Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Influenza aviaria (gripe aviaria): información para los padres

​Los niños pueden oír hablar sobre la gripe aviaria en la escuela o en la TV y pueden tener preguntas. Esta información le ayudará a los padres y a los encargados de los niños a tener una conversación con los niños sobre la situación y al mismo tiempo calmar sus temores.

Sobre la influenza aviaria:

La gripe aviaria o la gripe de los pájaros, se refiere a una forma de gripe que afecta a los pájaros como blanco principal más que a las personas. Los virus de la gripe ocurren naturalmente entre los pájaros salvajes (especialmente aves salvajes de agua tales como patos y gansos) y pueden infectar a las aves de corral domésticas y a otros pájaros y animales.

Cómo se propaga la gripe aviaria:

Los pájaros infectados por el virus de la gripe derraman el virus en su saliva, secreciones nasales y heces. El virus se propaga cuando los pájaros susceptibles entran en contacto con secreciones o superficies contaminadas. Los virus de la gripe aviaria no infectan normalmente a las personas. Sin embargo, infecciones en los humanos por la gripe aviaria han ocurrido, generalmente después de tener contacto directo o cercano con gallinas, patos o pavos enfermos. Usted no puede contagiarse de la gripe del pájaro por comer productos avícolas cocidos totalmente tales como el pollo, el pavo, o el pato.

La situación actual:

Varias nuevas cepas de la gripe aviaria fueron detectadas en Canadá y en los Estados Unidos en el 2014. Hasta ahora, no se ha detectado ningunas infecciones en los humanas con estos virus. Estas cepas son diferentes a las cepas de la gripe del pájaro que han infectado y matado a centenares de personas en Asia Sur-Oriental en los últimos 15 años. Como todas las formas de gripe aviaria, ninguno de estos virus se propaga fácilmente de persona a persona. Más sobre la actual situación aquí.

Precauciones a tomar para prevenir la infección:

La mejor manera de prevenir la infección debida a los virus de la influenza aviaria es evitar las fuentes de exposición.

Qué puede hacer usted

  • Lávese las manos. Los pájaros generalmente portan muchas enfermedades además de la gripe del pájaro, así que es siempre una buena idea lavarse sus manos con agua y jabón después de haber estado en contacto cercano de pájaros o de heces de pájaro. No frote sus ojos ni se toque la nariz o boca mientras que maneja pájaros o las heces de pájaro.
  • Si usted o su niño encuentran a un pájaro enfermo o muerto, contacte a su departamento de salud del estado, al laboratorio de diagnóstico veterinario de su estado, o a la agencia de fauna/vida salvaje para información sobre cómo se reportan casos de pájaros muertos en su localidad. Si le dicen que se deshaga del pájaro muerto, utilice guantes o un bolsa plástico invertida para colocar el pájaro en la bolsa de la basura. Esta bolsa se puede colocar en su bolsa de la basura normal. Recomiende a sus niños que eviten la manipulación o el traslado de pájaros enfermos o muertos. Dígales que le informen a un adulto si se encuentran a un pájaro enfermo o muerto.
  • No toque los pájaros en una granja o un mercado, o a los pájaros salvajes en parques o bosques. ¡Es muy importante recalcar este punto especialmente a los niños pequeños y curiosos!
  • Si usted tiene un pájaro de mascota, cerciórese de mantener a su animal doméstico y a su alimento y agua dentro de la casa, lejos de un lugar en donde podrían ser expuestos a cualquier pájaro infectado. Cerciórese de mantener la jaula del pájaro limpia y de lavarse las manos después de jugar o acariciarlo.
  • Cocine totalmente toda la carne de aves (domésticas o salvajes) para las comidas para eliminar el riesgo de contraer la infección.

¡No subestime las cepas existentes de la gripe!

Como se menciona previamente, el riesgo de contraer la gripe aviaria es muy raro, pero el riesgo de contraer la gripe estacional es mucho mayor. No olvide vacunar al niño y vacunarse usted con la vacuna estacional de la gripe. Esto no prevendrá la infección con los virus de la gripe aviaria, pero puede reducir el riesgo de que una persona se infecte simultáneamente con los virus de humanos y el virus de la gripe aviaria. Las infecciones simultáneas pueden conducir teóricamente a una mezcla peligrosa de cepas.

Cómo se diagnostica la gripe aviaria:

La infección del virus de la influenza aviaria en los humanos no se puede diagnosticar con señales y síntomas clínicos solamente; se requiere una prueba de laboratorio. La infección del virus de la gripe aviaria es diagnosticada generalmente recogiendo una muestra con un hisopo de la nariz o garganta de la persona enferma durante los primeros días de la enfermedad. Sin embargo, las pruebas para identificar el virus de la gripe aviaria no están generalmente disponibles en los consultorios o laboratorios comerciales de los médicos.

Señales y síntomas de la influenza aviaria:

Las señales y los síntomas de la influenza aviaria pueden incluir:

  • Fiebre
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Dolores en los músculos
  • Neumonía
  • Falta de aire
  • Dificultad para respirar
  • Dificultad respiratoria aguda
  • Insuficiencia respiratoria
  • Náusea
  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Vómito
  • Algunas veces se sufren cambios neurológicos (alteraciones del estado mental, convulsiones)

Opciones para el tratamiento de una infección por gripe aviaria:

Los Centros para el Control y la Prevención de la Enfermedades (CDC) recomiendan en la actualidad: oseltamivir, peramivir o zanamivir para el tratamiento de la infección humana con los virus de la gripe aviaria.

Información adicional:

Última actualización
1/26/2016
Fuente
Disaster Preparedness Advisory Council (DPAC) & Section on Infectious Diseases (SOID) (Copyright © 2015 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos