Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Enfermedad crónica del riñón en los niños

En los últimos 20 años, la incidencia de la enfermedad renal crónica (ERC) en los niños ha aumentado progresivamente.

¿Qué es una enfermedad renal crónica (ERC)?

La ERC es una afección crónica en la cual los riñones sufren daño permanente. La función del riñón se disminuye y se empeora con el tiempo. La enfermedad crónica del riñón también se conoce como enfermedad renal crónica o insuficiencia renal crónica. Afecta a personas de todas las edades y razas.

¿Qué causa la ERC?

Las causas de la ERC son muy diferentes para los niños y los adultos.

  • En los bebés y en los niños: Los defectos de nacimiento, las malformaciones congénitas, y las enfermedades hereditarias, como la enfermedad poliquística del riñón, son las causas más comunes de la enfermedad renal crónica (ERC). Las infecciones de las vías urinarias (UTI, por sus siglas en inglés) frecuentes en los niños deben ser tratadas con prontitud y evaluadas en detalle, debido  a que  las malformaciones de las vías urinarias pueden potencialmente provocar la ERC.
  • En los adolescentes: En los niños mayores de 12 años, la glomerulonefritis (inflamación de los riñones) es la causa más frecuente de la insuficiencia renal. Otras afecciones que pueden dañar los riñones, como el síndrome nefrítico o las enfermedades que afectan varios órganos como el lupus, son también causas comunes.
  • En los adultos: La ERC la causa principalmente la diabetes y la presión arterial alta. En comparación con los adultos, la presión arterial alta generalmente no causa insuficiencia renal en los niños, pero con frecuencia causa la insuficiencia renal. Sin embargo, es importante observar que muchos de los factores de riesgo de la ERC, tales como la obesidad que conduce a la diabetes tipo 2, empiezan en la infancia y pueden contribuir a la enfermedad progresiva del riñón en los adultos.

¿Cuáles son síntomas comunes de la ERC en los niños?

Mientras que progresa la ERC, los síntomas en los niños pueden incluir:

  • Hinchazón o inflamación del tejido alrededor de los ojos, pies y tobillos.
  • Micción frecuente o, en niños de 5 años o mayores, enuresis nocturna prolongada.
  • Crecimiento atrofiado o deficiente, comparado con grupos de pares de edades similares.
  • Pérdida del apetito y náusea crónica
  • Fatiga
  • Dolores de cabeza severos frecuentes debido a la presión arterial alta.
  • Anemia y palidez debido a la disminución en la producción de glóbulos rojos

¿Cómo se diagnostica la enfermedad renal crónica?

La enfermedad renal crónica se diagnostica de varias maneras: Algunos problemas del riñón se identifican antes del nacimiento por medio del ultrasonido/ecografía. A veces, los niños son diagnosticados con otras enfermedades donde los problemas del riñón suelen ser más comunes. Por lo general, existen otras preocupaciones sobre la salud del niño que conducen al diagnóstico de la ERC.

Basado en los problemas de salud del niño o los síntomas, su pediatra pueden realizar las siguientes pruebas:

  • Urinanálisis (examen general de orina): Se recolecta la orina del niño para examinar la proteína. La proteína en la orina puede ser una señal de daño del riñón.
  • Exámenes de sangre: Los exámenes de sangre pueden mostrar varias cosas, incluyendo el nivel de funcionamiento del riñón, niveles de químicos en la sangre y niveles de los glóbulos rojos en la sangre, que los riñones ayudan a controlar. Algunas veces se hacen exámenes especializados de sangre que pueden ayudar a diagnosticar enfermedades específicas de los riñones, tales como el lupus.
  • Ultrasonido y radiografías: Las imágenes de los riñones pueden ayudar a mostrar daño al riñón y a estructuras adyacentes. También pueden dar indicios sobre la causa del problema del riñón.
  • Biopsia del riñón: Una pequeña muestra del tejido del riñón se extrae y se examina bajo el microscopio para determinar la causa y el grado del daño a los riñones.

¿Qué tipos de enfermedad renal crónica existen?

La ERC se organiza por etapas para mostrar cuánta función del riñón permanece. Debido a que la función del riñón disminuye con el tiempo, la fase o etapa en que se encuentra la ERC cambia. Cuando una persona es diagnosticada por primera vez, puede estar en cualquiera de las cinco fases o etapas; no todo el mundo progresa de la fase 1 a la 5.

Una cifra llamada el índice de filtrado glomerular (GFR) se determina para ayudar a estimar la función del riñón. Tenga en cuenta que las cifras del índice de filtrado glomerular para determinar las fases son para niños mayores de 2 años porque las cifras de GFR para los niños menores de dos años son bajas  debido a que el riñón está en continuo crecimiento.

¿Cómo se trata la ERC?

La ERC se considera como un daño permanente a los riñones que no se puede curar. Sin embargo, se han visto grandes mejoras en la atención médica de los niños con ERC que pueden retrasar el progreso de la enfermedad y pueden prevenir que otras enfermedades graves se desarrollen.

Los objetivos principales del tratamiento son:

  • Ayudar a tratar la enfermedad que puede estar causando la ERC.
  • Controlar los síntomas de la ERC.
  • Retardar el progreso de la ERC con una dieta apropiada y con medicamentos.
  • Preparase para el eventual caso de una insuficiencia renal (fase 5) y la necesidad de diálisis o de un trasplante de riñón.

¿Quién participa en la atención médica de un niño con ERC?

El pediatra del niño continuará supervisando los cuidados rutinarios de salud, incluyendo  las vacunas. El pediatra colabora con el nefrólogo pediátrico quien ayudará en la administración de la atención médica del niño incluyendo dieta y medicamentos. Otros especialistas pediátricos, como el urólogo pediátrico, pueden formar parte de la atención médica del niño de acuerdo con sus necesidades de salud y sus propias características.

Los padres y otras personas encargadas de su cuidado en casa brindan el cuidado fundamental que necesita el niño ya que lo ayudan a seguir una dieta apropiada, a tomar sus medicamentos y ofrecen apoyo emocional.

Información adicional:   

Última actualización
2/6/2016
Fuente
Section on Nephrology (Copyright © 2016 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos