Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Seguridad & Prevención

Las piscinas pueden ser muy peligrosas para los niños. De ser posible, no coloque una piscina en su jardín hasta que sus hijos tengan más de 5 años. Ayude a proteger a sus hijos para que no se ahoguen por medio de hacer lo siguiente:

  • Nunca deje solo a su hijo dentro o cerca de una piscina, ni siquiera por un instante. Un adulto que sepa Reanimación cardiopulmonar debe estar encargado de supervisar a los niños en todo momento.
  • Practique la supervisión de tacto con niños menores de 5 años. Esto significa que con solo estirar el brazo, el adulto es capaz de tocar al niño en todo momento.
  • Debe colocar una cerca que separe su casa de la piscina. La mayoría de niños pequeños que se ahogan en las piscinas salen de la casa y caen a la piscina. Instale una cerca de un mínimo de 4 pies de altura en los 4 lados de la piscina. Esta cerca deberá separar completamente la piscina de la casa y el área de juegos del jardín. Use puertas que se cierren y bloqueen automáticamente, con seguros a una altura a la que su hijo no pueda alcanzar.
  • Mantenga equipo de rescate (como un gancho con mango largo o un salvavidas) y un teléfono junto a la piscina.
  • No utilice "ayudas para nadar" rellenas de aire como un sustituto de chalecos salvavidas aprobados.
  • Saque de la piscina todos los juguetes después de usarlos para que los niños no tengan la tentación de sacarlos.
  • Cuando los niños quieran salir de la piscina, ciérrela para que no puedan volver a meterse.
  • Una cubierta de seguridad eléctrica que cumpla con las normas de American Society for Testing and Materials (ASTM) puede ayudar a proteger a sus hijos, pero no debe usarse en lugar de una cerca entre su casa y la piscina. Incluso colocar una cerca e instalar una cubierta de seguridad eléctrica no evitará en un 100% el riesgo de ahogamiento.

Recuerde, enseñarle a su hijo a nadar NO significa que su hijo está seguro en el agua

 

Última actualización
6/11/2013
Fuente
TIPP—The Injury Prevention Program (Copyright © 1994 American Academy of Pediatrics, revised 2/2007)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.