Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Sus adolescentes sobrevivieron el verano -aguas abiertas, quemaduras de sol, mosquitos, garrapatas y todo- gracias en gran parte a las precauciones de seguridad que tomó. Ahora se preparan con ansias para los deportes de invierno. ¿Qué debería hacer usted para ayudarlos en sus preparativos? Es posible que esté frío afuera, pero es igualmente importante que los niños realicen actividad física durante el invierno como lo es durante los meses de más calor. La actividad física debería formar parte de la rutina de su familia durante todo el año. Y la seguridad siempre debería ser parte central de la diversión recreativa de sus hijos.

Diversión bajo el sol de invierno

Es cierto que muchas de las inquietudes en cuanto a seguridad son las mismas independientemente de la temporada, indica la Dra. Holly Benjamin, FACSM, FAAP, directora del programa de medicina deportiva de atención primaria en el Centro de Atención al Estudiante de University of Chicago. Para empezar, los padres aún necesitan recordarse del protector solar, por ejemplo. “Las personas regresan de excursiones para hacer esquí y de hecho tratamos una buena cantidad de quemaduras de sol”, comenta.  Aún cuando pareciera raro, uno puede recibir quemaduras de sol en el invierno.  La luz solar se refleja en la nieve y el hielo. Lleve puesto protector solar SPF 15 como mínimo y cubra las áreas del cuerpo que queden expuestas. Se recomienda usar gafas protectoras y un bálsamo labial con SPF, indica Benjamin. 

Seguridad por capas

Cuando planifique actividad en exteriores, también piense en el vestuario.  Usar capas es buena idea; también lo son las telas absorbentes de humedad y el vestuario que diseñado para cuestiones deportivas. Tenga en mente que regular la temperatura del cuerpo es más difícil en niños pequeños (tal como durante el clima cálido), así que puede ocurrir hipotermia con más facilidad. “Los chicos pueden sudar también cuando tienen calor”, indica la Dra. Benjamin. Y ese sudor puede enfriarlos rápidamente cuando se exponen al aire frío y se van quitando las capas de ropa. 

“Creo que en lo que respecta a la seguridad de los deportes de invierno, especialmente con los chicos, la temperatura y el entorno están dentro de las primeras prioridades de la lista en cuanto a importancia.  Y creo que los padres tienen que tener realmente una actitud de anticipación y ser responsables al vestirlos apropiadamente en capas, cubrir sus cabezas y cuellos”. 

Tenga cuidado con las tendencias de la moda que podrían hacerlo aterrizar directamente en la sala de emergencias. Las bufandas y cordones de gran longitud pueden quedarse atrapados en las cuchillas de los trineos y las gorras pueden bloquear la visión periférica, indica la doctora. “Algunas personas creen que es más seguro llevar puesto solo un sombrero, un calentador para el cuello, una chaqueta abrigada y guantes”, comenta. Siempre que la piel expuesta quede cubierta y la chaqueta se pueda cerrar con cremallera, su hijo debería estar listo para los juegos de invierno.

Manténgase alerta

Pueden surgir lesiones en cualquier lugar y en cualquier momento. El consejo de la Dra. Benjamin sigue los lineamientos de American Academy of Pediatrics (AAP): Esté al tanto y tenga cuidado. Los niños siempre deben llevar puestos cascos cuando se deslicen en trineo, practiquen esquí, se deslicen en tabla para snowboard y jueguen hockey sobre hielo, por ejemplo. 

“Para usar trineo o tobogán, especialmente con hijos pequeños, ellos no siempre están atentos de los árboles o rocas, inspeccione el entorno y asegúrese de que tengan una senda despejada para practicar”, dice la doctora. 

Los padres también deberían asegurarse de que los montes en donde se deslizan sus hijos no vayan a dar a un estanque que no esté completamente congelado, indica. 

Los niños mayores también deberían jugar de forma segura, comenta. No recargue el trineo con varios ocupantes; que hagan turnos. “Jugar temerariamente; es decir, intentar colisionar entre sí o derribar a personas en el trayecto obviamente constituye una trampa para lesionarse”. 

“Para los chicos es divertido disfrutar los deportes de invierno”, indica Benjamin, “y nosotros apoyamos totalmente que participen en actividades de invierno, siempre y cuando sigan las normas de seguridad”. 

Ajuste de los equipos

Si tiene planeada una excursión para practicar esquí o snowboarding, pídale a un profesional que ajuste los equipos. Un niño que lleva botas muy largas se puede tropezar y caerse. Un niño que lleva esquís de un tamaño incorrecto también se puede caer. Y tenga en cuenta que las facturas de muñeca (comunes al practicar snowboarding) pueden evitarse simplemente con usar protectores para las muñecas.

La seguridad es clave en el hockey sobre hielo o en deportes que impliquen llevar equipos puestos, indica la Dra. Benjamin. “El mayor reto con los chicos es el ajuste: asegurarse de que todo se ajuste debidamente y tenga el tamaño correcto. Y eso cambia. Nadie quiere comprar patines nuevos cada año, pero es posible que se haga necesario a medida que crece su hijo”.

No hay problema con usar equipos usados, pero revíselos antes de comprarlos. Inspeccione las cuerdas, si hay cuchillas rotas y cerciórese de que el cuero de los patines para hockey y para hielo no esté muy desgastado alrededor de los tobillos. Siga también las instrucciones del equipo. Si necesita un protector para la boca, úselo.

“Una pieza de equipo usado que se ajusta bien y se encuentra en buenas condiciones es mejor que algo nuevo que no se ajusta adecuadamente”, indica la Dra. Benjamin.

Debe revisar todos los equipos, los nuevos y los usados, para ver que se ajusten bien. Debe inspeccionarlos para cerciorarse de que aún sean seguros o no estén rotos. Si se usan mucho, posiblemente no resistan. Asegúrese de que cascos y botas tengan el tamaño correcto. Compruebe que los equipos estén bien cuidados. Si tiene alguna duda, pregúntele a algún vendedor en alguna tienda de esquí, indica.    

Evaluación de destrezas

Si se trata de una actividad nueva, trabaje para dominar sus destrezas, comenta la Dra. Practique juegos seguros al iniciar con una lección de snowboarding antes de practicar en las colinas.

Lo apropiado, seguro, además de lo recomendado, expresa ella, es iniciar lentamente o en taludes menos inclinados. Practique con sus equipos y gradualmente hágalo en taludes más pronunciados o a mayor velocidad. Sea paciente y resista la presión de asimilar más de aquello para lo que está listo.

Al tomar algunas precauciones, puede asegurarse de que sus hijos obtendrán los beneficios saludables del ejercicio de invierno sin tomar riesgos innecesarios.

 

Última actualización
1/3/2014
Fuente
Adapted from Healthy Children Magazine, Winter 2008
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.