Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Estamos pensando en conseguir una mascota para nuestro hijo. ¿Qué debemos tener en cuenta antes de elegirla?

Si va a conseguir una mascota como compañía para su niño, espere a que esté lo suficientemente maduro para manipularla y cuidarla, lo que sucede usualmente cuando tiene alrededor de cinco o seis años de edad. Los niños más pequeños tienen dificultad para distinguir entre un animal y un juguete, de modo que pueden provocar involuntariamente una mordida por fastidiar o tratar mal al animal. Recuerde que tiene la responsabilidad final de la seguridad de su niño en torno a cualquier animal, así que tome las siguientes precauciones.

  1. Busque una mascota de temperamento noble. Un animal más viejo a menudo es una buena opción para un niño, debido a que un perrito o gatito pueden morder por pura vivacidad. Sin embargo, evite las mascotas que se hayan criado en una casa sin niños.
  2. Dé un trato humano a su mascota, de modo que pueda disfrutar la compañía humana. Por ejemplo, no ate a un perro con una cuerda o cadena corta, pues la limitación extrema lo puede volver ansioso y agresivo.
  3. Nunca deje a un niño pequeño solo con un animal. Muchas mordidas ocurren durante periodos de alboroto al jugar, debido a que el niño no se da cuenta cuando el animal se entusiasma demasiado.
  4. Enséñele a su niño a no colocar su cara cerca de un animal.
  5. No permita que su hijo fastidie a su mascota al jalarle la cola o quitarle un juguete o un hueso. Asegúrese de que su hijo no moleste al animal cuando esté durmiendo o comiendo.
  6. Encárguese de vacunar a todas las mascotas, tanto perros como gatos.
  7. Obedezca las ordenanzas locales acerca de licencias y atar a su mascota con correa. Asegúrese de que su mascota esté bajo su control en todo momento.
  8. Averigüe qué vecinos tienen perros, de modo que su niño pueda conocer las mascotas con las cuales probablemente vaya a tener contacto. Enséñele a su hijo cómo saludar a un perro: El niño debería pararse quieto mientras el perro lo olfatea; luego puede extenderle lentamente la mano para acariciar a la mascota.
  9. Adviértale a su hijo que se quede alejado de los patios en donde haya perros que parezcan muy tensos o poco amigables. Enséñeles a los niños mayores los signos de un perro inseguro: cuerpo rígido, cola firme en posición de “medio mástil”, ladrido histérico, posición acurrucada, expresión de vista fija.
  10. Instruya a su hijo a que se pare quieto en caso se le aproxime o lo persiga un perro extraño. Indíquele que no corra, monte su bicicleta, patee, ni haga gestos amenazantes. Su niño debería ver de frente al perro y alejarse lentamente hasta que esté fuera del alcance.
  11. Los animales salvajes pueden portar enfermedades graves que puedan transmitirse a los humanos. Usted (y las mascotas de su familia) necesitan evitar contacto con roedores y otros animales salvajes (mapaches, zorrillos, zorros) que puedan portar enfermedades que van desde hantavirus hasta plaga, desde toxoplasmosis hasta rabia. Para evitar mordeduras de criaturas salvajes, notifique al Departamento de Salud cada vez que vea un animal que parezca estar enfermo o lesionado o que actúe de manera extraña. No trate de capturar ni recoger al animal. Enséñele a su hijo a evitar todos los animales no domesticados. Afortunadamente, la mayoría de animales salvajes salen solo de noche y tienden a asustarse de los humanos. Un animal salvaje que se encuentra en su patio o vecindario durante el día podría tener una enfermedad infecciosa como rabia y usted debería ponerse en contacto con las autoridades sanitarias de su localidad.

 

Última actualización
5/21/2014
Fuente
Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5 (Copyright © 2009 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

Nuestros patrocinadores

Entérese del compromiso de nuestros patrocinadores para tener niños sanos: