Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Virus del papiloma humano (VPH)

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, hay una epidemia del virus del papiloma humano - VPH (HPV, por sus siglas en inglés) en los Estados Unidos. El VPH es la infección de transmisión sexual más común. Es la más común entre varones y mujeres en los últimos años de su adolescencia y hasta aproximadamente los veinticinco años.  Como muchos tipos del VPH no presentan síntomas, se transmite con facilidad entre parejas sexuales.

Existen alrededor de 40 tipos diferentes del VPH que pueden causar infecciones genitales. La mayoría de ellas no son graves y ni siquiera causan ningún síntoma. La mayoría se resuelve en 1 a 2 años. Sin embargo, algunos tipos del VPH pueden causar problemas de salud graves, entro los que se incluyen:

  • Cáncer cervical en las mujeres. En los Estados Unidos, alrededor de 12.000 mujeres por año contraen con cáncer de cuello uterino u otros tipos de cáncer genital debido al VPH.
  • Distintos tipos de cáncer de cabeza, cuello y ano en varones. En los Estados Unidos, alrededor de 7.000 varones por año contraen cáncer de cabeza, cuello y ano por VPH.
  • Verrugas genitales en mujeres y varones.
  • En casos poco frecuentes, verrugas en las vías respiratorias de los bebés y niños.

Continúe leyendo para obtener más información de la Academia Americana de Pediatría acerca del VPH y cómo evitarlo.

Cómo evitar el VPH

Existen 3 tipos de vacuna contra el VPH: Cervarix y Gardasil y Gardasil-9. En la tabla a continuación se presenta una comparación rápida.

 

Cervarix Gardasil y Gardasil-9
Serie de 3 dosis Serie de 3 dosis
Solamente mujeres Mujeres y varones
Mujeres: entre 11 y 12 años de edad. Este grupo de edad tiene la mejor respuesta a la vacuna, y la vacuna se debe administrar antes de que comience la actividad sexual. La vacuna contra el VPH se puede comenzar a administrar a los 9 años. También se recomienda para las mujeres de 13 a 26 años que no han sido vacunadas o no terminaron la serie de 3 inyecciones. Mujeres y hombres:  entre 11 o 12 años de edad. Este grupo de edad tiene la mejor respuesta a la vacuna, y la vacuna se debe administrar antes de que comience la actividad sexual. La vacuna contra el VPH se puede comenzar a administrar a los 9 años. También se recomienda para las mujeres de 13 a 26 años que no han sido vacunadas o que no terminaron la serie de 3 inyecciones. Se recomienda para varones de 13 a 21 años que no han sido vacunados o que no terminaron la serie de 3 inyecciones. Se puede administrar a los hombres de 22 a 26 años y se debe administrar a los hombres con alto riesgo de 9 a 26 años.
  • Evita la mayoría de los casos de cáncer cervical y anal en las mujeres si la vacuna se administra antes de que la persona esté expuesta al VPH.
  • Evita la mayoría de los casos de cáncer cervical y anal en las mujeres si la vacuna se administra antes de que la persona esté expuesta al VPH.
  • Evita la mayoría de los casos de cáncer anal y debe proteger contra el cáncer de cabeza y cuello ocasionado por el VPH en varones.
  • Evita las verrugas genitales de cepas incluidas en la vacuna tanto en mujeres como en varones.

Las reacciones leves a moderadas a ambas vacunas pueden incluir dolor o hinchazón donde se aplicó la inyección, fiebre, dolor de cabeza y desvanecimientos inmediatamente después de la inyección. Llame al médico inmediatamente en caso de reacciones alérgicas graves que pueden incluir sarpullido; hinchazón de las manos y pies, la cara o los labios; y dificultad para respirar.

Otras formas de evitar el VPH

Abstinencia

La única manera segura de evitar el VPH y otras infecciones de transmisión sexual es abstenerse de toda la actividad sexual, incluidos el sexo vaginal, anal u oral. Esta es una buena política para los adolescentes y adultos jóvenes. Los adultos pueden reducir su riesgo del VPH limitando el número de parejas que tienen.

Preservativos (condones)

Siempre se debe usar un preservativo porque disminuye el riesgo de verrugas genitales y cáncer, además de otras infecciones de transmisión sexual. Sin embargo, los preservativos no evitan por completo el VPH porque el contacto genital existe aun cuando se utilicen los preservativos o condones.

Circuncisión

La circuncisión no evita por completo el VPH pero reduce el riesgo de infección por el VPH. Al tomar la decisión de una circuncisión, hay muchos otros factores que se deben tomar en cuenta.

Otras formas de evitar el cáncer del cuello uterino

Pruebas de Papanicolaou periódicas

Las pruebas de Papanicolaou periódicas (también llamadas frotis de Pap o citología vaginal) siguen siendo una forma importante de evitar el cáncer cervical o del cuello uterino, incluso en mujeres que hayan vacunado contra el VPH. Una prueba de Papanicolaou es un procedimiento sencillo que se realiza en el consultorio del médico. Consiste en obtener pequeñas cantidades o muestras de células del cérvix  con un hisopo, que luego y se analizan en un laboratorio. Las pruebas de Papanicolaou pueden detectar cambios en las células en el cérvix causadas por el VPH antes de que e conviertan en cáncer. Las pruebas de Papanicolaou no se pueden realizar en otras zonas del cuerpo.

Última actualización
5/20/2015
Fuente
HPV (Human Papillomavirus) (Copyright © 2007 American Academy of Pediatrics, Updated 2/2012)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest