padres tienen que enfrentar lo que consideramos que es una forma totalmente nueva de viajar: viajar en avión con un bebé. Con un poco de conocimiento y una actitud positiva, usted descubrirá que es muy capaz de salir adelante, incluso en los aspectos más desafiantes que tendrá que enfrentar. En este artículo, que es una adaptación, hemos incluido observaciones que se aplican específicamente a la experiencia de volar con su bebé. Si bien no hay una respuesta a la pregunta de cuándo es más fácil viajar, la realidad es que los recién nacidos y los bebés pequeños generalmente se adaptan bastante bien a los cambios en los horarios de sueño y alimentación

Hemos descubierto que es más seguro que, después de las primeras semanas, los bebés tienden a dormir mejor cuando viajan por la noche que a la hora de la siesta. Si usted y su bebé pueden dormir en el avión, es posible que la mejor opción sea tomar un vuelo a altas horas de la noche.

Un boleto para pasear

La Administración Federal de Aviación (Federal Aviation Administration, FAA) no exige la compra de un boleto de avión para los niños menores de 2 años. Sin embargo, debido a que las turbulencias son la causa más común de lesiones no mortales en los pasajeros y los auxiliares de vuelo, según la FAA, los adultos, las cafeteras y las bandejas deben estar sujetas durante el vuelo. Y nosotros creemos que los bebés no deben ser la excepción. También, muchos bebés que por lo demás estarían contentos de estar sentados en sus asientos de seguridad y entretenerse o dormir tienden a tener expectativas mucho mayores de juego cuando se los tiene en brazos.

Recomendaciones de la FAA:

  • Un niño que pese menos de 20 libras debe usar un sistema de sujeción para niños (child restraint system, CRS) que mire hacia atrás.
  • Debe usarse un asiento de seguridad para niños que mire hacia adelante para los niños que pesen entre 20 libras y 40 libras.
  • La FAA también ha aprobado un dispositivo tipo arnés para los niños que pesen entre 22 libras y 44 libras.

Al comprar boletos de avión:

  • Comuníquese con la aerolínea para ver si hay descuentos disponibles para niños, porque la única forma de garantizar que pueda usarse un asiento de seguridad para niños durante el vuelo es comprarle un boleto al niño.

Antes de volar:

  • Verifique y asegúrese de que su CRS esté aprobado para su uso en un avión. Esta aprobación debe estar impresa en la etiqueta de información del sistema o en el dispositivo mismo.

Consejos para  viajar con un bebé en su regazo:

El lugar más seguro para un niño menor de dos años en un avión es el  asiento de seguridad para el auto, no el regazo de sus padres. Sin embargo, si de todos modos se encuentra buscando consejos para viajar con un bebé en su regazo, tenemos algunas pautas útiles para ofrecerle:

 

  • Elija su asiento de manera inteligente.  Un asiento del lado de la ventanilla está fuera del paso, pero no tiene un acceso tan fácil al pasillo. En un asiento del pasillo, tendrá que prestar atención a un segundo conjunto de partes del cuerpo para asegurarse de que la cabeza, los pies y las extremidades no sean golpeados por los carros de servicio ni las personas que pasen por el pasillo. Reserve los asientos del pasillo y de la ventanilla. Es más probable que el asiento del medio se mantenga desocupado.
  • Considere los beneficios adicionales. Con respecto a las opciones que sí tiene cuando se trata de las asignaciones de asientos, muchos padres luchan por sentarse en las filas que se encuentran ubicadas detrás del tabique, al frente de cada sección del avión. Estos asientos generalmente ofrecen más espacio del que hay entre el resto de las filas.
  • Arriésguese. Cuando se registre en la puerta de embarque, pregúntele al empleado que recibe los boletos si aún quedan asientos disponibles. Si quedan, tiene altas probabilidades de que sean asientos del medio y es posible que le dejen colocar el asiento de seguridad para el auto de su bebé en el asiento de la ventanilla que había reservado para usted.

 

En el aeropuerto

Descubrir cómo registrar a todos y a todas las cosas y llevarlos a la puerta de embarque requiere un poco de previsión. Muchas aerolíneas ahora requieren que los bebés sin un boleto pago reciban una tarjeta de embarque. Y, a pesar de lo incómodo que pueda parecer, las normas de seguridad ahora exigen que levante a su bebé del asiento de seguridad para el auto, aunque esté durmiendo plácidamente.

Estrategias para ahorrar tiempo que debería tener en cuenta:

  • Evite la posibilidad de estacionar y pida que lo alcancen cuando sea posible.
  • Si al final usted va manejando, el enfoque de “dividir y conquistar” permite que un adulto quede libre para estacionar mientras otro hace el registro (suponiendo que usted no viaja solo). Asegúrese de establecer un lugar de encuentro claramente definido antes de separase.
  • Aproveche al máximo las comodidades modernas, como el equipaje con ruedas, los carros tipo Smarte Carte y su paseador o portabebé.
  • Registre el equipo del bebé en la puerta de embarque, así tendrá un artículo menos que acarrear a bordo.

 

Cómo vestirse  para el vuelo

Recomendamos enérgicamente que se vista y que vista a su hijo con capas fáciles de poner y sacar, para estar preparado para cualquier condición que pueda producirse durante el vuelo. Al hacer su elección, recuerde que el acceso fácil y la comodidad son clave.

Los pantalones con cinturas elásticas fáciles de poner, los conjuntos con cremallera o las entrepiernas con broches fáciles de abrir son mucho más fáciles que las mallas y los mamelucos con cordones o botones en la espalda a la hora de cambiar pañales, especialmente es necesario hacerlo en lugares estrechos. 

Si todo lo que decide llevar con usted entra fácilmente en su equipaje de mano, esto reducirá significativamente la probabilidad de dejar un rastro de pertenencias a su paso.

Artículos para llevar en el equipaje de mano:

  • Suministro de pañales.
  • Una muda de ropa.
  • Manta o peluche preferidos.
  • Pañuelos o toallas de papel.

 

Cómo aliviar los oídos del bebé 

Afortunadamente para todos los involucrados, muchos bebés pequeños en realidad viajan bien durante el vuelo. Con respecto al dolor de oídos que causa el cambio de presión en la cabina, una gran cantidad de bebés nunca muestran ni un mínimo signo de molestias. Es útil saber que hay alternativas prácticas y realistas a mascar chicle que funcionan muy bien para los bebés cuando se trata de aliviar la presión en los oídos.

Ofrézcale el pecho; un chupete, chupón o chupo; o el biberón durante el despegue y el descenso inicial. Si debe usar el ingenio para tranquilizar a su hijo, consuélese sabiendo que el ruido de los motores generalmente limita hasta dónde de puede escuchar el llanto de un bebé. El ruido de la cabina de un avión ronda los 100 decibeles. Es incluso más fuerte durante el despegue. Usar motas de algodón o tapones pequeños para los oídos puede ayudar a disminuir el nivel de decibeles al que se expone su bebé. Como resultado, puede hacer que le sea más fácil dormir o relajarse.

Para obtener más información:

 

Última actualización
3/7/2014
Fuente
Adapted from Healthy Children Magazine, Winter 2007
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.