Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Hepatitis significa “inflamación del hígado”. Esta inflamación puede provocarla una amplia variedad de toxinas, medicamentos y enfermedades metabólicas, así como una infección. Hay al menos 5 virus de hepatitis.

La hepatitis A se contrae cuando un niño come alimentos o bebe agua que está contaminada con el virus o tiene contacto cercano con una persona que está infectada con el virus. La hepatitis A está presente en la materia fecal tan pronto como 1 a 2 semanas antes de que la persona desarrolle la enfermedad.

La infección se puede propagar en ambientes de cuidado infantil cuando las personas encargadas del cuidado no se lavan las manos después de cambiar el pañal de un bebé infectado o de niño a niño porque la mayoría de niños muy pequeños no se lavan las manos ni se las lava alguien más. Este virus también se puede propagar durante la actividad homosexual masculina. El período de incubación es de 2 a 6 semanas.

Señales y síntomas

Los síntomas de la hepatitis tienden a ser similares de un tipo de virus a otro. Muchos de estos síntomas son parecidos a la gripe, como la fiebre, náusea, vómitos, pérdida de apetito y cansancio, algunas veces con dolor o dolor al palpar el hígado en la parte superior derecha del abdomen. Una infección de hepatitis también está asociada con la ictericia, una decoloración amarilla de la piel y un color amarillento en la parte blanca del ojo. Esto es ocasionado por la inflamación e hinchazón del hígado con bloqueo y retorno de la bilis (bilirrubina) a la sangre. Por lo regular, este retorno también causa que la orina se ponga color anaranjado oscuro y que la materia fecal tenga color de arcilla o amarillo pálido.

Sin embargo, varios niños infectados con el virus de la hepatitis tienen pocos si no es que ningún síntoma, lo que significa que es posible que ni siquiera sepa que su hijo está enfermo. De hecho, mientras mas pequeño es el niño, más probabilidades hay de que no tenga ningún síntoma. Por ejemplo, entre los niños infectados con hepatitis A, solo alrededor del 30% de los menores de 6 años de edad tienen síntomas y la mayoría de estos son leves. Los síntomas son más comunes en niños mayores con hepatitis A, y tienden a durar varias semanas.

Cuándo debe llamar al pediatra

Si su hijo desarrolló cualquiera de los síntomas asociados con la hepatitis, incluida la ictericia, o si ha estado en contacto con alguien que tiene hepatitis (por ejemplo, un centro de cuidado infantil), llame a su pediatra.

Lo que puede hacer

En la mayoría de casos, no se da una terapia específica para la hepatitis aguda. El propio sistema inmune del niño combatirá y superará el virus de la infección. El pediatra le recomendará que brinde atención de apoyo para su hijo, lo que puede incluir descanso, una dieta bien balanceada y muchos líquidos.

No le dé acetaminofén sin consultar primero con el pediatra, existe un riesgo de intoxicación debido que es posible que el hígado no esté funcionando plenamente. Es posible que el pediatra también quiera volver a evaluar las dosis de cualquier otra medicina que su hijo esté tomando. Tal vez sea necesario ajustarlas debido a los cambios en la capacidad del hígado para manejar las dosis actuales.

 

Última actualización
5/22/2013
Fuente
Immunizations & Infectious Diseases: An Informed Parent's Guide (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.