Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Qué es lo más reciente sobre la gripe: Un mensaje para profesores y encargados del cuidado infantil

Temporada de influenza (gripe) 2015-2016

La actividad gripal está aumentado como es de esperarse en esta época del año. Hasta el momento en este año han ocurrido 4 muertes de niños debido a la influenza. La mejor forma de protección contra la influenza y de reducir la posibilidad de enfermarse de la gripe es vacunarse ahora mismo. Este enfoque reviste una importancia crítica que le da prioridad a la salud y a la seguridad de todas las personas en el entorno del cuidado infantil. La vacuna antigripal se le recomienda a todas las personas mayores de 6 meses de edad, incluyendo al personal de los centros para el cuidado infantil.

Conceptos erróneos sobre la vacuna antigripal

Un serie de temores y preocupaciones sobre la vacuna antigripal ha surgido en los últimos años, causando que algunos adultos no se la apliquen. Estos temores van desde preguntas sobre la seguridad de las vacunas hasta inquietudes sobre su eficacia en general. Algunos adultos piensan que pueden contraer la gripe cuando se aplican la vacuna. La vacuna antigripal no causa gripe; sin embargo, puede causar efectos secundarios leves en algunas personas (dolores de cuerpo, molestias en el lugar donde se aplicó la vacuna, fiebre baja). Además, es posible que algunos adultos contraigan la gripe o algún otro virus que tenga síntomas parecidos cuando acaban de recibir la vacuna antigripal. La vacuna antigripal toma 2 semanas para empezar a brindar una buena protección. Por esta razón,  es erróneo por parte de algunos adultos decidir esperar a ser vacunados un poco antes de que la gripe llegue a sus comunidades. Entre más pronto se haga vacunar, mejor. Vea la información de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades CDC: No hay más excusas.

Prevenga la propagación de los gérmenes

Ahora que la actividad gripal está aumentado, el reto es evitar propagar los gérmenes por doquier. A los miembros del personal y a los niños se les debe enseñar a cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable cuando tosen o estornudan (y a desechar el pañuelo en la basura de inmediato) o se les debe pedir que tosan en el codo o en el hombro (y no en sus manos). Después de toser o estornudar, todos deben ser exhortados a lavarse las manos con un gel antiséptico que contenga alcohol o con agua y jabón. Despliegue materiales educativos en los centros Head Start o de educación temprana y en centros del cuidado infantil para promover la buena higiene de las manos y  la práctica del protocolo adecuado para toser y estornudar. Algunos de los materiales disponibles en el sitio web de los CDC incluyen: Recursos para una campaña de vacunación contra la influenza para Hispanos/Latinos y Me vacuno y protejo a mi familia.

Revise la documentación sobre las vacunas

Todos los centros para el cuidado infantil deben requerir que los padres o tutores de los niños matriculados en el programa proporcionen un documento por escrito que confirme la aplicación de la vacunas apropiadas para los niños de acuerdo con su grupo de edad. Los programas también deben revisar la documentación para verificar que los niños se hayan vacunado contra la influenza de temporada. Los bebés que son muy jóvenes para recibir la vacuna antigripal deben vacunarse tan pronto como cumplan los 6 meses de edad. Establezca un método de notificación para cerciorarse que estos bebés reciban sus vacunas a tiempo.

​Información adicional:

Published
1/19/2016 12:00 AM
Facebook Twitter Google + Pinterest