Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Seleccione un nuevo síntoma

Preguntas sobre las infecciones de oído

Definición de los síntomas

  • Recientemente, examinaron a su hijo y le diagnosticaron una infección en el oído medio
  • A usted le preocupa la fiebre, el dolor de oído u otros síntomas de su hijo que no mejoran rápidamente
  • Su hijo sigue tomando antibiótico para la infección de oído

Infecciones de oído (otitis media)

  • Definición: una infección en el oído medio (espacio detrás del tímpano)
  • Causa: obstrucción en la trompa de Eustaquio, que normalmente ocurre con el resfriado común. La trompa de Eustaquio conecta el oído medio con la parte detrás de la nariz. Dicha obstrucción se convierte en líquido en el oído medio (otitis vírica). Si el líquido está muy infectado (otitis bacteriana), éste se convierte en pus, el tímpano sobresale y aumenta el dolor.
  • Las infecciones de oído alcanzan su nivel más alto entre los 6 meses y los 2 años, y continúa siendo un problema común hasta los 8 años.
  • La aparición de las infecciones de oído culmina el 3er día del resfriado.
  • Prevalencia: el 90% de los niños padecen, como mínimo, 1 infección de oído. La recurrencia de las infecciones de oído se da en el 20% de los niños. Las infecciones de oído son el tipo de infección bacteriana más común de la infancia.

Síntomas

  • El síntoma principal es el dolor de oído.
  • Los niños más pequeños lloran, están inquietos o tienen dificultad para dormir debido al dolor.
  • Aproximadamente, el 50% de los niños que padecen de infección de oído tienen fiebre.
  • Complicaciones: entre el 5% y el 10% de los niños, la presión en el oído medio provoca la ruptura del tímpano y el drenaje de un líquido turbio o pus. Normalmente, este pequeño orificio sana en 2 o 3 días.

Regreso a la escuela

  • Un dolor de oído o infección de oído no es contagioso. Su hijo solamente debe quedarse en casa hasta que desaparezca la fiebre.

Si no, consulte estos temas:

 

Aviso legal: La intención de esta información no es la de reemplazar una consejería médica profesional. Solamente se provee con propósitos educativos. Usted asume completa responsabilidad de cómo utiliza esta información.  Para más información, haga clic aquí.

Autor y revisor en jefe: Barton D. Schmitt, M.D. La revisión del contenido clínico fue hecha por el revisor en jefe y por Healthpoint Medical Network.
Se revisó por última vez: 6/1/2011
Última versión revisada: 8/1/2011 3:41:54 pm
Contenido básico: Pediatric HouseCalls Symptom Checker
Versión: 2012
Derechos de autor 1994-2012 Barton D. Schmitt, M.D.

¿Cuándo debo llamar?

Llame al 911 ahora (su niño pudiera necesitar una ambulancia), si

  • No se está moviendo o está muy débil

Llame a su médico ahora (día o noche), si

  • Su niño(a) se ve o actúa muy enfermo
  • El cuello está rígido (no puede tocar el pecho con la barbilla)
  • Se tambalea al caminar
  • Tiene fiebre mayor de 40º C (104º F) y no ha mejorado después de 2 horas de haber tomado medicamento para la fiebre
  • El dolor de oído es severo y no mejora 2 horas después de haberle dado ibuprofeno
  • El llanto es inconsolable y no mejora 2 horas después de haberle dado ibuprofeno
  • Tiene un nuevo episodio de hinchazón de color rosa o roja detrás del oído
  • Sonrisa torcida (debilidad en 1 lado de la cara)
  • Tiene un nuevo episodio de vómito (EXCEPCIÓN: vomita después de toser mucho)
  • Usted cree que un médico necesita ver al niño(a) urgentemente

Llame a su médico en un lapso de 24 horas (entre 9 am y 4 pm), si

  • Usted cree que un médico necesita ver al niño(a), pero no urgentemente
  • Toma antibióticos durante más de 48 horas y continúa teniendo fiebre o ésta regresa
  • Toma antibióticos durante más de 3 días y el dolor de oído no mejora o regresa
  • Si después de tomar antibióticos durante más de 3 días y el drenaje del oído continúa o regresa

Llame a su médico durante la semana en horas de oficina, si

  • Usted tiene otras preguntas o inquietudes

Necesita atención de los padres en casa, si

  • Infección de oído sin complicaciones y usted no cree necesario que un médico vea al niño(a)
  • Pérdida auditiva debido a la infección de oído
  • Prevención de las infecciones de oído
  • Preguntas sobre la cirugía de los tubos en los oídos

 

 

Aviso legal: La intención de esta información no es la de reemplazar una consejería médica profesional. Solamente se provee con propósitos educativos. Usted asume completa responsabilidad de cómo utiliza esta información. Para más información, haga clic aquí.

Autor y revisor en jefe: Barton D. Schmitt, M.D. La revisión del contenido clínico fue hecha por el revisor en jefe y por Healthpoint Medical Network.
Se revisó por última vez: 6/1/2011
Última versión revisada: 8/1/2011 3:41:54 pm
Contenido básico: Pediatric HouseCalls Symptom Checker
Versión: 2012
Derechos de autor 1994-2012 Barton D. Schmitt, M.D.

 

Atención en el hogar

Tratamiento para una infección del oído

  1. Tranquilícese:
    • La mayoría de infecciones de oído no mejoran con la primera dosis de antibiótico.
    • Con frecuencia, no hay mejoría el primer día.
    • Los niños mejoran gradualmente en 2 o 3 días.
    • Nota: quizá no sea necesario administrar antibióticos a los niños mayores de 2 años que padecen de infecciones de oído leves.
  2. Continúe administrando el antibiótico:
    • El antibiótico eliminará la bacteria que causa la infección de oído.
    • Intente no olvidarse de ninguna dosis.
    • Administre el antibiótico hasta que el frasco esté vacío (o se terminen las pastillas). (Motivo: prevenir que la infección de oído regrese otra vez).
  3. Medicamento para el dolor: Para aliviar el dolor de oído o para la fiebre mayor de 39°C (102°F), dele acetaminofén (p. ejemplo, Tylenol) o ibuprofeno cuando sea necesario. (Vea tabla de dosis).
  4. Frío local:
    • Ponga una compresa fría o una toalla mojada fría sobre la parte externa del oído por 20 minutos para reducir el dolor mientras el medicamento hace efecto.
    • Nota: algunos niños(as) prefieren compresas calientes por 20 minutos.
    • Advertencia: la aplicación de compresas calientes o frías durante mucho tiempo puede causar quemaduras o congelación.
  5. Gotas para los oídos: 3 gotas de gotas recetadas para los oídos o gotas de aceite de oliva normalmente alivian el dolor que no se mejoró con medicamento para dolor. Si su hijo(a) tiene tubos en los oídos o tiene el tímpano perforado, no use las gotas.
  6. Restricciones:
    • Su hijo puede salir y no necesita taparse los oídos.
    • Puede nadar, siempre y cuando no tenga una perforación en el tímpano (desgarre) ni drenaje del oído.
    • Los niños que padecen de infección de oído pueden viajar en avión sin ningún problema, siempre y cuando tomen antibióticos. La mayoría no experimentan más dolor de oído al volar.
    • Dele una dosis de ibuprofeno 1 hora antes de que el avión despegue para aliviar cualquier molestia que pueda tener. Además, durante el descenso (antes de aterrizar) haga que su hijo beba líquidos, chupe un chupón o mastique chicle.
  7. Contagio: Su hijo podrá regresar a la escuela o guardería cuando se sienta mejor y ya no tenga fiebre. Las infecciones de oído no son contagiosas.
  8. Curso esperado: Si le administra el antibiótico, tal y como se indicó, la fiebre desaparecerá a los 2 días (48 horas). El dolor de oído debería mejorar al segundo día, y al tercer día ya debería desaparecer por completo (72 horas).
  9. Drenaje del oído:
    • Si el conducto auditivo drena pus o un líquido turbio significa que el tímpano tiene un pequeño desgarre ocasionado por la presión de la infección de oído. Normalmente, eso también ocurre si su hijo tiene los tubos en los oídos.
    • El pus puede tener un matiz de sangre.
    • Normalmente, esto sana bien después del tratamiento para la infección de oído.
    • Limpie el pus en cuanto vaya saliendo.
    • Evite tapones de algodón. (Razón: retener el pus puede causar infección en el canal auditivo.)
  10. Llame a su médico, si:
    • La fiebre dura más de 2 días aunque tome antibióticos
    • El dolor de oído empeora o no puede consolar el llanto
    • El dolor de oído dura más de 3 días aunque tome antibióticos
    • El drenaje de oído no mejora después de tomar antibióticos durante 3 días
    • Su niño(a) empeora

Tratamiento para la pérdida auditiva relacionada con la infección de oído

  1. Pérdida auditiva temporal:
    • Durante una infección de oído, el líquido se acumula en el espacio del oído medio, en lugar de drenar hacia la parte detrás de la nariz, como ocurre normalmente. 
    • Este líquido puede causar pérdida auditiva leve temporal.
    • Ésta mejorará gradualmente y debería resolverse con el tratamiento antibiótico.
    • En algunos niños, es posible que el líquido tarde más tiempo en desaparecer, incluso aunque el líquido ya no esté infectado. En el 90% de los niños desaparece por sí solo en 1 ó 2 meses.
    • Es muy raro que las infecciones de oído afecten la audición de manera permanente.
  2. Hable con su hijo:
    • Acérquese a su hijo y mírele a los ojos.
    • Hable en voz más alta de lo que habla normalmente.
    • Cuando hable con su hijo disminuya el ruido de fondo, ya sea de la radio o la televisión.
  3. Llame a su médico, si:
    • Pérdida auditiva que no mejora después de terminar el tratamiento antibiótico.

