Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Una de las dificultades para el diagnóstico del asma en los bebés y lo niños pequeños es que no es muy fácil medir la función pulmonar en niños pequeños. Así que al tratar de hacer un diagnóstico, el pediatra dependerá en gran medida en los síntomas de su hijo y en otra información.

La sibilancia, tos o respiración rápida

Su pediatra le preguntará si su bebé sufre de sibilancia, tos o respira rápido cuando está "resfriado," está en contacto con los animales o en un lugar que esté recargado de humo o polvo. Asegúrese de informarle a su pediatra de cualquier tos excesiva que el niño tenga, particularmente durante la noche, lo mismo que sobre cualquier tos prolongada después de un "resfriado", incluso si no hay sibilancia, porque el asma puede manifestarse aunque la tos sea el único síntoma.

Historial médico de su familia

El pediatra también le preguntará si usted u otros miembros de la familia sufren de asma, fiebre del heno o eczema o si hay alguien en la familia que sufre de bronquitis recurrente o problemas de sinusitis.

Cuando el asma no es la causa

Su pediatra escuchará atentamente para asegurarse de que los sonidos que su bebé está haciendo vienen de las vías respiratorias de los pulmones y no de la laringe, situada más arriba en la garganta o de la nariz. A veces los bebés hacen ruido cuando respiran debido a la laryngotracheomalacia, una debilidad temporal en el cartílago situado cerca de las cuerdas vocales. Con el tiempo se curan a medida que los tejidos se vuelven más firmes. Si su bebé empieza a sufrir de sibilancia como resultado de aspirar o inhalar un objeto foráneo (por ejemplo, un poco de comida, un juguete pequeño) que se ha atorado en el tubo bronquial, su hijo necesitará de atención médica de urgencia. Afecciones poco comunes relacionadas con precocidad del desarrollo de las vías respiratorias también pueden causar sibilancias en los niños. En general, una tos sin explicación y frecuente o diaria en los niños puede indicar una enfermedad grave y debe ser evaluada por su pediatra o neumólogo pediátrico.

Crecimiento & desarrollo

Su pediatra examinará a su bebé para asegurarse de que mantiene una tasa de crecimiento y desarrollo satisfactoria. La mayoría de los niños con asma progresan bien y fuera del asma crecen sanos. Si a su pediatra le preocupa que su bebé esté creciendo muy lentamente o que no esté progresando normalmente, le ordenará exámenes para detectar otras afecciones distintas al asma. Ciertas pruebas, incluyendo una prueba de sudor para descartar una fibrosis quística, pueden ser necesarias si su médico quiere cerciorarse de que su respiración sibilante y los síntomas del pecho no son causados por una enfermedad con síntomas parecidos al asma.

Radiografías del pecho

Las radiografías del pecho pueden ordenarse durante el primer encuentro de su bebé con las sibilancias para estar seguros de que no existe algún problema en los pulmones. Si se hace un diagnóstico del asma, no es usual que se requieran nuevas radiografías porque el problema está relacionado con los tubos bronquiales que no se pueden ver muy bien en las radiografías.

Pruebas de alergia

Es probable que su pediatra no recomiende la prueba de alergia de inmediato para su bebé a no ser que usted sospeche que las sibilancias siempre ocurren después de que su hijo ha estado en contacto con un elemento o objeto, como un animal o cuando ha consumido cierto alimento. Sin embargo, tenga en cuenta que es muy raro que las alergias a los alimentos causen asma en los bebés y los niños pequeños, aunque puede ser un desencadenante para el eczema.

Medicamentos y tratamiento para el asma

Algunas veces la mejor forma y la más fácil de diagnosticar el asma en un niño pequeño es tratarla con terapias para el asma para ver si el niño se mejora. Esto se debe en su mayoría que los medicamentos para el asma sólo sirven para tratar el asma y no otras afecciones. Si observa mejoría, el asma es el diagnóstico probable. Si este es el planteamiento que se ha tomado con su hijo, ayude a su pediatra monitorear los síntomas de su hijo cuidadosamente para poder así proporcionar buena información sobre si los medicamentos le han servido.

 

 

Última actualización
7/29/2014
Fuente
Guide to Your Childs Allergies and Asthma (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.