Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Trauma ocular en los adolescentes

"El trauma ocular es el segundo problema más frecuente de los ojos que vemos en los años de la adolescencia”, dice el doctor Koller, un oftalmólogo pediatra desde 1971. Las lesiones relacionadas con los deportes son la causa principal, seguidas por caídas en bicicleta y lesiones con pistolas de balines y rifles de aire. El béisbol es responsable de más lesiones de los ojos entre niños de cinco a catorce años que cualquier otro deporte —típicamente porque el bateador es golpeado por la pelota— mientras que los codazos y los dedos son responsables de la mayoría de lesiones de los ojos en el básquetbol, que tiene la misma dudosa distinción entre jóvenes de quince a veinte años de edad.

Tratamiento: Llame al pediatra o al oftalmólogo de inmediato. Existen varios tratamientos diferentes para las lesiones de los ojos que van desde leves hasta graves y el pediatra o el oftalmólogo pueden determinar el tratamiento correcto para su hijo adolescente.

Pasos a tomar cuando un adolescente sufre una lesión en el ojo

Las cortadas y laceraciones del ojo no deben tocarse. No intente aplicar medicamentos en el ojo ni enjuagarlo con agua, y recuérdele a su hijo que no se frote los ojos. Con cuidado, coloque un vendaje o gasa sobre el ojo y diríjase al oftalmólogo de inmediato.

Cómo ayudar a los adolescentes a que se ayuden ellos mismos

Cada año, cerca de treinta tres mil atletas jóvenes se lesionan los ojos en algún deporte. Nueve de esos diez accidentes pudieron haberse evitado. Insista en que su joven deportista use anteojos protectores hechos de policarbonato, un material fuerte que es veinte veces más resistente que los anteojos convencionales.

Última actualización
4/13/2016
Fuente
Caring for Your Teenager (Copyright © 2003 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos