Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

¿Qué afecta el contenido de la leche materna?

Las mujeres embarazadas suelen prestar mucha atención a su dieta, ya que cada alimento, bebida y fármaco que consumen puede pasar al bebé. Por suerte, este no es exactamente el caso de la leche materna.

La leche materna se produce desde las glándulas mamarias en sus mamas, no directamente de las sustancias que usted consume. Estas glándulas hacen uso de los recursos disponibles en forma de nutrientes de su dieta y de las reservas de nutrientes de su cuerpo. Si su dieta contiene calorías o nutrientes insuficientes para alimentarlos completamente a usted y a su bebé lactante, sus glándulas mamarias serán las primeras en servirse de los nutrientes disponibles en su cuerpo para producir leche materna altamente nutritiva. A usted, le dejarán las sobras. Por lo tanto, es probable que una dieta que no sea la ideal no afecte a su hijo lactante, pero puede poner a su cuerpo en riesgo nutricional. (Si le preocupa la posibilidad de no estar obteniendo la cantidad apropiada de nutrientes, hable con su médico o nutricionista sobre cómo mejorar su dieta o la posibilidad de tomar suplementos).

Las glándulas mamarias y las células que producen leche también ayudan a regular qué cantidad de lo que usted come y bebe llega efectivamente a su bebé. El consumo moderado de café, té, refrescos con cafeína y un vaso de vino o de otra bebida alcohólica en forma ocasional está permitido durante la lactancia materna. Sin embargo, algunos bebés son más sensibles que otros. Por eso, debe vigilar de cerca a su bebé para ver cómo reacciona. También tranquiliza saber que los fármacos inyectados para bloqueos epidurales y otros tipos de anestesia regional durante el parto no pasan a la leche materna en una cantidad suficiente como para causar daños a largo plazo. Sin embargo, pueden hacer que su bebé se sienta un poco adormecido al principio. En los casos en que se usa anestesia general, debe informar con anticipación a su anestesiólogo o un médico obstetra acerca de sus planes de amamantar.

La mayoría de los medicamentos son seguros de tomar durante la lactancia materna, pero hay algunos —incluidas algunas sustancias de venta sin receta— que pueden ser perjudiciales para el bebé. Estos no siempre son los mismos medicamentos que son peligrosos para las mujeres embarazadas. Por lo tanto, asegúrese de obtener aprobación para todos los medicamentos por parte de su médico y del pediatra de su bebé. No debe permitirse tomar alcohol en exceso ni ningún tipo de droga recreativa o medicamento que no haya sido aprobado por su pediatra, ya que una cantidad suficiente de estos podría pasar al bebé y causar daños graves.  

 

Última actualización
4/2/2014
Fuente
New Mother's Guide to Breastfeeding, 2nd Edition (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.