Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Lesiones del ligamento cruzado anterior en las atletas (LCA)

¿Qué es el ligamento cruzado anterior, LCA?

Es el ligamento que conecta el fémur con la tibia dentro de la articulación de la rodilla y brinda la mayor parte de la estabilidad en la rodilla. El LCA protege la rodilla durante los giros y los desplazamientos al correr, así como al saltar y caer. Se llama "cruzado" porque cruza el ligamento cruzado posterior dentro de la rodilla (LCP).

¿Cuándo se debe sospechar un desgarro del LCA?

Generalmente se asocia con un dolor repentino y la inestabilidad de la rodilla a raíz de una lesión por torsión, hiperextensión o ser patizambo (rodillas juntas). Algunas atletas sienten un chasquido con o sin dolor y generalmente no pueden seguir jugando. La rodilla se hincha durante las siguientes 24 horas, generalmente de manera rápida. La atleta tiene a menudo una sensación de "flojedad", debilidad o inestabilidad en la rodilla.

¿Cuándo una atleta lesionada debería buscar atención médica?

  1. Cuando exista dolor moderado o grave, hinchazón o incapacidad para doblar o enderezar la pierna completamente. 
  2. Cuando una atleta no pueda seguir jugando ese día o tenga dificultad al caminar, correr o saltar durante los días posteriores a la lesión.
  3. Cuando una atleta se queje de "flojedad" o inestabilidad en la rodilla por una lesión nueva o antigua. NO se le debe permitir a una atleta con una probable lesión de LCA volver a practicar deportes sin la evaluación de un especialista en medicina deportiva de atención primaria o un cirujano ortopédico. Si sigue practicando deportes con el LCA desgarrado, la lesión puede agravarse o puede producirse un daño permanente.

¿Qué atletas se desgarran el LCA?

Cualquier atleta puede sufrir un desgarre del LCA. Las edades más comunes son de 15 a 25 años. Las atletas se lesionan con una frecuencia 7 u 8 veces más que los hombres. Las desgarraduras del LCA se producen en todos los deportes pero los deportes de salto, corte y giro como el baloncesto, el fútbol y el voleibol tienen mayor riesgo.

¿Es necesario realizar pruebas?

Casi todos los casos de posibles lesiones del LCA son tan graves que se necesitan radiografías. A veces también se necesitan otras pruebas, como resonancias magnéticas, RM.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento más exitoso para una lesión del LCA generalmente es la cirugía artroscópica. Se realiza un nuevo ligamento para "reconstruir" el viejo LCA desgarrado. Por lo general, la cirugía no es de emergencia así que el tratamiento comienza con reposo, hielo y muletas según sea necesario. Con frecuencia, los aparatos ortopédicos son útiles antes y después de la cirugía por un tiempo. La fisioterapia es importante antes y después de la cirugía para trabajar en ejercicios de flexión y estiramiento, para disminuir el dolor y la hinchazón y para ayudar a caminar sin cojear.

¿Se necesita cirugía?

La mayoría de los desgarres del LCA necesitan cirugía. Afortunadamente 9 de cada 10 atletas (el 90 %) aproximadamente tienen cirugías exitosas y regresan a sus deportes unos 6 meses después. En general, una vez que finalice la recuperación, las atletas no tienen dolor ni debilidad al correr y saltar. Las atletas que decidan evitar la cirugía recomendada pueden sentir dolor, debilidad, inestabilidad y pueden sufrir artritis en la rodilla a una edad temprana. Deben seguir el plan de tratamiento de su médico para tratar de lograr la mejor recuperación posible.

¿Se pueden evitar los desgarres del LCA?

Lamentablemente, muchas de estas lesiones son inevitables. Sin embargo, algunas recomendaciones existen algunas recomendaciones que pueden resultar útiles para la prevención como enseñar a las jóvenes atletas técnicas correctas para correr, saltar, caer y agacharse. Los padres, entrenadores, preparadores físicos y fisioterapeutas deben seguir reforzando una técnica deportiva correcta para todas las edades. También es recomendable fortalecer los músculos y practicar la actividad física de manera habitual.

Última actualización
6/28/2016
Fuente
Sports Shorts (Copyright © 2005 American Academy of Pediatrics) Conceptual design by the Ohio Chapter, American Academy of Pediatrics
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest