Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Consejos de seguridad para el verano: en lugares soleados y en el agua

​Mantenga a su familia segura este verano siguiendo estos consejos de la American Academy of Pediatrics (AAP).

Diversión bajo el sol

Bebés menores de 6 meses de edad:

  • Para prevenir quemaduras solares, la AAP recomienda que los bebés eviten exponerse al sol y que se les vista con pantalones largos ligeros, camisetas de manga larga y sombreros de ala ancha que den sombra al cuello para prevenir quemaduras solares. Sin embargo, cuando no hay ropa ni sombra adecuada disponible, los padres pueden aplicar una cantidad mínima de protector solar con un FPS —factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de por lo menos 15 en áreas pequeñas como la cara y las plantas de las manos del bebé. Si un bebé sufre una quemadura solar, aplique compresas frías sobre el área afectada. Para más información lea el artículo: Cómo proteger a su bebé de las quemaduras del sol.

Para todos los otros niños:

  • La primera, y la mejor, línea de defensa contra la exposición a la perjudicial radiación ultravioleta (RUV) es evitar la exposición al sol y cubrirse. Permanezca en la sombra siempre que sea posible, y restrinja la exposición a la luz solar durante las horas de máxima intensidad: entre las 10 a.m. y las 4 p.m.

  • Use un sombrero con ala de 3 pulgadas (7,5 cm) o una gorra con visera o visor hacia el frente, gafas de sol (busque gafas de sol que proporcionen 97 a 100 % de protección contra los rayos UVA y UVB) y ropa de algodón de tejido tupido.

  • En días tanto soleados como nublados use un protector solar con un FPS de 15 o más que proteja contra los rayos UVA y UVB.

  • Asegúrese de aplicar suficiente protector solar: alrededor de una onza (30 gramos) en cada aplicación para un adulto joven.

  • Reaplique el protector solar cada dos horas y después de nadar o sudar.

  • Tome precaución adicional cerca del agua y la arena (¡e incluso de la nieve!), porque reflejan los rayos UV y pueden causar quemaduras del sol con mayor rapidez.

Estrés térmico por calor en niños que están haciendo ejercicio

  • La intensidad de actividades de 15 minutos o más de duración debe reducirse cuando las temperaturas altas y la humedad alcancen cifras críticas.

  • Al principio de un programa de ejercicio vigoroso o después de viajar a un clima más caluroso, la intensidad y la duración del ejercicio inicialmente se deben imitar, y después aumentar de manera gradual durante un periodo de 7 a 14 días para aclimatarse al calor, en particular si es muy húmedo.

  • Antes de una actividad física prolongada, los niños deben estar bien hidratados y no deben tener sed. Durante la primera hora de ejercicio, puede tomar sólo agua. Los niños siempre deben tener a su disposición agua o una bebida deportiva y beber cada 20 minutos mientras están haciendo ejercicio en el calor.

  • La ropa debe ser ligera y de colores claros y debe limitarse a una capa de material absorbente para facilitar la evaporación del sudor. Las camisetas saturadas de sudor deben reemplazarse por ropa seca.

  • Los entrenamientos y los juegos jugados en el calor deben acortarse, y se deben instituir recesos más frecuentes para tomar agua e hidratarse. Los niños deben buscar lugares más frescos si sienten que su temperatura ha aumentado excesivamente o si sienten mareo, nausea o vértigo.

Estrés térmico por calor

Los bebés y los niños pequeños no pueden regular la temperatura de su cuerpo de la misma forma que lo hacen los adultos. Todos los años, mueren niños debido a insolación al ser dejados, casi siempre accidentalmente, en el interior de un automóvil caliente y la mayoría de estas muertes ocurren en niños menores de 3 años.

Los siguientes son consejos para los padres que viajan en automóvil con bebés o niños pequeños

  • Revise siempre el asiento trasero para cerciorarse de que los niños ya no están en ahí cuando usted  llega a su destino y se ha bajado del automóvil.

  • Evite distracciones mientras conduce, especialmente con el teléfono celular.

  • Preste especial atención a los niños en el automóvil cuando hay un cambio de rutina; por ejemplo, alguien diferente está manejando en la mañana o toma una ruta diferente para ir al trabajo o guardería.

  • Solicite a su proveedor de cuidado infantil que lo llame si su niño no ha llegado 10 minutos después de la hora prevista de llegada.

  • Coloque su celular, cartera o bolsa en el asiento trasero para que le recuerde revisar el asiento trasero cuando llega a su destino.

  • El interior del automóvil puede alcanzar rápidamente temperaturas peligrosas, incluso cuando la temperatura exterior no está muy caliente. Nunca deje a su niño solo en el automóvil ni cuando espera regresar muy pronto. Échele llave al carro cuando está estacionado para que los niños no logren montarse sin ser supervisados. Para más información lea: Prevenga las muertes de niños en vehículos calientes.

Seguridad en el agua

  • Nunca deje solo a un niño en el agua o cerca de donde haya agua, ni un solo momento; la atenta supervisión por parte de un adulto responsable es la mejor forma de prevenir el ahogamiento en los niños.

  • Los nadadores con menos experiencia y los niños menores de 5 años en el agua o en sus cercanías deben contar con un adulto al alcance de la mano que preferiblemente sepa nadar y realizar RCP, que brinde "supervisión de contacto".

  • Nunca nade solo. ¡Incluso los buenos nadadores necesitan de un compañero!

  • Designe a un "vigilante del agua" cuando esté en el agua o en sus cercanías.

  • Debido a que el ahogamiento puede ser rápido y silencioso, el "vigilante del agua" debe prestar atención constante, no distraerse, no participar en otras actividades, tales como la lectura, jugar cartas o con el teléfono, mientras está supervisando a los niños, aunque un salvavidas/socorrista esté presente.

Seguridad en la piscina

  • Instale una cerca de al menos 4 pies (1,2 m) de altura alrededor de la piscina. Revise que la cerca no tenga huecos/espacios o protuberancias que un niño pequeño pueda usar para subirse, pasar a través o por debajo de la cerca.

  • Cerciórese de que las puertas de entrada a la piscina abran hacia afuera y que el pestillo se cierre automáticamente a una altura que no puedan alcanzar los niños. Considere instalar una alarma de alerta para cuando alguien abra la puerta o el uso de al alarmas de ondas/de oleaje o subacuáticas como medida de protección adicional.

  • La cerca más segura es aquella que rodea a la piscina por sus cuatro lados y separa la piscina de la casa y el patio por completo. Si la casa se usa como uno de los lados de la cerca, instale una alarma en la puerta de salida al patio y a la piscina. Para protección adicional, instale ventanas protectoras o ventanas mirando a la piscina. Las víctimas del ahogo también han utilizado las puertas de las mascotas para obtener acceso a la piscina. Mantenga las alarmas en buen estado de funcionamiento con pilas o baterías nuevas.

  • Mantenga equipo de rescate (un gancho de piscina tipo pastor, y un salvavidas) y un teléfono portátil cerca de la piscina. Elija un gancho de piscina tipo pastor y otro equipo de rescate hecho de fibra de vidrio u otros materiales que no conduzcan la electricidad

  • Evite los auxiliarles para nadar tales como flotadores. No son un substituto de los chalecos salvavidas y producen una falsa seguridad en los niños y en los padres.

  • Los niños mayores de un año pueden correr menos riesgo de ahogarse si han recibido clases de natación. Sin embargo, no existe evidencia de que las clases de natación o de técnicas de supervivencia puedan prevenir que los niños menores de un año se ahoguen.

  • La decisión de inscribir a un niño mayor de un año a clases de natación debe ser tomada por los padres basados en el desarrollo y la disposición del niño y su exposición al agua, pero los programas de natación no deben considerarse como "a prueba de ahogo" para los niños a ninguna edad.

  • Evite que los niños queden aprisionados o atrapados en el drenaje. La succión del drenaje de las piscinas y balnearios puede atrapar al nadador o bañista si se ha descompuesto o le falta la tapa del desagüe. Pregúntele al encargado del funcionamiento de la piscina si los drenajes de la piscina cumplen con los requisitos de la ley de seguridad de piscinas y balnearios (Pool and Spa Safety Act). Si usted tiene una piscina o balneario, solicite al representante encargado del funcionamiento de piscinas que instale en el drenaje y en los accesorios de succión tapas para desagües y otros dispositivos o sistemas.  Para más información sobre la ley de seguridad de piscinas y balnearios Virginia Graeme Baker, visite el sitio web PoolSafety.gov (en inglés).

  • Las piscinas inflables sobre el nivel del suelo se han vuelto muy de moda para usar en los patios. Los niños pueden caerse adentro si se recuestan en el lado blando de la piscina inflable. Aunque por lo general estas piscinas están exentas de requerimientos, es sumamente importante que estén rodeadas por una cerca como en el caso de una piscina permanente para prevenir que los niños obtengan acceso sin la supervisión de un adulto.

  • Si no sabe dónde está su niño o  no lo puede localizar, búsquelo primero en la piscina o balneario.

  • Comparta las instrucciones de seguridad con su familia, amigos y vecinos.

Seguridad abordo de embarcaciones

  • Los niños deben usar chalecos salvavidas en todo momento cuando viajen abordo de embarcaciones o estén cerca de masas de agua. Los adultos deben usar chalecos salvavidas por su propia protección y para dar un buen ejemplo.

  • Asegúrese de que el chaleco salvavidas sea de la talla correcta de su hijo. El chaleco no debe quedar holgado. Siempre debe usarse según las instrucciones con todas las correas abrochadas.

  • Los flotadores tipo alitas, los juguetes, las balsas y los colchones de aire inflables no deben usarse como chalecos salvavidas ni como dispositivos flotantes individuales.

  • Se le debe advertir a los adolescentes y a los adultos de los peligros de navegar bajo la influencia del alcohol, drogas o incluso de algunos medicamentos recetados.

Natación en mar abierto

  • Un socorrista (u otro adulto que sepa de rescate acuático) debe vigilar a los niños siempre que estén en el agua o cerca de la misma. Los niños de más corta edad deben ser supervisados muy de cerca mientras estén en el agua o cerca de la misma —use "supervisión de contacto", para mantenerlos a una distancia de no más de la longitud de un brazo.

  • Asegúrese de que su hijo sepa que nunca debe sumergirse o hacer clavados en el agua, excepto cuando se lo permita un adulto que conozca la profundidad del agua y que haya  verificado que no hay objetos bajo el agua.

  • Nunca permita que su hijo nade en canales o en cualquier cauce de agua con movimiento rápido. Sólo debe permitirse nadar en el mar cuando haya un socorrista de guardia.

  • Enseñe a los niños acerca de las corrientes de resaca (también llamadas corrientes de retorno). Si queda atrapado en una corriente de ese tipo, nade paralelo a la costa hasta que escape de la corriente, y después nade de regreso a la costa.

Información adicional

Published
5/5/2017 12:00 AM
Facebook Twitter Google + Pinterest