Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Noticias

Medios de comunicación, niños y obesidad: Algo más que adicción a la TV

Un cuerpo de aplicación de la investigación muestra que el uso de los medios de comunicación de los niños puede estar vinculado a su peso, en parte debido a que la actitud sedentaria de ver televisión y películas o jugar en computadoras o dispositivos móviles puede desplazar otras actividades que queman más calorías.

Pero el exceso de exposición a los medios de comunicación también puede afectar el peso de los niños en otras formas, de acuerdo con una declaración de la política de American Academy of Pediatrics (AAP), "Los niños, los adolescentes, la obesidad y los medios de comunicación". La declaración aparece en la edición de julio de 2011 de Pediatrics (publicada en línea el 27 de junio).

De acuerdo con la declaración, los anuncios de comida chatarra y comida rápida incrementan el deseo de los niños por estos alimentos. Los estudios también demuestran que los refrigerios incrementan mientras se ve televisión o películas. Además, ver televisión a altas horas de la noche puede interferir con el sueño, lo cual pone a los niños en mayor riesgo de obesidad.

"Hemos creado una tormenta perfecta para la obesidad infantil; los medios de comunicación, la publicidad y la inactividad" indica el autor principal de la declaración, Victor Strasburger, MD, FAAP, miembro del Consejo de AAP sobre Comunicaciones y medios de comunicación. "La sociedad estadounidense no podría hacer un peor trabajo al momento de mantener a los niños en buenas condiciones físicas y sanos; demasiada televisión, demasiada publicidad de alimentos, no hacen suficiente ejercicio y no duermen lo suficiente."

La declaración contiene recomendaciones para ayudar a los pediatras a mitigar los efectos de los medios de comunicación en el peso corporal de los niños y los adolescentes, incluyendo:

  • Estimular a los padres a que discutan la publicidad de los alimentos con sus hijos a medida que supervisan el tiempo que los niños ven televisión y les enseñan sobre la buena nutrición.
  • Continuar aconsejando a los padres a limitar el tiempo total que ven televisión no educativa a no más de dos horas al día y evitar colocar las televisiones y conexiones de internet en las habitaciones de los niños.
  • Trabajar con los grupos y las escuelas comunitarias para implementar los programas de educación sobre los medios de comunicación en las aulas, centros de atención infantil y centros comunitarios.
  • Estar conscientes que los niños con altos niveles de tiempo frente a la televisión también tienen más estrés, lo que los pone en riesgo no solo de obesidad, sino de varias otras afecciones como diabetes, trastornos del temperamento y asma.

La política también recomienda que los pediatras trabajen con otros interventores de la salud infantil a nivel local, estatal y nacional para:

  • crear una prohibición a la publicidad de comida chatarra;
  • restricciones en la publicidad de alimentos interactivos para niños a través de medios digitales;
  • financiamiento para investigaciones sobre los efectos médicos y sicosociales del uso de los medios masivos de comunicación en niños; y
  • plataformas y recursos de los medios de comunicación que estén más a favor de las relaciones sociales para los niños que los estimulen a elegir alimentos saludables.

"Hace treinta años, el gobierno federal decretó que los niños pequeños se encuentran psicológicamente indefensos contra la publicidad.  Ahora, los niños observan de 5,000 a 10,000 anuncios de alimentos al año, la mayoría son de comida chatarra y comida rápida», dijo el Dr. Strasburger.

AAP siempre ha recomendado que los pediatras hagan dos preguntas sobre el uso de los medios de comunicación en cada visita del niño sano (o adolescente sano): ¿Cuánto tiempo al día pasa su hijo viendo televisión? Además, ¿tiene una televisión o conexión a internet en la habitación de su hijo?

"Tener una conversación alrededor de estas dos preguntas también puede llevar hacia un enfoque considerado del uso de los medios de comunicación de cada familia; y cada niño, y que pueda rápidamente convertirse en opciones más saludables y peso más saludable», dijo el Dr. Strasburger.

 

Published
6/27/2011 12:15 AM