Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Edades & Etapas

Con toda la energía que su hijo pequeño usa, su estómago no puede guardar lo suficiente para evitar que le dé hambre entre comidas. Muchos niños necesitan una merienda en la mañana y una en la tarde, lo cual debe ser programado para que no interfiera con el almuerzo o la cena. Las meriendas deben incluir un balance satisfactorio de alimentos saludables.

Meriendas saludables para niños pequeños

 Frutas frescas
  • Manzanas, bananas, duraznos, nectarinas, peras (en trozos)
  • Cerezas, uvas, ciruelas (en trozos o machacadas y sin semillas)
  • Gajos de naranja o toronja (en pedazos)
  • Fresas
 Frutas secas
  • Manzanas, albaricoques, duraznos, peras (cortados)
  • Dátiles, ciruelas pasas (sin semilla, cortadas)
  • Pasas
Verduras
  • Zanahorias, ejotes (bien cocidos, en trocitos)
  • Brócoli y coliflor al vapor
  • Camote (cocido y en trocitos)
  • Arvejas (machacadas por seguridad; un niño puede inhalar arvejas enteras)
  • Papas (cocidas y en trocitos)
Productos lácteos
  • Queso (rallado o en trocitos)
  • Requesón
  • Yogur, fresco o congelado
  • Leche
Panes y cereales
  • Pan de trigo integral
  • Rosquillas cortadas en pedazos pequeños
  • Galletas de soda (saladas, ligeramente dulces, de granos integrales)
  • Cereal seco
  • Pretzels
  • Galletas de arroz
Grupo de carnes/proteína
  • Pescado (sardinas, salmón, atún en lata; pescado blanco)
  • Mantequilla de maní (suave, en capa delgada sobre pan o galleta de soda)

Meriendas a evitar 

A los niños pequeños les cuesta manipular la mayoría de verduras crudas, y algunas como las zanahorias, los tomates cherry enteros, los ejotes enteros y el apio, representan un grave riesgo de asfixia para ellos. Pero no hay motivo para que un niño pequeño no disfrute verduras bien cocidas cortadas en pedazos manejables. Los pedazos grandes de cualquier comida y las cucharadas llenas de mantequilla de maní son peligrosos y no se le deben dar a ningún niño menor de 4 años de edad; el mismo consejo es igual de importante para cualquier tipo de nuez, maní o palomitas de maíz porque los niños no pueden triturar la comida y reducirla a una consistencia segura para tragar. Los trozos de mantequilla de maní se pueden pegar a su paladar y terminar ahogándolos.

 

Última actualización
5/28/2014
Fuente
Nutrition: What Every Parent Needs to Know (Copyright © American Academy of Pediatrics 2011)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.