Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Noticias

Consejos de seguridad para el invierno

​Sea que el invierno traiga consigo tormentas severas, poca nieve, o simplemente temperaturas frías, la American Academy of Pediatrics (AAP) tiene algunos consejos valiosos respecto a cómo mantener a sus hijos seguros y calientes.

Qué ponerse

Ponga ropas abrigadas a sus bebés y niños para actividades al aire libre. Varias capas delgadas los mantendrán secos y calientes. No olvide ponerles botas y guantes o mitones calientes y una gorra.

  • La regla general para bebés más grandecitos y niños pequeños es vestirlos con una capa más de ropa que la que un adulto usaría en las mismas condiciones.
  • No deben de haber frazadas, los edredones, las almohadas, protectores de cuna, pieles de oveja y otra ropa de cama suelta en el lugar donde duerme el infante porque éstas se han asociado con la muerte causada por asfixia y pueden contribuir al síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS, por sus siglas en inglés. Se prefiere la ropa para dormir, como los mamelucos o las cobijas tipo bolsa de dormir para bebé.
  • Si tiene que usar una frazada para mantener caliente a un bebé que esté durmiendo, ésta le debe llegar sólo hasta el pecho del bebé y las partes correspondientes a los pies y a los lados se deben meter por debajo del colchón de la cuna, de modo que la cara del bebé tenga menos probabilidades de quedar cubierta por la ropa de cama.

Hipotermia

  • La hipotermia aparece cuando la temperatura de un niño cae por debajo de lo normal debido a exposición a temperaturas frías. Suele ocurrir cuando un joven está jugando al aire libre en clima de extremo frío sin usar ropa apropiada, o cuando se moja la ropa. Puede ocurrir con mayor rapidez en niños que en adultos.
  • Una vez adquirida la hipotermia, el niño puede sufrir estremecimientos y sentirse letárgico y torpe. Puede tener dificultad para hablar  y su temperatura corporal declinará en casos más graves.
  • Si sospecha que su hijo tiene hipotermia, llame de inmediato al 911. Mientras llega la ayuda, llévelo adentro, quítele cualquier ropa mojada, y envuélvalo en frazadas o en ropas abrigadas.

Congelación

  • La congelación sucede cuando la piel y los tejidos externos se congelan. Este padecimiento tiende a ocurrir en las extremidades, como los dedos de las manos, los dedos de los pies, las orejas y la nariz. Pueden ponerse pálidos, de color gris y ampollarse. Al mismo tiempo, el niño tal vez se queje de que la piel le arde o que le ha quedado entumecida.
  • Si ocurre congelación, lleve al niño adentro y coloque las partes congeladas de su cuerpo en agua tibia (no caliente). Se recomiendan 40°C (104°F) (aproximadamente la temperatura del agua en casi todas las bañeras). Pueden aplicarse toallitas para ducha tibias en la nariz, las orejas y los labios congelados.
  • No frote las áreas congeladas.
  • Después de algunos minutos, seque al niño y cúbralo con ropa o frazadas. Dele algo caliente para que beba.
  • Si el entumecimiento continúa durante más de unos minutos, llame a su médico.

Salud durante el invierno

  • Si su hijo sufre sangrados por la nariz durante el invierno, trate de usar un humidificador de aire frío en la recámara del niño por la noche. Las gotas nasales de solución salina o la vaselina, pueden ayudar a mantener húmedos los tejidos nasales. Si el sangrado es copioso o aparece varias veces, consulte a su pediatra.
  • Muchos pediatras consideran que durante el primer año de un bebé basta con un baño dos o tres veces a la semana. Los baños más frecuentes pueden resecar la piel, en especial durante el invierno.
  • El clima frío no causa resfriados o gripe, pero los virus que causan los resfriados y la gripe tienden a ser más comunes durante el invierno, cuando los niños están en la escuela y tienen contacto más estrecho entre sí. El lavado de manos frecuente, y enseñar a su hijo a estornudar o toser hacia los ángulos de los codos, pueden ayudar a disminuir la diseminación de resfriados y gripe.
  • Los niños de seis meses de edad o más deben recibir la vacuna contra la gripe a fin de disminuir su riesgo de contraer esta enfermedad.

Deportes y actividades invernales

  • Establezca límites de tiempo razonables sobre el juego al aire libre para prevenir hipotermia o congelación. Haga que los niños entren periódicamente a interiores para calentarse.
  • El consumo de alcohol o drogas antes de realizar cualquier actividad de invierno, como pasear en moto de nieve o esquiar, es peligroso y no debe permitirse bajo ninguna circunstancia.

Patinar sobre el hielo

  • Sólo permita a los niños patinar sobre superficies aprobadas. Busque señales colocadas por el departamento local de policía o de recreación o llame a su departamento de policía local para preguntar cuáles áreas se han aprobado.
  • Recomiende a su hijo que:
    • Patine en la misma dirección que el resto de las personas
    • Evite cruzar el hielo corriendo
    • Nunca patine solo
    • No masque chicle ni coma caramelo mientras patina
    • Utilice un casco protector, rodilleras y coderas, especialmente mientras está aprendiendo a patinar.

Deslizamiento en trineo

  • Mantenga a los niños lejos de vehículos motorizados que se deslizan en trineo.
  • Es necesario supervisar a los niños mientras están en el trineo.
  • Separe a los niños de corta edad de los de mayor edad.
  • Deslizarse en trineo con los pies por delante o sentado, en lugar de acostado con la cabeza hacia delante, puede evitar lesiones de la cabeza.
  • Es una buena idea que su hijo lleve un casco mientras se desliza en el trineo.
  • Use trineos que se puedan guiar, no discos/platillos para nieve ni cámaras para neumáticos.
  • Los trineos deben ser estructuralmente sólidos y no tener bordes afilados y astillas y el mecanismo de dirección debe estar bien lubricado.
  • Las pendientes para trineos no deben de tener obstáculos, como árboles o cercas; deben estar cubiertas de nieve, no de hielo; no deben ser demasiado empinadas (pendiente de menos de 30°) y deben terminar con un espacio plano suficiente para frenar.
  • Evite deslizarse en trineo en áreas donde haya mucha gente.

Esquí sobre nieve y deslizamiento en tablas para nieve

  • Un instructor capacitado debe enseñar a los niños a esquiar o a deslizarse en tabla para nieve en un programa diseñado para niños.
  • Nunca esquíe, ni se deslice en tablas para nieve, solo.
  • Los niños de corta edad siempre deben ser supervisados por un adulto. La necesidad de supervisión de niños mayores por parte de un adulto depende de la madurez y habilidad del niño. Si los niños de mayores no están con un adulto, al menos deben estar acompañados por un amigo.
  • Todos los esquiadores y quienes se deslicen en tablas para nieve deben usar casco. En los lugares para esquiar debe exigirse el uso de casco, pero si no es requerido, los padres deben hacer que sus hijos cumplan con este requisito.
  • El equipo debe quedarle bien al niño. Los esquiadores deben usar fijaciones de seguridad que deben revisarse al menos cada año. Quienes se deslicen en tablas para nieve deben usar guantes con protectores de muñeca integrados. También deben utilizarse protección ocular o gafas protectoras.
  • Las pendientes deben ser apropiadas para la habilidad y experiencia del esquiador o de quien se deslice en tablas para nieve. Evite las pendientes donde haya mucha gente.
  • Evite esquiar en áreas donde haya árboles y otros obstáculos.

Paseo en moto de nieve

  • La AAP recomienda que los niños de menores de 16 años de edad no operen motos de nieve y que los menores de seis años nunca vayan en estos vehículos.
  • No use una moto de nieve para jalar un trineo ni a esquiadores.
  • Use gafas protectoras y un casco de seguridad aprobados para el uso en vehículos motorizados, como motocicletas.
  • Viaje a velocidades seguras.
  • Nunca ande en moto de nieve solo, ni por la noche.
  • Permanezca en los caminos trazados, lejos de las carreteras, agua, vías ferroviarias y peatones.

Protección contra la luz solar

  • Los rayos del sol aún pueden causar quemaduras de sol durante el invierno, en especial cuando se reflejan desde la nieve. Asegúrese de cubrir la piel expuesta de su hijo con bloqueador solar y de que use gafas para el sol.

Protección contra los incendios

El invierno es una época durante la cual hay más peligro de que ocurran incendios en el hogar. Es un buen momento para recordar:

  • Comprar e instalar alarmas de humo en cada piso de su hogar
  • Revisar las alarmas de humo mensualmente
  • Practicar simulacros de incendio con sus hijos
  • Instalar un detector de monóxido de carbono fuera de las recámaras/habitaciones
  • Mantener los calentadores de ambiente alejados por los menos 3 pies (91 centímetros) de todo lo que pueda quemarse y apagarlos cuando salga de la habitación o mientras duerme.

 

Published
1/28/2014 2:00 PM