Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

¡En sus marcas, listos, baño!

Ya sea que elija bañar a su bebé en una tina para niños, tina del baño, ducha o fregadero, a continuación encontrará principios prácticos para todos.

  • Apoyo total. Una vez usted y su bebé estén listos, y que tenga todas las provisiones que necesita, probablemente descubrirá que es más fácil usar su brazo y mano no dominantes para apoyar la cabeza y espalda de su bebé, según sea necesario (por ejemplo, use su mano izquierda para apoyarse si usted es diestra). Coloque su brazo para sostener al bebé por la espalda de su bebé y agarre su brazo opuesto durante todo el baño, así le podrá dar soporte constante, mientras tiene su brazo y mano dominante disponible para limpiarlo. Con una taza plástica, paño, rociador para ducha o su mano libre, puede mojar el cuerpo de su bebé de la cabeza hacia abajo con agua tibia y limpia.
  • De la cabeza hacia abajo. Cuando trabaja desde arriba hacia abajo, ayuda a mantener limpias las áreas que ya lavó para que no se vuelvan a llenar de jabón. 
  • Enfóquese en el rostro. Lave el rostro de su bebé con un paño limpio y húmedo, usando uno de los extremos para limpiar también la parte externa de las orejas y detrás de las mismas. 
  • Ahora, el cabello. Si su bebé tiene cabello y considera que realmente necesita lavarlo, entonces ponga una pequeña cantidad de champú para bebé de múltiples usos en la palma de su mano o en una toallita y frótelo en el cabello de su bebé. Cuando enjuague, simplemente incline la cabeza de su bebé ligeramente hacia atrás para evitar que llegue jabón o champú a sus ojos u orejas.
  • Levante y separe. Recuerde levantar y separar lo más que pueda cualquier doblez en el cuello, axilas e ingle de su bebé.
  • Acerca del jabón. Si va a utilizar un jabón suave o enjuague para bebé, coloque una pequeña cantidad en el paño o en su mano y suavemente frótelo en el cuerpo de su bebé desde el cuello hacia abajo. Por seguridad, le recomendamos específicamente que mantenga su mano con la que lo sostiene sin jabón para evitar que se le resbale. Si le pone jabón a las manos de su bebé, intente enjuagarlo rápidamente antes de que su bebé decida que desea frotarse los ojos o morderse los dedos.
  • Flexione las rodillas. Cuando termine, levante cuidadosamente a su bebé fuera de la tina o recipiente sin aplicar demasiada tensión en su espalda. Si flexiona las rodillas y caderas o si se sitúa cómodamente en un banco o silla (o inodoro, dependiendo de la configuración de su baño), puede evitar dolores y molestias innecesarias. 
  • No hay opción de manos libres. Por seguridad, siempre mantenga por lo menos una mano sosteniendo y ambos ojos en su bebé.
Autor
Laura A. Jana, MD, FAAP y Jennifer Shu, MD, FAAP
Última actualización
6/4/2018
Fuente
Heading Home With Your Newborn, 2nd Edition (Copyright © 2010 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest