Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Después de sufrir una conmoción cerebral es muy común que los padres y los entrenadores se pregunten cuándo puede el niño/atleta regresar a sus actividades recreativas.  Sin embargo, es importante que los padres recuerden que los niños son primero “estudiantes” y después “atletas”.

La American Academy of Pediatrics (AAP) ha elaborado las siguientes pautas para saber cuándo los niños que han sufrido de una conmoción cerebral pueden regresar a la escuela y a su aprendizaje.


Cómo una conmoción cerebral puede afectar el aprendizaje

Una conmoción cerebral es una lesión que (por lo  general) interrumpe temporalmente el funcionamiento del cerebro. Una conmoción cerebral afectará la capacidad del niño de:
  • Pensar
  • Concentrarse
  • Recordar
  • Ser eficiente aprender nuevos conceptos escolares

¿Cuándo se puede regresar a la escuela?

Los primeros días después de sufrir la conmoción cerebral, cuando el cerebro todavía se está sanando, el niño puede estar todavía muy sintomático para asistir a la escuela. Las células del cerebro se reparan diariamente, así que los efectos de la conmoción cerebral deben disminuir y se toleran y controlan con más facilidad a medida que pasa el tiempo. Cuando esto sucede, se le aconseja al niño regresar a la escuela.

Después de sufrir una conmoción cerebral, puede ser muy difícil para el proveedor de salud saber exactamente cuándo el niño está listo para regresar a la escuela. Por ejemplo, si el proveedor de salud ve al niño un jueves, el niño puede que no esté listo para regresar al colegio el lunes siguiente. Por consiguiente, es importante que los padres y los proveedores de salud prestar atención a los síntomas del niño para determinar cuándo puede regresar a la escuela.

No es necesario que el niño no tenga ningún síntoma antes de regresar a la escuela.


Cuando los síntomas de la conmoción cerebral han disminuido y los puede tolerar por lo menos por unos 30 a 45 minutos, el niño debe regresar a la escuela.

Políticas de la escuela

Verifique con la escuela de su niño para ver si el distrito o la escuela tienen políticas establecidas para ayudar a los estudiantes a desempeñarse con éxito al regresar al colegio después de haber sufrido una conmoción cerebral. Si no, considere establecer dicha política con la ayuda de los directivos de la escuela de su niño.

Las declaraciones de política pueden incluir:
  • El compromiso del distrito escolar con la seguridad
  • Una breve descripción de la conmoción cerebral
  • Un plan para ayudar a los estudiantes a reincorporarse con facilidad a la vida escolar (aprendizaje, actividades sociales, etc.)
  • Información sobre cuándo deben los estudiantes volver sin correr riesgos a las actividades físicas después de haber sufrido una conmoción cerebral.
 

¡Regresar a la escuela NO significa poder regresar al juego!

Para reducir el riesgo de sufrir otra lesión cerebral, al niño no se le debe permitir realizar las siguientes actividades:
 
  • Deportes del colegio o de club deportivos
  • La clase de educación física (PE, por sus siglas en inglés)
  • La clase de danza
  • Toda clase de juego y actividad física a la hora del recreo
Además, los maestros deben reducir sus exigencias en el área del conocimiento
 

El tiempo de recuperación de una conmoción cerebral

Los niños necesitan en promedio de 3 semanas o más de recuperación después de una conmoción cerebral.
 

El esfuerzo de equipo para acoplarse y sanar

Se requiere de esfuerzo y colaboración en equipo para ayudar a un niño a recuperarse de una conmoción cerebral, una visión de equipo entre los profesionales educativos, los profesionales de la salud, padres y estudiantes.

Se recomienda a que este equipo familiar (estudiante, padres, tutores, abuelos, hermanos, compañeros, amigos de la familia) ayude proporcionando comentarios e información entre el equipo de la escuela y el equipo de salud (pediatras, especialista en conmociones cerebrales, neurólogo, psicólogo y el médico del equipo de la escuela).

Es importante que la escuela tenga dos equipos:
  • El equipo académico (maestro, consejero, administrador de la salud mental, y personal de la salud)
  • El equipo de actividad física (entrenadores atléticos certificados, personal de salud de la escuela, entrenador, profesor de educación física, el supervisor del patio de recreo)
Antes de que el niño considere volver al campo de juego o a las actividades físicas, debe acoplarse de nuevo a las exigencias de las actividades sociales y académicas de la escuela.

Información adicional:

 

Última actualización
11/4/2014
Fuente
AAP Council on Sports Medicine and Fitness (Copyright © 2013 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.