Prevención de infecciones de oído en el futuro

  1. Cabe recalcar que: algunos niños padecen de infecciones de oído recurrentes. Si su hijo padece muchas infecciones de oído, a continuación se presentan algunas ideas para prevenirlas en el futuro.
  2. Evite el humo de tabaco: Proteja a su hijo del humo del tabaco, ya que éste aumenta la frecuencia y gravedad de las infecciones de oído. Asegúrese de que nadie fuma en su casa ni en la guardería.
  3. Evite que padezca demasiados resfriados:
    • La mayoría de infecciones de oído empiezan con un resfriado. Durante el primer año de vida de su hijo, evite el contacto con otros niños que están resfriados.
    • Durante el primer año, intente no llevarlo a guarderías grandes con muchos niños y contrate una niñera que vaya a su casa o llévelo a una guardería pequeña ubicada en un hogar.
  4. Lactancia:
    • Amamante a su hijo durante los primeros 6 a 12 meses de vida.
    • Los anticuerpos que se encuentran en la leche materna disminuyen el índice de las infecciones de oído.
    • Si está amamantando, continúe haciéndolo.
    • Si no está amamantando, téngalo en cuenta si tiene otro hijo.
  5. Evite que el biberón se sostenga por si solo:
    • Durante las alimentaciones, sostenga la cabeza del bebé más elevada que el estómago.
    • Alimentarlo en posición horizontal puede causar que la fórmula regrese hacia la trompa de Eustaquio.
    • Si permite que el bebé sostenga el biberón, la leche también puede drenar en el oído medio.
  6. Vacune a su hijo contra todas las enfermedades que le recomienden: Las vacunas antineumocócica y antigripal protegerán a su hijo contra enfermedades graves y algunas infecciones de oído.
  7. Controlar las alergias: Si su bebé continuamente tiene goteo nasal, tenga en cuenta que las alergias pueden un ser un factor que contribuye a las infecciones de oído. Si su hijo tiene otras alergias, como por ejemplo eccema, el médico puede hacerle pruebas para determinar si tiene alergias a la proteína de la leche o la soya.
  8. Evaluar cualquier tipo de ronquido:
    • Si su hijo ronca cada noche o respira por la boca, quizá tenga el adenoides grande.
    • Si el adenoides es grandes, éste pueden contribuir a las infecciones de oído.
    • Consulte con el médico acerca de este tema.

Preguntas acerca de la cirugía de tubos para los oídos

  1. Los tubos de ventilación:
    • Los tubos de ventilación son unos tubitos de plástico pequeños que el cirujano otorrinolaringólogo coloca a través del tímpano.
    • Estos tubos permiten que el líquido drene en el espacio del oído medio y que el aire pueda entrar de nuevo.
    • De esta manera, disminuye el riesgo de recurrencia de las infecciones de oído y la audición vuelve a la normalidad.
  2. Indicaciones para los tubos de ventilación:
    • El líquido está presente en el oído medio, continuamente, durante más de 4 meses y en ambos oídos.
    • Además, se documenta que el líquido causó una pérdida auditiva superior a 20 decibeles. El motivo para realizar la prueba auditiva es que la audición de algunos niños que presentan líquido en los oídos es casi normal y no necesitan los tubos.
    • Hay una indicación aparte para las infecciones de oído frecuentes o infecciones de oído que no desaparecen después de administrar múltiples antibióticos.
    • Antes de realizar la cirugía deben considerarse las técnicas de prevención.
    • Hable con el médico de su hijo acerca de las posibles indicaciones para los tubos en los oídos.
  3. Curso esperado:
    • Normalmente, los tubos salen y se quedan en el conducto auditivo un año después aproximadamente. Después, salen del conducto auditivo con el movimiento normal del cerumen.
    • Si los tubos permanecen en el tímpano durante más de 2 años, es posible que el cirujano tenga que quitárselos.
  4. Riesgos de los tubos de ventilación:
    • Una vez los tubos se caen, es posible que formen una cicatriz o un orificio pequeño en el tímpano que no sane. Ambos problemas pueden causar una pequeña pérdida auditiva.
    • Debido a las posibles complicaciones y la necesidad de administrar anestesia a los niños pequeños antes de la operación, los médicos solamente recomiendan los tubos de ventilación para esos niños que realmente lo necesitan

Y recuerde, llame a su médico si su niño(a) presenta cualquiera de los síntomas indicados en "Llame a su médico”.

Para encontrar un pediatra, haga clic aquí.

 

Aviso legal: La intención de esta información no es la de reemplazar una consejería médica profesional. Solamente se provee con propósitos educativos. Usted asume completa responsabilidad de cómo utiliza esta información. Para más información, haga clic aquí.
 
Autor y revisor en jefe: Barton D. Schmitt, M.D. La revisión del contenido clínico fue hecha por el revisor en jefe y por Healthpoint Medical Network.
Se revisó por última vez: 6/1/2011
Última versión revisada: 8/1/2011 3:41:54 pm
Contenido básico: Pediatric HouseCalls Symptom Checker
Versión: 2012
Derechos de autor 1994-2012 Barton D. Schmitt, M.D.

 

Seleccione un nuevo síntoma