Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Definición de los síntomas

  • La congelación es una lesión de la piel debida al frío intenso

Síntomas

  • Los síntomas de un congelamiento leve son: frío, hormigueo y dolor en la piel.
  • El congelamiento serio ocasiona piel blanca, endurecida y completamente adormecida; puede ser peligroso y siempre requiere atención médica después de recuperado el calor normal del cuerpo.
  • Las áreas más comunes de congelamiento son los dedos del pie, los de mano, la punta de la nariz, las orejas o los pómulos.

Causa

  • Los nervios, los vasos sanguíneos y las células de la piel en alguna parte del cuerpo quedan temporalmente congelados.
  • Las orejas, la nariz, los dedos de pies y manos son las partes más vulnerables.

Severidad de la Congelación - La congelación tiene las misma clasificación que las quemaduras:

  • Congelamiento Leve: Frío, hormigueo y piel adolorida.
  • Primer grado: Piel blanca, endurecida (con apariencia de cera) mientras está congelada; algo de enrojecimiento e hinchazón cuando ya se recobra el calor normal.
  • Segundo grado: Igual que las de primer grado pero después de 24 horas quedan o aparecen ampollas.
  • Tercer grado: Ampollas hemorrágicas (que sangran) hasta causar la muerte de las células de la piel (necrosis)

La Hipotermia

  • El congelamiento y la hipotermia son dos problemas médicos diferentes e independientes uno del otro.
  • El congelamiento se da cuando hay una lesión en la piel debido al frío intenso pero la temperatura corporal puede estar normal.
  • En cambio la hipotermia es un descenso brusco de la temperatura del cuerpo y es posible que no haya congelamiento. La hipotermia se da cuando la temperatura corporal baja a más de 35º centígrados (menos de 95º F) tomada en el recto y puede ocasionar la muerte si no se atiende.

Factores que contribuyen al congelamiento

  • Condiciones médicas: Los pacientes con diabetes, la enfermedad de Raynaud, y los que han tenido congelaciones en el pasado, corren mayor riesgo.
  • Contacto: La congelación es peor si la piel o la ropa están mojadas a la hora de estar expuesto al frío intenso. Tocar con las manos descubiertas algún metal frío o algún producto volátil (como la gasolina) almacenado a la intemperie cuando el clima está bajo cero puede causar un congelamiento casi inmediato.
  • Duración del contacto: Entre más tiempo esté expuesto al frío, mayor es la pérdida de calor y la probabilidad de quemadura por congelación. La velocidad del viento en un día frío (la sensación térmica) también determina la rapidez en que ocurre la quemadura por congelación.

Consejos para administrar primeros auxilios: congelamiento

Caliente el área congelada con compresas calientes

  • Entre a un cuarto con calefacción.
  • Para el congelamiento de las extremidades (dedos de pies o manos): coloque la parte congelada en agua caliente en la bañera o el lavamanos del baño para mayor rapidez. El agua deberá estar bien caliente, de 40 a 42 grados centígrados (104 a 108 F) pero no hirviendo o mucho muy caliente que le pueda ocasionar quemaduras. Mantenga la parte afectada en esta agua alrededor de 30 minutos que es lo que se necesita para que se reanude la circulación y el color rosa de la piel regrese al área afectada.
  • Para el congelamiento de la cara (orejas, nariz): Aplique una tela mojada en agua caliente a la parte congelada de la cara. Haga esto hasta que regrese el color rosa de la piel lo que indica que ya hay circulación (generalmente unos 30 minutos).

Nota: No caliente el área congelada si cree que hay posibilidad de que se vuelva a congelar.

Primeros auxilios para el congelamiento mientras llega a un centro de salud:

  • Envuelva la parte congelada en una cobija caliente o en gasas limpias.
  • Proteja el área de algún golpe o lesión.
  • Evite caminar si los pies están congelados (Razón: puede lesionar más los tejidos)

Primeros auxilios para la hipotermia:

  • Quítese la ropa mojada
  • Envuelva la parte afectada en una cobija caliente, o incluso en periódico.
  • Busque un lugar caliente (su casa, un edificio con calefacción, el carro, la tienda de campaña, etc.).

 

Aviso legal: La intención de esta información no es la de reemplazar una consejería médica profesional. Solamente se provee con propósitos educativos. Usted asume completa responsabilidad de cómo utiliza esta información.  Para más información, haga clic aquí.
 

