Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Vida familiar
Tamaño del texto

Invierta en una mejor nutrición en los primeros 1.000 días de vida

Porque la nutrición es la base para una buena salud y desarrollo, La American Academy of Pediatrics (AAP) se ha unido a la campaña de los 1.000 días  para ayudar a garantizar que los niños en todo el mundo tengan el mejor comienzo posible en la vida. Los 1.000 días entre el embarazo de una mujer y el segundo cumpleaños del niño ofrecen una oportunidad única para formar un futuro más próspero y más saludable. La nutrición durante este tiempo puede tener un mayor impacto en la el crecimiento del niño, la capacidad para aprender y para salir de la pobreza. También pueden dar la pauta para la salud a largo plazo, la estabilidad y la prosperidad de la sociedad.

La desnutrición en los niños menos de dos años puede poner en peligro sus vidas. Puede debilitar el sistema inmunitario y hacerlos más susceptibles a la muerte por enfermedades comunes tales como la neumonía, la diarrea  y la malaria. Invertir en una mejor nutrición en estos primeros 1.000 días puede ayudar a las familias, las comunidades y los países a romper el ciclo de la pobreza.

La AAP considera que la nutrición infantil es una prioridad de la salud. Destacados científicos, economistas y expertos en la salud están de acuerdo en que mejorar la nutrición durante estos críticos 1.000 días es una de las mejores inversiones que podemos hacer para lograr un progreso duradero en la salud global y en el desarrollo. Los programas para promover la buena nutrición y una vida sana y activa y para prevenir la desnutrición y el hambre son críticos para todos los niños. La AAP apoya los programas que abordan estos temas tanto en los Estados Unidos como en el resto del mundo.

Únase a la AAP y a la campaña de los 1.000 días para aportar soluciones que estén disponibles, que sean asequibles y rentables para mejorar la nutrición en estos días críticos:

  • Fomenten las buenas prácticas nutricionales maternas e infantiles, incluyendo la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida.
  • Proporcionen alimentos terapéuticos especiales a los niños desnutridos.
  • Fomenten la conciencia sobre el impacto de la pobreza y la inseguridad alimentaria, las evaluaciones para necesidades básicas y conecte a las familias con los recursos disponibles en la comunidad.
  • Faciliten el acceso a los servicios de salud y la seguridad alimentaria en los entornos domésticos.
  • Aboguen por políticas a nivel nacional, estatal y local para ayudar a las familias a salir de la pobreza y para promover la buena nutrición.

Información adicional: 

Última actualización
11/21/2015
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2014)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos