Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Para los padres de una época anterior, la poliomielitis era una de las enfermedades infecciosas más temidas. Muchos se preocupaban por dejar a sus hijos nadar en piscinas públicas o reunirse en los cines del vecindario ya que tenían miedo de que sus jóvenes se convirtieran en la siguiente víctima de la poliomielitis. Después de que la vacuna de la polio estuvo disponible a mediados de 1950, el mundo vio una dramática disminución en esta enfermedad.

La polio es ocasionada por un virus que afecta a los infantes y niños pequeños con más frecuencia que a otros grupos de edad. Se contagia por medio del contacto cercano de una persona con otra y puede producir parálisis de los músculos. Algunos casos son leves, pero otros son mucho más severos, lo que ocasiona que las personas queden discapacitadas por el resto de su vida. Gracias a la vacuna de la polio, el salvaje virus de polio prácticamente se ha eliminado de los Estados Unidos y mucho del resto del mundo.

Signos y síntomas

Para la mayoría de personas, la polio posiblemente no ocasionará ningún síntoma. Sin embargo, en todo momento, puede dañar y paralizar los brazos y piernas. Ocasiona la muerte en algunas personas, con más frecuencia cuando los músculos involucrados en la respiración se paralizan. Cuando se presentan los síntomas, estos pueden empezar con una fiebre leve y dolor de garganta, empezando aproximadamente de 6 a 20 días después de la exposición al virus de polio. Algunos niños también pueden tener dolor o rigidez en la espalda, el cuello y las piernas, aunque estos síntomas posiblemente no durarán mucho tiempo. Cuando el polio ocasiona parálisis, el dolor muscular puede ser severo.

El período más contagioso para la polio es de 7 a 10 días antes de que aparezcan los síntomas. Puede continuar por otros 7 a 10 días después de que se presentan los síntomas.

No hay ningún tratamiento disponible para la polio.

Algunos niños se recuperan de la polio por completo, pero otros quedan discapacitados de por vida y pueden morir a causa de la enfermedad.

Para proteger a su hijo de la polio, asegúrese de que está vacunado adecuadamente contra la enfermedad.

 

Última actualización
5/19/2013
Fuente
Immunizations & Infectious Diseases: An Informed Parent's Guide (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.