Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

En algún momento, casi todos los niños se quejan de dolor de cabeza. De hecho, los tres síntomas más comunes de dolor recurrente que los pediatras ven son el dolor abdominal, el dolor de tórax y los dolores de cabeza.

Aunque un dolor de cabeza agudo y repentino puede sugerir un problema serio en la cabeza o el sistema nervioso central y requiere evaluación pronta, los dolores de cabeza a menudo son síntoma de otros problemas médicos o emocionales. Su niño puede estar sintiendo estrés y tensión. O puede tener un resfriado, gripe o una infección de la garganta. Algunas veces las fiebres y los dolores de cabeza ocurren al mismo tiempo, así que si su niño se queja de dolor de cabeza, revise su temperatura.

Algunos niños experimentan dolor recurrente de cabeza llamado migraña, que puede empezar desde la infancia. Contrario a los dolores de cabeza causados por la tensión, estos a menudo vienen acompañados de otros síntomas. Los niños pueden tener una advertencia de que ocurrirán. A menudo, el dolor de cabeza ocurre junto con náusea, vómitos o molestias visuales. El dolor de cabeza en sí es típicamente vibrante o punzante y puede afectar uno o los dos lados de la parte frontal de la cabeza. Además, puede haber otras sensaciones desagradables en la cabeza, incluso calor, cosquilleo, dolor o presión. El niño puede preferir una habitación a oscuras.  Las migrañas tienden a ser hereditarias.

El dolor de migraña es causado por los químicos producidos en el cerebro que alteran los vasos sanguíneos en el cerebro. (En comparación, los dolores de estrés se caracterizan por una contracción de los músculos en la parte de atrás de la cabeza). El dolor de cabeza dura típicamente varias horas e incluso de un día a otro.

Al diagnosticar el dolor de cabeza de su niño, su pediatra buscará una enfermedad o afección subyacente. Para la mayoría de tipos de dolores de cabeza, el descanso y algún medicamento para el dolor como el acetaminofén o medicamentos no esteroides anti-inflamatorios  pueden ser lo único que se requiera, junto con el tratamiento del trastorno primario. Dependiendo del tipo de dolor de cabeza, su médico puede también recomendar medicinas con receta médica o técnicas de manejo de estrés. Si la migraña ocurre más de dos a tres veces en el mes y, particularmente si interfiere con asistir o desempeñarse bien en la escuela, el médico puede recetar medicina como medida preventiva. Ahora hay disponible una diversidad de medicinas orales y nasales que pueden controlar el ataque para niños más grandes. Además, el médico puede sugerir alguna asesoría para explorar si algunos factores emocionales contribuyen al dolor de cabeza. No se debe permitir que los dolores de cabeza controlen las actividades del hogar o de la escuela .

 

Última actualización
11/1/2013
Fuente
Caring for Your School-Age Child: Ages 5 to 12 (Copyright © 2004 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.