 

Autor y revisor en jefe: Barton D. Schmitt, M.D. La revisión del contenido clínico fue hecha por el revisor en jefe y por Healthpoint Medical Network.
Se revisó por última vez: 7/4/2011
Última versión revisada: 8/1/2011 3:42:25 pm
Contenido básico: Pediatric HouseCalls Symptom Checker
Versión: 2012
Derechos de autor 1994-2012 Barton D. Schmitt, M.D.

 

¿Cuándo debo llamar?

Llame al 911 ahora (su niño pudiera necesitar una ambulancia), si

  • Pierde el conocimiento
  • Su habla es ininteligible
  • Piensa confusamente
  • No tiene equilibrio, o se cae
  • Su temperatura es menos de 35 grados C (o menos de 95 F) tomada en el recto o menos de 34.4 grados C (94 grados F)

Llame a su médico ahora (día o noche), si

  • Usted piensa que su hijo(a) tiene una lesión seria
  • La piel aparece blanca, dura y completamente adormecida (antes de calentarla)
  • El color de la piel y la sensación no retornan a su normalidad después de una hora de calentamiento
  • El temblor del cuerpo persiste por más de 10 minutos después de recalentarse y secarse
  • El dolor intenso persiste después de calentarse nuevamente y tomar medicina para el dolor
  • Si ha estado expuesto a un frío inusualmente intenso y hay algunos otros síntomas
  • El área se ve infectada (por ejemplo, hay enrojecimiento que se extiende, estrías rojas, pus, etc.)
  • Usted cree que un médico necesita ver al niño(a) urgentemente

Llame a su médico en un lapso de 24 horas (entre 9 am y 4 pm), si

  • Usted cree que un médico necesita ver al niño(a), pero no urgentemente
  • La parte congelada desarrolla ampollas

Llame a su médico durante la semana en horas de oficina, si

  • Usted tiene otras preguntas o inquietudes

Necesita atención de los padres en casa, si

  • El congelamiento es leve y usted no cree que un médico necesite ver al niño(a)

 

 

Aviso legal: La intención de esta información no es la de reemplazar una consejería médica profesional. Solamente se provee con propósitos educativos. Usted asume completa responsabilidad de cómo utiliza esta información. Para más información, haga clic aquí.
 
 
Autor y revisor en jefe: Barton D. Schmitt, M.D. La revisión del contenido clínico fue hecha por el revisor en jefe y por Healthpoint Medical Network.
Se revisó por última vez: 7/4/2011
Última versión revisada: 8/1/2011 3:42:25 pm
Contenido básico: Pediatric HouseCalls Symptom Checker
Versión: 2012
Derechos de autor 1994-2012 Barton D. Schmitt, M.D.

 

 

 

 

Atención en el hogar

Consejos para el cuidado en casa de un congelamiento leve

Tranquilícese: Una quemadura por congelación significa que los nervios y la piel se congelan temporalmente. La mayoría de estas quemaduras son leves y responden al calor.

Calentamiento -
Vuelva a calentar el área rápidamente con compresas calientes:

  • Busque un cuarto con calefacción.
  • Para la congelación de una extremidad (dedos de pies o de manos): Colóquelos en agua bien caliente. Use la bañera o el lavamanos del baño para mayor rapidez. El agua debe estar bien caliente (de 40 a 42 grados C o de 104 a 108 F), pero tenga precaución de que el agua no esté tan caliente que ocasione quemaduras. La inmersión en agua caliente deberá continuar hasta que retorne el color rosa a la piel lo que indica que ya se reanudó la circulación sanguínea (por lo regular durante 30 minutos). A estas alturas, el adormecimiento ya deberá desaparecer.
  • Para el congelamiento de La cara (orejas, nariz): Aplique una tela mojada en agua caliente a la parte congelada de la cara. Haga esto hasta que regrese el color rosa de la piel lo que indica que ya hay circulación (generalmente unos 30 minutos).
  • Cuando la congelación es severa, los últimos 10 minutos de recalentamiento son bastante dolorosos.
  • Si no está usando la bañera, cúbrase con bastantes cobijas para mantener el resto del cuerpo de su niño caliente.

Tratamiento de la congelación: errores comunes

  • Un error común es aplicar nieve al área congelada o darle masaje. Ambas medidas pueden causar daño a los tejidos que comienzan a descongelarse.
  • No use calor seco como el de una lámpara, el de un calentón eléctrico o una almohadilla eléctrica porque la piel congelada no siente y puede haber quemaduras.
  • No caliente el área afectada si hay una gran posibilidad de que se va a congelar nuevamente en las siguientes dos horas. Esto causa más daño que el descongelar una vez solamente. 

