Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

De qué se trata el sistema para clasificar las drogas

​La Ley de Sustancias Controladas (CSA, por sus siglas en inglés), que es parte de la Ley Integral de Prevención y Control del Abuso de Drogas de 1970, es el pilar jurídico de la guerra del gobierno contra el abuso de drogas. La Administración para el Control de Drogas de EE. UU. (DEA) ha dividido estas sustancias en cinco categorías, llamadas "clasificaciones", basándose en determinadas características de cada droga: 1) su potencial de abuso, 2) su seguridad, 3) su potencial adictivo y 4) si tiene o no alguna aplicación médica legítima.

Drogas de clasificación 1 (I)

Las drogas, sustancias o químicos de clasificación 1 (I) son definidas por el gobierno federal como drogas sin ningún uso médico actualmente aceptado y con un alto potencial de abuso. Las drogas de clasificación 1 (I) son las drogas más peligrosas de todas las clasificaciones de las drogas, con una dependencia psicológica o física potencialmente grave.

Ejemplos de drogas de clasificación 1 (I):

  • Heroína
  • Dietilamida de ácido lisérgico (LSD)
  • Marihuana (cannabis)*
  • Metilendioximetanfetamina (éxtasis)
  • Metacualona
  • Peyote

Drogas de clasificación 2 (II)

Las drogas, sustancias o químicos de clasificación 2 (II) son definidos como drogas con un alto potencial de abuso, menos potencial de abuso que las drogas de clasificación 1 (I), cuyo uso puede conducir, potencialmente, a una dependencia psicológica o física grave. Estas drogas también se consideran peligrosas.

Ejemplos de drogas de clasificación 2 (II):

  • Cocaína
  • Metanfetamina
  • Metadona
  • Hidromorfona (Dilaudid)
  • Meperidina (Demerol)
  • Oxicodona (Percodan)
  • Fentanilo
  • Dexedrina
  • Adderall
  • Ritalina

Drogas de clasificación 3 (III)

Las drogas, sustancias o químicos de clasificación 3 (III) son definidos como drogas con un potencial de moderado a bajo de dependencia física y psicológica. El potencial de abuso de las drogas de clasificación 3 (III) es inferior al de las drogas de clasificación 1 (I) y de clasificación 2 (II) pero superior al de las de clasificación 4 (IV).

Ejemplos de drogas de clasificación 3 (III):

  • Productos combinados con menos de 15 miligramos de hidrocodona por unidad de dosis (Vicodin)
  • Productos que contengan menos de 90 miligramos de codeína por unidad de dosis (Tylenol con codeína)
  • Ketamina
  • Esteroides anabólicos
  • Testosterona

Drogas de clasificación 4 (IV)

Las drogas, sustancias o químicos de clasificación 4 (IV) son definidos como drogas con un potencial bajo de abuso y de bajo riesgo de dependencia.

Ejemplos de drogas de clasificación 4 (IV):

  • Xanax
  • Soma
  • Darvon
  • Darvocet
  • Valium
  • Ativan
  • Talwin
  • Ambien

Drogas de clasificación 5 (V)

Las drogas, sustancias o químicos de clasificación 5 (V) son definidos como drogas con un potencial de abuso inferior al de las drogas de clasificación 4 (IV) y consisten en preparaciones que contienen cantidades limitadas de determinados narcóticos. Las drogas de clasificación 5 (V) en general tienen fines antidiarreicos, antitusígenos y analgésicos.

Ejemplos de drogas de clasificación 5 (V):

  • Preparaciones para la tos con menos de 200 miligramos de codeína por cada 100 mililitros (Robitussin AC)
  • Lomotil
  • Motofen
  • Lyrica
  • Parepectolin

*Nota del editor: La declaración de política de la AAP, "El impacto de las políticas sobre marihuana en los jóvenes: actualización clínica, de investigación y jurídica" (en inglés) recomienda reclasificar la marihuana, pasándola de una droga de clasificación 1 (I) a una de clasificación 2 (II). Esto se debe a que algunos de los ingredientes activos en la planta de marihuana (cannabis), llamados cannabinoides, han demostrado, en investigaciones limitadas, tener beneficio médico para algunas afecciones en particular en los adultos, como ayudar a controlar las náuseas y vómitos causados por la quimioterapia oncológica o síndromes específicos de dolor crónico. Ver: Legalizar la marihuana no es bueno para los niños: se explica la política de la AAP.

Última actualización
7/25/2017
Fuente
Committee on Substance Abuse (Copyright © 2015 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest