Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Cómo ayudar a prevenir y controlar la propagación de la pediculosis (piojos)

La pediculosis se propaga más comúnmente por el contacto directo de cabeza con cabeza (cabello con cabello). Sin embargo, se propaga con menos frecuencia al compartir ropa o pertenencias a las cuales se han desplazado los piojos o liendres adheridos a cabellos sueltos que se hayan caído. El riesgo de ser infestado por un piojo que se ha caído en el tapete o en un mueble es muy pequeño. Los piojos sobreviven menos de 1 a 2 días si se caen de la persona y no se pueden alimentar; las liendres no se pueden incubar y por lo general se mueren en un plazo de una semana si no se mantienen a la misma temperatura que estaban cerca del cuero cabelludo.

Tome las siguientes medidas para prevenir y controlar el contagio de la pediculosis:

1. Evite  el contacto cabeza con cabeza (cabello con cabello).

  • Los niño son niños, pero dígales que eviten el contacto cabeza con cabeza mientras juegan con otros niños, ya sea en la escuela, en el parque o mientras practican los deportes. Debido a que los piojos no pueden volar, brincar o saltar, sólo se pasan a sus niños a través del contacto directo.

2. No permita que los niños pernocten (duerman en otra casa) hasta 48 horas después del tratamiento o de que no se observen liendres.

  • Si hay un brote de pediculosis en la escuela de su niño, no deje que sus niños duerman fuera de casa por algún tiempo ya que los piojos pueden sobrevivir en la ropa de cama, almohadas y tapetes de la casa de alguien que tiene pediculosis.

3. No comparta lo que se pone o usa en su cabello

  • Dígales a sus niños que no dejen que otros usen sus peinillas/peines, cepillos, sombreros, bufandas, pañuelos/bandanas, diademas, hebillas o toallas —básicamente, cualquier cosa que se usen en la cabeza.
  • Desinfecte las peinillas/peines y cepillos que han sido usados por alguien infestado sumergiéndolas en agua caliente (por lo menos a 130°F/54°C) de 5 a 10 minutos.

4. Piense bien las cosas cuando se refiere a la limpieza de su hogar.

  • Una limpieza extrema del entorno no parece reducir la propagación de la pediculosis. Sin embargo, lavar las fundas de las almohadas puede ser útil. Gastar mucho tiempo y dinero en actividades de limpieza del hogar no es necesario para prevenir la infesta de piojos o liendres que se han caído de la cabeza y que se deslizan en los muebles o la ropa.
  • El sentido común la guiará si es que usted desea hacer algo más al respecto.
    • Debe evitar acostarse sobre camas, sofás, almohadas, tapetes o animales de peluche que han estado en contacto directo con una persona infestada con piojos y que no ha recibido tratamiento.
    • Puede elegir lavar en la lavadora con agua caliente (130°F/ 54.4°C) y secar en el ciclo de máxima temperatura la ropa, la ropa de cama y todos los artículos que usó una persona infestada de piojos y sin tratamiento durante dos días antes de empezar el tratamiento.  La ropa y los artículos que no son lavables pueden lavarse en seco o sellarse y almacenarse en una bolsa plástica por dos semanas.
    • Usted puede limpiar el piso y los muebles con la aspiradora, particularmente donde la personas infestada de piojos y sin ser tratada estuvieron sentadas o acostadas.

5. Cerciórese de que otros miembros de su hogar, incluyendo aquellos con dos hogares, sean examinados y reciban tratamiento para la pediculosis si es necesario.

6. No utilice atomizadores ni nebulizadores para plagas en el hogar.

  • No son necesarios para controlar la pediculosis y pueden ser dañinos si se inhalan o absorben en la piel, especialmente para los niños pequeños.

Información adicional:

Última actualización
9/11/2015
Fuente
Adapted from Head Lice Prevention & Control (Copyright © 2013 Centers for Disease Control and Prevention)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos