Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

El neumococo (Streptococcus pneumoniae) es un tipo de bacteria que puede ocasionar infecciones, algunas graves, en muchas partes del cuerpo. El neumococo es responsable de muchos casos de

  • Infección cerebral y de la médula espinal (meningitis)
  • Infección de los pulmones (neumonía)
  • Infección del torrente sanguíneo (bacteriemia)
  • Infección de las articulaciones (artritis)
  • Infección de oído (otitis media)
  • Infección de las membranas de los senos (sinusitis)
  • Infección de los ojos (conjuntivitis)

Estas infecciones a menudo se contagian por medio de los estornudos, la tos o el contacto con las manos sucias.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de las infecciones por neumococo dependen del sitio de la infección. Los signos y síntomas típicos de la meningitis son la fiebre, dolor de cabeza, letargo, vómitos, ataques y tortícolis; para la neumonía, fiebre, tos y dificultad para respirar; para la bacteriemia, fiebre y menos energía; para las infecciones de oído, fiebre y dolor de oído; y para la sinusitis, fiebre y dolor del rostro.

Su pediatra le recetará medicamentos antibacterianos para tratar las infecciones por neumococo.

Las infecciones por neumococo pueden ser graves y pueden representar mayores riesgos para la salud en niños muy pequeños cuyos sistemas inmunológicos aún se están desarrollando. Algunas de estas enfermedades son un riesgo para la salud en los niños normales, así como en niños que tienen enfermedades o condiciones de la salud como una infección por VIH, ciertos tipos de cáncer (por ejemplo, leucemia, linfoma), anemia de células falciformes, diabetes y enfermedad cardíaca crónica o enfermedades de los pulmones o de los riñones.

 

Última actualización
5/23/2013
Fuente
Immunizations & Infectious Diseases: An Informed Parent's Guide (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.