Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

¿Cómo puedo cerciorarme de que estoy comprando juguetes  seguros para mi hijo?

Los niños pueden pasar ratos muy divertidos con sus juguetes. Sin embargo, la seguridad de cada juguete debe ser nuestra máxima prioridad. Cada año, miles de niños resultan lesionados o lastimados a causa de un juguete. Continúe leyendo para saber qué se debe tener en cuenta al comprar un juguete y de qué modo unos simples consejos de seguridad pueden prevenir lesiones.

Cómo prevenir lesiones

La mayoría de las lesiones ocasionadas por juguetes son cortaduras leves, rasguños y moratones. Sin embargo, hay ocasiones en las que causan lesiones graves e incluso la muerte. Esto ocurre cuando los juguetes son peligrosos o se usan inadecuadamente.

Consejos para comprar un juguete seguro

He aquí diez consejos que le ayudarán a elegir juguetes seguros y apropiados para su hijo.

  1. Lea la etiqueta. Ésta da advertencias y datos importantes acerca de cómo se debe usar un juguete y para qué edades es seguro. Indíquele a su hijo cómo usar el juguete de forma apropiada.
  2. Piense en GRANDE. Cerciórese de que todos los juguetes y piezas sean más grandes que la boca del niño, para evitar atragantamientos.
  3. Evite los juguetes que disparan objetos al aire. Éstos pueden causar lesiones serias a los ojos o atragantamientos.
  4. Evite los juguetes ruidosos, para prevenir daños a la audición de su hijo.
  5. Busque muñecos de peluche bien hechos. Verifique que todas las partes estén bien pegadas y que las costuras y los bordes estén asegurados. También debe poderse lavar a máquina. Quítele cualquier cinta suelta o cordel, para evitar estrangulamientos. Evite los juguetes que tengan relleno de bolitas pequeñas o que puedan causar atragantamiento o asfixia si el niño los traga.
  6. Compre juguetes de plástico que sean resistentes. Los que están hechos de plástico delgado pueden romperse fácilmente.
  7. Evite los juguetes hechos de materiales tóxicos que puedan causar envenenamiento. Cerciórese de que la etiqueta diga "nontoxic" (no es tóxico).
  8. Evite comprarles a niños menores de 12 años juegos para fabricar modelos o estuches de química. Éstos pueden causar incendios o explosiones o contener químicos peligrosos. Si el niño es mayor, cerciórese de que sepa cómo usar de modo seguro este tipo de juguetes.
  9. Todo juguete eléctrico debe tener la certificación "UL" ("UL Approved"). Revise la etiqueta para comprobarlo.
  10. Tenga cuidado al comprar juguetes para la cuna. Los cordeles o cables que cuelgan de una cuna deben ser cortos para evitar estrangulamientos. Estos juguetes deben retirarse de la cuna tan pronto como el niño pueda incorporarse o ponerse de rodillas y manos.

Ideas para regalos según la edad

Las recomendaciones sobre juguetes apropiados según la edad pueden ser útiles, ya que ofrecen una guía en cuanto a:

  • la seguridad del juguete (por ejemplo, si presenta algún riesgo de asfixia)
  • la habilidad del niño para jugar con el juguete
  • la habilidad del niño para entender cómo se usa el juguete
  • las necesidades e intereses según los diversos niveles de desarrollo del niño

Una de las metas de la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor (CPSC, por sus siglas en inglés) es proteger a los consumidores y a sus familias contra juguetes peligrosos. La entidad establece reglas y pautas para garantizar que los productos sean seguros, así como también expide órdenes de retiro de productos si se detecta un problema. Los juguetes se retiran del mercado por varios motivos, incluyendo niveles peligrosos de plomo, riesgos de atragantamiento o incendio, o cualquier otro problema que los haga representar un peligro. Los juguetes con órdenes de retiro deben descartarse de inmediato. Si cree que su hijo ha estado expuesto a un juguete que contiene plomo, solicite al pediatra un examen para detectar niveles elevados de plomo en la sangre.

 

Última actualización
4/14/2014
Fuente
A Parent's Guide to Toy Safety (Copyright © 2008 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.

Nuestros patrocinadores

Entérese del compromiso de nuestros patrocinadores para tener niños sanos: