Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Posiciones para amamantar

Una vez que usted y su bebé tengan experiencia con la lactancia materna, usted podrá amamantar mientras habla por teléfono, lee un libro, supervisa a sus otros hijos o camina. Por ahora, sin embargo, es mejor comenzar con la menor cantidad de distracciones posibles. La mayoría de mamás primero intentan amamantar sentadas en la cama del hospital, con el bebé apoyado sobre una almohada en el regazo y meciéndole en sus brazos. Si opta por esta posición, suba la cabecera de la cama tanto como sea posible y coloque almohadas detrás hasta que su espalda esté cómoda. Coloque al bebé sobre la almohada en su regazo (esta es una idea especialmente buena si ha sido sometida a una cesárea) de tal manera que su cabeza esté  al mismo nivel de su pecho. Puede colocar almohadas a los lados para descansar los brazos y no se canse a mitad de la alimentación. En casa, puede encontrar de mucha utilidad un sillón. Si amamanta sentada en una silla, asegúrese de que el respaldo sea resistente y el apoyabrazos no esté demasiado bajo ni alto. Una almohada o dos detrás de su espalda pueden hacer que lactar en una silla sea más cómodo, como un apoyapiés bajo para sus piernas.

Ya sea que esté sentada en la cama o se haya acomodado en un sillón, mantenga recta su espalda pero relajada mientras amamanta a su bebé. Para su bebé puede ser más difícil agarrar el pecho si usted está inclinada hacia adelante o atrás, ya que esto cambia el ángulo en que recibe el pecho; su espalda puede pronto sentir también la tensión. Si sus senos son grandes, puede que necesite colocar una toalla enrollada o una frazada bajo su seno para mantener la boca de su bebé a un ángulo recto con el pezón, además de sostener el seno con su mano.

Una vez que tenga la posición correcta, puede sostener su bebé en distintas maneras. Mientras practica amamantar previo a dejar el hospital, intente distintas posiciones (tanto para su bebé como para usted misma) y solicite al enfermero o especialista en lactancia que verifique su técnica. Usar más de una posición puede ayudarle a prevenir dolor y obstrucción de los conductos lácteos, ya que las diferentes posiciones drenan distintas áreas del seno de manera más eficaz. Algunas posiciones funcionan mejor que otras en determinadas circunstancias; por ejemplo, la posición reclinada cuando está adormitada.

Última actualización
11/21/2015
Fuente
New Mother's Guide to Breastfeeding, 2nd Edition (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest