Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Crisis convulsivas: Consejos de seguridad para los padres

Los padres desempeñan un papel muy importante para que su niño con epilepsia se mantenga seguro, mientras que al mismo tiempo pueda participar en muchas de las actividades típicas de la infancia.

Pautas para mantener a su niño seguro en casa y en la comunidad

Hay ciertas medidas básicas que usted puede hacer para cerciorarse de que su niño está seguro en una variedad de circunstancias.

  • Enséñele a los miembros de la familia y a sus amigos los primeros auxilios adecuados para tratar las crisis convulsivas.
  • Informe a la familia y a los amigos cuándo deben llamar para pedir ayuda (es decir, cuando la crisis convulsiva de su niño se considera una emergencia).
  • Asegúrese de que su hijo tenga puesto un brazalete o pulsera de alerta médica que contenga información sobre la clase de epilepsia que sufre.
  • Cerciórese de que su niño se toma su medicamento a horas, todos los días. Esto es sumamente importante para reducir la posibilidad de las crisis convulsivas.
  • Cerciórese de que su niño duerme lo suficiente. No dormir suficiente puede conllevar a más crisis convulsivas.
  • Considere el uso de un casco para su niño si sufre de crisis convulsivas que causan caídas frecuentes.
  • Un plan de acción para tratar las crisis convulsivas puede ser una herramienta útil que puede compartir con sus familiares y amigos. Este plan le ayudará a saber lo que pueden hacer si su niño sufre una de estas crisis.

Medidas simples que puede tomar para asegurar su casa

Hay varias medidas fáciles que puede tomar para que su hogar sea más seguro para su niño.

  • Ponga  acolchados para cubrir las esquinas puntiagudas, como aquellas de las mesas y mostradores.
  • Evite usar mesas de cristal/vidrio.
  • Ponga a dormir a su niño en una cama no muy alta (cercana al piso)
  • Utilice alfombras que no se deslicen.
  • Evite usar tapetes pequeños y sueltos.

Si su niño deambula durante la crisis convulsiva, trate de hacer lo siguiente:

  • Cierre con llave las puertas que conducen a la calle. Considere la instalación de alarmas en las puertas para alertarlo en caso de que abran la puerta.
  • Si su niño grande y tiene que quedarse solo en casa, asegúrese de que un vecino o un amigo tiene la llave de la casa para que este pendiente del niño.
  • Instale una puerta/barrera con llave en la parte de arriba de las escaleras.

Las fuentes de calor y fuego pueden ser peligrosas

Si su niño sufre de convulsiones incontrolables, debe ser más precavido en las cercanías de fuentes de calor.

Consejos de seguridad relacionados con las fuentes de calor/fuego en la cocina:

  • Permítale a su niño usar el microondas para cocinas —es lo más seguro.
  • Si su niño necesita utilizar la estufa, cerciórese de que use la hornilla trasera.
  • Las hornillas eléctricas son más seguras que la de llamas.
  • Considere servir alimentos calientes directamente de la estufa a los platos.
  • Cerciórese de que los vasos o tazas con líquidos calientes, como chocolate caliente, tengan tapas para evitar quemaduras si se riegan.

Consejos de seguridad relacionados con las fuentes de calor/fuego en toda la casa:

  • Tenga cuidado con los secadores de cabello, planchas de rizado y de la ropa y con llamas expuestas (chimeneas, hogueras, fogatas, velas) ya que pueden ser peligrosas y necesita tomar precaución adicional.
  •  El agua caliente puede causar quemaduras, así que fije la temperatura máxima del agua caliente en su casa a 110 grados Fahrenheit o menos.
  • Considere instalar protectores para chimeneas expuestas, estufas de madera y radiadores.
  • No le permita fumar a nadie en su casa.
  • No permita que su niño utilice o juegue con fósforos.

En los lugares elevados se necesita tomar precaución adicional

Si su niño sufre de crisis convulsivas, debe tener mucho cuidado en cercanía de lugares elevados/de altura.

