Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Cirugía

El propósito de la cirugía es eliminar completamente el cáncer y un tejido del margen libre del tumor; o, si el tumor no puede eliminarse totalmente o lograrse un margen claro, eliminar la mayor cantidad posible, para que la medidas subsecuentes tales como quimio o radioterapia puedan ser más eficaces.

Terapia de radiaciones:

La radioterapia externa destruye las células del tumor al utilizar un haz estrecho de rayos X de alta energía de una máquina especial.

Quimioterapia

La palabra quimioterapia significa literalmente “terapia con medicamentos”, pero se ha vuelto sinónimo de tratamiento contra el cáncer. La cirugía y la radioterapia tratan el cáncer de manera local; la quimioterapia es usualmente una terapia sistémica. Ingeridas de manera oral o inyectada, las sustancias químicas persiguen las células vagabundas del tumor en cualquier lugar del cuerpo y detienen su proliferación. Puede que a su joven le receten un único medicamento, pero es probable que reciba quimioterapia combinada de dos, tres o tal vez más medicamentos. Un régimen utilizado para linfoma linfoblástico avanzado consiste en no menos de diez medicamentos.

Los agentes anticancerígenos deben su eficacia al hecho de que se enfocan en las células que se dividen rápidamente. Aunque las células malignas sufren el mayor daño, las células normales en el recubrimiento del tracto digestivo, los glóbulos blancos y el cabello también están altamente activos y también pueden sufrir los efectos de los agentes de la quimio. Por eso, síntomas tales como náusea, poca resistencia contra la infección, llagas en la boca, diarrea y pérdida del cabello pueden acompañar a los tratamientos. La radiación también se dirige a las células que se dividen rápidamente, pero el efecto adverso tiende a ser limitado al área o campo de tratamiento.

Si se define sin mucha restricción, la quimioterapia puede decirse que incluye agenteshormonales y medicamentos inmunológicos . Este último grupo, bastante considerado en algunos lugares como el futuro del tratamiento contra el cáncer, ha sido lento en cumplir su promesa. El principio detrás de la inmunoterapia es fortalecer el sistema inmunológico del cuerpo contra los intrusos, o dirigir los anticuerpos (con o sin un medicamento adherido) a la superficie de las células cancerígenas. Por el momento, los inmunológicos deben suponer que su lugar es como tratamientos de vanguardia.

Trasplante de médula ósea (TMO)

El trasplante de médula ósea tiene dos funciones en el tratamiento contra el cáncer. Para la leucemia, puede ser una terapia curativa, al reemplazar la médula ósea enferma con una nueva retirada del hueso de la cadera de un familiar de un donante que sea compatible, luego inyectada en el torrente sanguíneo del paciente.

Para otros cánceres pediátricos, el TMO posibilita que los jóvenes reciban dosis de quimio o radioterapia más altas de lo normal. El aumento en la cantidad de medicamentos elimina más células cancerígenas pero también destruyen la médula ósea, la cual debe reponerse con células saludables de médula ósea, con frecuencia del mismo paciente. Puede escuchar que se refieren a este procedimiento como quimioterapia de alta dosis con apoyo de células madre. Las células madre son las células sin desarrollar en la médula ósea que maduran en glóbulos. También se encuentran, en menor cantidad, en el torrente sanguíneo. La mitad de los trasplantes realizados en Estados Unidos ahora usan células madre de la sangre periférica (SMSP) en vez de médula ósea.

Existen dos tipos principales de trasplante de médula ósea: alogénico y autólogo.En un trasplante alogénico, las células madre se extraen de otra persona con células genéticamente compatibles. Una compatibilidad perfecta mejora las posibilidades de que el cuerpo acepte la médula ósea trasplantada, o injerto y que el injerto también aceptará su nuevo hogar. Los donantes con más posibilidad de ser compatibles son los hermanos, seguido de los padres. Sin embargo, dos de tres candidatos para TMO no tienen familiares inmediatos con células compatibles. En ese caso, el médico del paciente puede coordinar que este se inscriba en el National Marrow Donor Program, que procura buscar la compatibilidad entre pacientes y donantes voluntarios de su creciente base de datos.

En el trasplante autólogo de células madre, la médula ósea del paciente se extrae mediante una aguja durante un período de remisión, se congela y luego se le administra. (Si la persona nunca entra en remisión, la médula ósea puede tratarse con quimioterapia en el laboratorio hasta que las pruebas resulten negativas para células cancerígenas). Esta técnica, utilizada en recaídas de la enfermedad de Hodgkin y linfomas que no sean por Hodgkin y experimental para otros cánceres pediátricos resistentes, es menos peligrosa y menos cara. Ahora es el tratamiento de vanguardia para neuroblastoma. Dado que el paciente recibe sus propias células madre, no hay posibilidad de que su cuerpo rechace el injerto y evita la posibilidad de que el injerto confunda su antiguo lugar con un invasor y lo ataque.La enfermedad de injerto contra huésped (EICH), como se llama, es un efecto secundario común y potencialmente grave de un TMO alogénico y es un problema particularmente grave cuando se usan donantes que no son familiares.

Efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer

Si su hijo necesita quimio, radioterapia o trasplante de médula ósea y demás, su oncólogo indudablemente discutirá con usted los posibles efectos secundarios que pueden presentarse durante el tratamiento. Aunque es importante estar consciente de las posibilidades, no saque conclusiones apresuradas de que su hijo se retorcerá por las náuseas y diarrea y perderá todo su cabello. No hay forma de predecir cómo responderá el cuerpo de un paciente a los medicamentos o rayos radioactivos. Algunos jóvenes pasan el tratamiento, casi sin perder un día de escuela.

Se espera que esta también sea el caso de su hijo. Pero es sabio estar consciente de los problemas potenciales. Una de las primeras preguntas que se hacen al médico cuando se diagnostica cáncer es: "¿Qué pasos puedo tomar para aliviar los síntomas y efectos secundarios?" Tanto su hijo como usted puede que se sientan animados la respuesta del médico, ya que algunos de los avances notables en el cuidado del cáncer son en el área del control de los síntomas. Por ejemplo, ahora contamos con un medicamento eficaz contra la náusea que muchos pacientes de quimioterapia nunca pasaron un solo día sintiéndose mal del estómago. La clave del éxito es que el médico se lo recete profilácticamente, para tomarlos justo antes de los tratamientos. Este es un punto que debe asumir con el oncólogo pediátrico.

 

Última actualización
4/17/2014
Fuente
Adapted from Caring for Your Teenager (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.