Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Las quemaduras se dividen en tres categorías, de acuerdo con su gravedad. Las quemaduras de primer grado son las más leves y causan enrojecimiento y tal vez una ligera inflamación de la piel (como la mayoría de quemaduras de sol). Las quemaduras de segundo grado provocan ampollas y una inflamación considerable. Las quemaduras de tercer grado pueden verse blancas o carbonizadas y provocan lesiones graves, no solo a la superficie sino también a las capas más profundas de la piel.

Existen varias causas distintas de quemaduras graves en niños, incluidas quemaduras de sol, quemaduras con agua caliente y aquellas provocadas por incendio, contacto eléctrico o químicos. Todas ellas pueden causar quemaduras y lesión permanente a la piel.

Tratamiento

El tratamiento inmediato que usted le dé a una quemadura debe incluir lo siguiente.

  • Tan pronto como sea posible, sumerja la quemadura en agua fría. No dude en dejar caer agua fría sobre la quemadura tiempo suficiente como para enfriar el área y aliviar el dolor inmediatamente después de la lesión. No utilice hielo sobre una quemadura. Eso puede retrasar la recuperación. Tampoco frote una quemadura; puede aumentar las ampollas.
  • Enfríe inmediatamente cualquier ropa que esté ardiendo sumergiéndola en agua, luego retire cualquier ropa que esté sobre el área quemada a menos que se haya pegado firmemente a la piel. En ese caso, corte tanta ropa como sea posible.
  • Si el área lesionada no exuda, cubra la quemadura con una gasa estéril o un paño seco y limpio.
  • Si la quemadura exuda, cúbrala ligeramente con gasa estéril si tiene disponible y busque atención médica de inmediato. Si no tiene gasa estéril disponible, cubra las quemaduras con una sábana o toalla limpia.
  • No coloque mantequilla, grasa ni talco sobre una quemadura. Todos estos remedios caseros en realidad pueden empeorar la quemadura.

Para cualquier cosa más grave que una quemadura superficial o si el enrojecimiento y el dolor continúan por más de unas cuantas horas, consulte a un médico. Todas las quemaduras eléctricas y quemaduras de las manos, boca o genitales deben recibir atención médica inmediata. Los químicos que causan quemaduras también se pueden absorber a través de la piel y causar otros síntomas. Llame a la Línea de ayuda en caso de envenenamiento (1-800–222–1222) o a su pediatra después de eliminar todos los químicos por medio de lavar el área.

Si el médico considera que la quemadura no es demasiado grave, él podrá enseñarle cómo limpiarla y cuidarla en casa usando ungüentos medicados y vendajes. Sin embargo, bajo las siguientes circunstancias, es posible que sea necesaria una hospitalización.

  • Si las quemaduras son de tercer grado
  • Si 10 por ciento del cuerpo o más está quemado
  • Si la quemadura involucra la cara, manos, pies o genitales, o involucra una articulación que tenga movimiento
  • Si el niño es muy pequeño o irritable y por lo tanto, es demasiado difícil de tratar en casa

Al tratar una quemadura en casa, observe si no hay un aumento del enrojecimiento o inflamación o si se desarrolla un mal olor o secreción. Estos pueden ser síntomas de infección, lo que requerirá atención médica.

Prevención

  • Instale detectores de humo en los corredores afuera de las habitaciones, la cocina, la sala y cerca del incinerador; al menos uno en cada piso de la casa. Pruébelos cada mes para asegurarse de que funcionan. Es mejor utilizar alarmas que tengan baterías de vida útil larga, pero si no están disponibles, cambie las baterías al menos cada año en una fecha específica que recordará (como el 1 de enero de cada año).
  • Practique simulacros de incendio en casa. Asegúrese de que todos los miembros de la familia y otras personas que se encarguen de cuidar a sus hijos en su casa sepan cómo abandonar cualquier área de la misma de forma segura en el caso de un incendio.
  • Tenga varios extintores de incendios que funcionen y que estén disponibles fácilmente. Coloque los extintores de incendios alrededor de la casa en donde haya mayor riesgo de incendio, como en la cocina, cuarto de horno y cerca de la chimenea.
  • Enséñeles a sus hijos a gatear hacia las salidas si hay humo en la habitación. (Evitarán inhalar el humo manteniéndose abajo).
  • Compre una escalera de seguridad si su casa tiene un segundo piso y enséñeles a sus hijos cómo usarla. Si vive en un edificio alto, enséñeles a sus hijos las ubicaciones de todas las salidas y asegúrese de que entiendan que nunca deben utilizar el elevador durante un incendio. (Se puede quedar atrapado entre los pisos o abrirse en un piso en donde esté el incendio). Acuerden un punto de reunión familiar afuera de la casa o apartamento de manera que puedan asegurarse de que todos hayan salido del área del incendio.
  • Enséñeles a sus hijos a detenerse, tirarse al piso y rodar si su ropa se incendia.
  • Evite fumar en el interior.
  • No deje comida cocinándose sobre la estufa sin prestarle atención.
  • Guarde bajo llave los líquidos inflamables en casa. Es mejorar almacenarlos afuera de la casa, fuera del alcance de los niños y lejos de fuentes de calor o ignición.
  • Baje la temperatura de su calentador de agua a menos de 120 grados Fahrenheit (48.9 grados Celsius) para evitar quemaduras y escaldaduras por agua caliente.
  • No enchufe electrodomésticos ni otro equipo eléctrico en cables de extensión si estos le ponen demasiado “amperaje” o carga al cable, creando así una situación potencialmente insegura.
  • Mantenga los fósforos y encendedores lejos de los niños, bajo llave y en donde no los alcancen.
  • Evite todos los fuegos artificiales, incluso los que están diseñados para el uso del consumidor.

 

Última actualización
5/24/2013
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.