  • Alfombre las escaleras y la parte de abajo de las escaleras para reducir lesiones causadas por caídas o resbalones.
  • Evite lugares elevados que no estén protegidos, como escalerillas/escaleras de mano. Si su niño se quiere subir a alguna altura, en la casa, escuela o en el parque de recreación, cerciórese de que tiene puesto un arnés de seguridad y un casco.

Utilice las herramientas eléctricas y el quipo de trabajo para el aire libre con cuidado.

Hay ciertas cosas fáciles que puede hacer para cerciorarse de que su niño está protegido cuando utilice herramientas o equipos eléctricos.

  • Cerciórese de que todo equipo para cortar, podar, picar, tajar y taladrar tenga guardas de seguridad.
  • Cerciórese de que el equipo eléctrico o de gas (cortacéspedes, podadoras, etc.) tenga un interruptor automático para apagar —esto significa que deje de funcionar cuando deja de sostenerlo.
  • Cuando utilice cualquier herramienta, cerciórese de que su niño use protectores para los ojos, guantes y calzado apropiado.

El agua puede ser peligrosa —tanto en el interior como en el exterior su hogar

Cuando su niño está en cercanías del agua, ya sea en el cuarto de baño o la piscina local, debe haber medidas de seguridad establecidas. Los niños que sufren de crisis convulsivas no se deben bañar o nadar si no hay alguien que los pueda supervisar todo el tiempo.

  • Su niño debe tomar duchas en lugar de bañarse en la bañera. Si su niño se baña en la bañera, mantenga el nivel del agua muy bajo (poco profundo). Lo ideal sería que usted acompañe a su niño mientras se baña en la bañera. Mantenga la puerta del baño sin llave.
  • Utilice una puerta de seguridad de vidrio, plástico o una cortina como puerta para la ducha. Así mismo, utilice vidrio de seguridad para los espejos.
  • Cerciórese de que su niño use un chaleco salvavidas cuando nade en un agua de superficie grande para asegurarse de que él o ella permanece siempre sobre la superficie del agua.
  • Cerciórese de que su niño siempre esté vigilado mientras está en una piscina, jacuzzi, piscina inflable, piscina para niños, etc.

¡Anime a sus niños a que participen en deportes —con seguridad!

Jugar deportes puede promover la salud física, construir comunidad y fomentar autoestima. Los niños que sufren de crisis convulsivas bien controladas pueden disfrutar casi todos los deportes, desde el béisbol hasta el baloncesto y el fútbol (soccer).

  • Los deportes de contacto pueden incluso ser ACEPTABLES para algunos niños con crisis convulsivas, ya que no existe evidencia de que induzcan ataques.
  • La natación, deportes del agua, escalar rocas con arnés, montar a caballo y hacer gimnasia también pueden ser seguros para los niños que sufren de crisis convulsivas bien controladas, siempre y cuando tengan la vigilancia adecuada.
  • Escalada libre, paracaidismo, ala delta y buceo no son seguros.

Consejos de seguridad para montar en bicicleta y para conducir

La seguridad en la bicicleta comienza a una edad joven. Las reglas de seguridad también se aplican a los patines de rueda, patines en línea, monopatines (cualquier cosa que tenga ruedas). Los cascos protectores son esenciales para proteger a un niño de lesiones al cuero cabelludo y del cerebro, así como de hematomas faciales en caso de que ocurra una crisis convulsiva.

No es permitido conducir cuando las convulsiones no son controladas. Los leyes del estado varían con respecto a en qué casos un individuo con epilepsia puede conducir. Conozca las leyes de su estado referentes a conducir con epilepsia.

Para inquietudes o preguntas adicionales, contacte al pediatra de su niño.

Información adicional de HealthyChildren.org:

Última actualización
11/10/2015
Fuente
Developed with funding from the Health Resources and Services Administration, Maternal and Child Health Bureau under Cooperative Agreement Number U23MC08582 for Project Access and Cooperative Agreement Number U23MC26252.
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest