Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Surtir su botiquín antes de la llegada de su bebé, le dará cierta tranquilidad adicional de que está bien preparada para ocuparse de cualquier cosa que se le pueda presentar, desde las diminutas uñas de los pies hasta las primeras fiebres y nariz congestionada. Aunque no existen normas estrictas e inmediatas sobre lo que constituye un botiquín bien surtido, a continuación presentamos nuestra lista simplificada de productos básicos sugeridos.

  • Cortaúñas para bebés. No se recomienda utilizar cortaúñas para adultos.
  • Motas de algodón o hisopos. Podemos pensar en varios usos.
  • Termómetro. Sí, nos referimos a un termómetro rectal.
  • Reductores de fiebre. No se deben administrar a la ligera, pero definitivamente es bueno tener a la mano acetaminofén (por ejemplo, Tylenol) para las primeras fiebres.
  • Jeringas para medicamentos. Útiles pero no obligatorias, debido a que los medicamentos para los bebés traen dispositivos de medición.
  • Perilla de succión y gotas de solución salina. Es mejor evitar el uso excesivo, pero cuando se utilizan adecuadamente, la nariz congestionada no le hará sentirse impotente.
  • Crema para la dermatitis por el pañal. Puede esperar, pero desde luego es conveniente tener a la mano y probablemente la use.
  • Vaselina. Se puede usar para varios propósitos, es segura y necesaria.

 

Última actualización
12/5/2014
Fuente
Heading Home With Your Newborn, 2nd Edition (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.