Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

 

Cada deporte tiene su nivel de riesgo.  Además del fútbol americano, las conmociones cerebrales son comunes en otros jóvenes y en otros deportes practicados en la preparatoria, incluyendo al fútbol (soccer), lacrosse, baloncesto, hockey y en coreografía deportiva (porristas).

No todas las conmociones cerebrales se pueden prevenir, pero muchas se pueden evitar.  Los cascos deben ser usados por los que montan en motos, patines y bicicletas así como los que participan en deportes con colisiones o choques. Los atletas deben de aprender las técnicas para jugar de una forma segura y a seguir las reglas del juego.  Y los que es más importante, todos los atletas deben entender que es crucial hacerle saber al entrenador, entrenador técnico, o padre si han recibido un golpe en la cabeza o si tienen los síntomas de una lesión en la cabeza – aunque esto implique dejar de jugar.

Enséñele a su niño a no ignorar una lesión de la cabeza, no importa que tan leve sea.  Si él muestra uno o más de los síntomas de una conmoción cerebral indicados a continuación, o si usted mismo nota los síntomas, sáquelo del juego y busque atención médica de inmediato.

La American Academy of Pediatrics (AAP) recomienda lo siguiente para entender mejor los síntomas de una conmoción cerebral y el riesgo de complicaciones a largo plazo:

  • Todos los atletas de los que se sospecha han sufrido conmociones cerebrales no deben regresar al juego hasta que hayan visto a un médico.  Un médico puedo confirmar el diagnóstico de una conmoción cerebral, determinar la necesidad de un examen especializado, como una tomografía computarizada (Escáner/TAC), imagen por resonancia magnética (IRM) o evaluación neuropsicológica; y decidir cuándo puede el atleta regresar a la actividad.
  • Los atletas deben descansar sus cuerpos y sus cerebros hasta que ya no tengan síntomas de la conmoción cerebral.  El esfuerzo físico y cognitivo, como las tareas, los video juegos, enviar sms/textos, usar la computadora, o ver TV pueden empeorar los síntomas.
  • Los síntomas de una conmoción cerebral por lo general se resuelven de 7 a 10 días,  pero a algunos atletas le puede tomar semanas o inclusive meses recuperarse por completo.
  • La evaluación neuropsicológica puede proporcionar una datos objetivos a los atletas y sus familias, pero las evaluaciones son sólo una forma para la gestión completa de las conmociones cerebrales relacionada con los deportes.
  • No hay evidencia que prueba la eficacia o seguridad de ningún medicamento para tratar la conmoción cerebral ni del uso de protectores bucales para prevenirlas.
  • Una atleta que ha sufrido múltiples conmociones cerebrales o que ha tenido los síntomas por más de tres meses debe pensar seriamente en retirarse de los deportes de contacto o colisión. Los efectos negativos de las conmociones cerebrales se pueden acumular en cada incidencia.

 

 

 

 

 

Definitivamente, los peligros de la inactividad sobrepasan los riesgos de practicar los deportes.  Fueran de divertirse y permanecer activo, practicar un deporte le puede ayudar a su niño a adquirir aptitudes de liderazgo, confianza en sí mismo, habilidad para trabajar en grupo y manejar el éxito y enfrentar los fracasos.  Además, cuando los niños practican un deporte disfrutan más el ejercicio y es más probable que establezcan el hábito del ejercicio para toda la vida.

Para información adicional:

 

 

Última actualización
6/30/2014
Fuente
Healthy Children E-Magazine, Back to School 2013
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.