Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

El virus sincicial respiratorio (VSR) es la causa principal de las infecciones de las vías respiratorias y los pulmones en lactantes y niños pequeños. Además de causar neumonía, es la causa principal de bronquiolitis (inflamación de los bronquiolos, los pequeños conductos respiratorios de los pulmones). Sin embargo, algunos casos de bronquiolitis son causados por la gripe, el virus de parainfluenza, adenovirus o sarampión.

El virus sincicial respiratorio se transmite de un niño infectado por las secreciones de la nariz o la boca por el contacto directo o gotitas en el aire. El período de mayor contagio es en los primeros 2 a 4 días de la infección. El período de incubación va de los 2 a los 8 días, comúnmente entre 4 a 6 días. Las epidemias anuales ocurren durante el invierno e inicios de la primavera.

Señales y síntomas

Muchos niños con infecciones por VSR tienen solo síntomas leves, por lo general, parecidos a los síntomas de un resfriado común. En los niños menores de 2 años de edad, la infección puede progresar a los síntomas que se encuentran más comúnmente en la bronquiolitis.

  • Inicialmente, el niño puede tener secreción nasal, tos leve y en algunos casos, fiebre.
  • En un plazo de 1 a 2 días, la tos empeora.
  • Al mismo tiempo, la respiración del niño se volverá más rápida y difícil. Él puede jadear cada vez que exhala.
  • Si hijo va a tener dificultad para beber porque está usando mucha energía para respirar. Incluso tragar se vuelve muy difícil para estos niños.
  • Las yemas de los dedos y el área alrededor de sus labios se pueden volver de color azulado, una señal de que su respiración forzada no está entregando suficiente oxígeno a su sangre.

Qué puede hacer

En las primeras etapas de una infección por VSR, ayude a aliviar los síntomas parecidos al resfriado de su hijo. Succionar suavemente la nariz puede ser útil para limpiar las fosas nasales.

La vaporización no ha mostrado ser útil. Se deben evitar los vaporizadores de aire caliente debido al riesgo de quemaduras por agua caliente y los vaporizadores de vapor frío están a menudo contaminados con moho. Asegúrese de que su hijo toma suficiente líquido para evitar la deshidratación.

Cuándo llamar a su pediatra

Llame de inmediato al pediatra si su bebé o niño

  • Tiene dificultad para respirar
  • Es menor de 2 o 3 meses de edad y tiene fiebre
  • Muestra señales de deshidratación, tal como boca seca, llanto sin lágrimas y disminución en la cantidad de orina.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

El pediatra puede ordenar pruebas de laboratorio de muestras tomadas de la nariz y garganta de su hijo para ver si el VSR está presente. El virus se puede cultivar en cultivos especiales o partes del virus se pueden identificar en pruebas rápidas.

Tratamiento

Si su hijo tiene dificultad para respirar o tiene asma o una tendencia a las vías respiratorias reactivas, su médico puede tratar un medicamento que se llama broncodilatador para ayudar a abrir las vías respiratorias. Los broncodilatadores no van a ayudar a muchos bebés con esta infección viral. Algunos niños con bronquiolitis pueden tener que ser hospitalizados para recibir tratamiento con oxígeno. Si su hijo no puede beber debido a la respiración rápida, es posible que necesite recibir líquidos intravenosos. En raras ocasiones, los bebés infectados van a necesitar un respirador para ayudarles a respirar.

Los antibacteriales no se utilizan para tratar las infecciones virales, incluyendo las causadas por el VSR.

¿Cuál es el pronóstico?

A la mayoría de niños con infecciones por VSR les va bien en su camino a la recuperación en aproximadamente una semana, y casi todos se recuperan por completo. Casi todos los niños son infectados con VSR al menos una vez antes de los 2 años de edad y una recurrencia de la infección a lo largo de la vida es común. A medida que el niño crece, las infecciones por VSR se vuelven menos graves que cuando eran bebés y por lo general son difíciles de distinguir de un resfriado.

Estas infecciones pueden hacer que el asma y otras condiciones respiratorias crónicas empeoren. Los bebés con enfermedades cardíacas congénitas pueden tener un caso más grave de VSR. Algunos niños van a necesitar hospitalización y unos pocos van a necesitar cuidado intensivo.

Prevención

Su hijo debe evitar el contacto cercano con otros niños y adultos que están infectados con VSR u otros virus que pueden causar bronquiolitis. En los centros de cuidado infantil, se deben utilizar buenas prácticas de higiene por parte del personal y de los niños, incluyendo el lavado frecuente y profundo de las manos.

Se están desarrollando vacunas contra el VSR, pero actualmente ninguna está autorizada para su uso. El palivizumab es un anticuerpo que se ha producido para prevenir la infección por VSR.

Se administra como una inyección intramuscular una vez al mes para los niños que están en mayor riesgo de enfermedades graves causadas por el VSR. Estos incluyen bebés prematuros, bebés con enfermedad pulmonar crónica y algunos bebés con inmunodeficiencias.

 

Última actualización
7/31/2014
Fuente
Immunizations & Infectious Diseases: An Informed Parent's Guide (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.