Tome líquidos Calientes: Insista en tome líquidos calientes como un chocolate caliente.

Ibuprofeno: Para la verdadera quemadura por congelación, dele ibuprofeno para aliviar el dolor (vea la tabla de dosis).

Ungüento se sábila (Aloe Vera): Aplique ungüento de sábila al área afectada dos veces al día durante 5 días.

Prevención del congelamiento: (especialmente importante en los niños con anteriores quemaduras por congelación).

  • La sensibilidad al frío y la recurrencia de quemaduras por congelación son comunes después de una quemadura por congelación grave.
  • Para las temperaturas frías, use varias capas de ropa. La primera capa debe ser de ropa interior térmica y las capas exteriores deben ser resistentes al agua. Las capas de ropa deberán ser cómodas, flojas y sin apretar. Los guantes tipo manopla donde cabe toda la mano son más calientes que los guantes regulares donde se introducen todos los dedos en su orificio correspondiente. Evite los zapatos apretados o los guantes apretados porque pueden interferir con la circulación.
  • Use gorra porque más del 50% del calor corporal se pierde por la cabeza.
  • Cámbiese de guantes y calcetines mojados tan pronto como le sea posible.
  • Enseñe a su hijo a reconocer las señales tempranas de las quemaduras por congelación. Dígale que el hormigueo y el entumecimiento son señales de que el cuerpo que no está vestido adecuadamente para el clima y debe refugiarse en el interior de algún sitio.

Llame a su médico, si:

  • El color y la sensación no regresan a su normalidad después de una hora de recalentamiento
  • La parte congelada desarrolla ampollas

Y recuerde, llame a su médico si su niño(a) presenta cualquiera de los síntomas indicados en "Llame a su médico”.

 

 

Aviso legal: La intención de esta información no es la de reemplazar una consejería médica profesional. Solamente se provee con propósitos educativos. Usted asume completa responsabilidad de cómo utiliza esta información. Para más información, haga clic aquí.
 
 
Autor y revisor en jefe: Barton D. Schmitt, M.D. La revisión del contenido clínico fue hecha por el revisor en jefe y por Healthpoint Medical Network.
Se revisó por última vez: 7/4/2011
Última versión revisada: 8/1/2011 3:42:25 pm
Contenido básico: Pediatric HouseCalls Symptom Checker
Versión: 2012
Derechos de autor 1994-2012 Barton D. Schmitt, M.D.
 

 

 

 

 

Imágenes

Consejos para administrar primeros auxilios: congelamiento

Caliente el área congelada con compresas calientes

  • Entre a un cuarto con calefacción.
  • Para el congelamiento de las extremidades (dedos de pies o manos): coloque la parte congelada en agua caliente en la bañera o el lavamanos del baño para mayor rapidez. El agua deberá estar bien caliente, de 40 a 42 grados centígrados (104 a 108 F) pero no hirviendo o mucho muy caliente que le pueda ocasionar quemaduras. Mantenga la parte afectada en esta agua alrededor de 30 minutos que es lo que se necesita para que se reanude la circulación y el color rosa de la piel regrese al área afectada.
  • Para el congelamiento de la cara (orejas, nariz): Aplique una tela mojada en agua caliente a la parte congelada de la cara. Haga esto hasta que regrese el color rosa de la piel lo que indica que ya hay circulación (generalmente unos 30 minutos).

Nota: No caliente el área congelada si cree que hay posibilidad de que se vuelva a congelar

Derechos de autor 2000-2012.  Self Care Decisions, LLC.  Utilizado con permiso/autorización

 

 

Aviso legal: La intención de esta información no es la de reemplazar una consejería médica profesional. Solamente se provee con propósitos educativos. Usted asume completa responsabilidad de cómo utiliza esta información. Para más información, haga clic aquí.
 
 
Autor y revisor en jefe: Barton D. Schmitt, M.D. La revisión del contenido clínico fue hecha por el revisor en jefe y por Healthpoint Medical Network.
Se revisó por última vez: 7/4/2011
Última versión revisada: 8/1/2011 3:42:25 pm
Contenido básico: Pediatric HouseCalls Symptom Checker
Versión: 2012
Derechos de autor 1994-2012 Barton D. Schmitt, M.D.

 

 

 

 

Seleccione un nuevo síntoma