Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Noticias
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Lo más reciente sobre la influenza (gripe): un mensaje para profesores y encargados del cuidado infantil

Temporada de la influenza (gripe) 2017-2018

Ahora que comenzamos la temporada de la influenza (gripe), es importante cerciorarse de que su programa de Head Start o de educación temprana y para el cuidado infantil estén preparados. Consulte el folleto informativo para pacientes titulado, "Influenza (gripe) estacional" de la American Academy of Pediatrics (AAP), así como  los materiales educativos de la organización Families Fighting Flu, (Familias Combatiendo la Influenza), Stay in the Game This Flu Season -en inglés- (Permanezca en el juego esta temporada de la gripe), y el libro de actividades de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) titulado, Ready Wrigley Prepares for Flu Season -en inglés- (El siempre listo Wrigley se prepara para la temporada de la gripe).

Los virus de la influenza (gripe) son imprevisibles

Cualquier persona, incluso los niños y los adultos sanos, se pueden enfermar de gravedad, necesitar ser hospitalizados y hasta morir a causa de la influenza (gripe). Aunque la vacuna contra la influenza no es perfecta, es la mejor forma para prevenir las infecciones causadas por la influenza. Vacunar a los niños puede reducir la propagación de la influenza en la comunidad, prevenir hospitalizaciones y puede salvar vidas.

Además, es importante que todos los encargados y el personal del cuidado infantil se vacunen contra la influenza todos los años. Los niños, especialmente aquellos que se encuentran en entornos escolares, tienden a enfermarse de la gripe y pueden contagiar a otros. Los niños con alto riesgo de sufrir complicaciones debido a la gripe incluyen a los menores de 5 años y niños con enfermedades crónicas, especialmente los que tienen sistemas inmunitarios debilitados. Sin embargo, los índices de inmunización de estos niños son menores que los de la población en general.

Como proveedor del cuidado infantil, es necesario que haga todo lo posible por promover la vacunación entre los estudiantes y el personal. Usted puede ayudar a aumentar los índices de vacunación de los niños en grupos de alto riesgo de la siguiente forma:

  1. Hable con los padres sobre la importancia de vacunarse contra la influenza y aconséjeles a que lleven a sus niños a vacunarse lo más pronto posible.

  2. Implemente un procedimiento para tener registros de las vacunas contra la influenza. La AAP recomienda que los centros mantengan registros confidenciales de las vacunas, evaluaciones periódicas de la salud y cualquier consideración sanitaria especial.

  3. Invite a un pediatra o un asesor de salud infantil a ofrecer un curso de educación para los padres y su personal sobre cómo prevenir la influenza.

 Los bebés menores de 6 meses son muy pequeños para ser vacunados, por esto necesitan ser protegidos vacunando a las personas que los rodean. Otra manera importante de proteger a los bebés durante sus primeros seis meses de vida se logra cuando las mujeres embarazadas se vacunan. La vacuna contra la influenza se les recomienda a todas las mujeres embarazadas en cualquier trimestre, así como a las mujeres que están amamantando o que piensan quedar embarazadas durante la temporada de la influeza. Además de protegerse a sí mismas, las mujeres embarazadas pasan su protección contra la gripe a sus recién nacidos, quienes están protegidos por varios de los primeros meses de sus vidas. Como cuidador de niños pequeños, usted puede ayudar a promover buenas prácticas cerciorándose de que su programa o centro les recuerde a los padres que una vez que su bebé cumple 6 meses, ¡pueden recibir su propia vacuna contra la influenza!

Conceptos erróneos sobre la vacuna contra la influenza

Varias ideas falsas sobre la vacuna contra la influenza (gripe) han surgido en los últimos años provocando que algunas personas no se apliquen la vacuna.  Estos conceptos erróneos van desde la seguridad de las vacunas (si los ingredientes en las vacunas son seguros) hasta inquietudes sobre la eficacia de la vacuna (si la vacuna es una buena protección contra la influenza). La vacuna contra la influenza es segura y la forma más eficaz para prevenir la influenza (gripe).

Una idea falsa que es difundida ampliamente es que la vacuna contra la influenza produce gripe o influenza. De hecho, las vacunas contra la influenza no pueden provocar la influenza (gripe) ya que no contienen un virus infeccioso; sin embargo, las vacunas pueden causar efectos secundarios leves en algunas personas (por ejemplo, dolores del cuerpo, molestias en el lugar de la inyección, fiebre baja).  Además, es posible que los adultos se contagien de influenza o de otro virus que tenga síntomas parecidos, apenas acaban de recibir la vacuna contra la influenza. Toma cerca de dos semanas después de recibir la vacuna para que empiece la protección. Consulte la hoja informativa de los CDC, titulada Deje las excusas: usted necesita la vacuna contra la influenza"(en inglés).

Ponga en práctica la etiqueta o protocolo para estornudar y toser

A los miembros del personal y a los niños se les debe enseñar a cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo desechable cuando tosen o estornudan o se les debe enseñar a que tosan en la parte interior del codo o en el hombro (no en sus manos). Después de toser/estornudar, se les debe recomendar a todos que se laven sus manos con agua y jabón. Consulte la presentación sobre el lavado de manos de los CDC en español para más información.

Considere desplegar estos materiales educativos en su programa de Head Start o centro de educación infantil temprana para promover buenos hábitos de higiene de las manos y sobre el protocolo para toser y estornudar. La AAP ofrece un ejemplo de una carta (en inglés) que los programas pueden individualizar (hacer cambios) y compartir con sus padres.

Aunque las medidas preventivas diarias no son un substituto de la vacuna contra la influenza, pueden ayudar a reducir la propagación de virus respiratorios, tales como la influenza (gripe).

El control de las enfermedades infecciosas en las escuelas y programas para el cuidado infantil: una guía de referencia rápida (4.a edición) —en inglés—

Esta edición recientemente actualizada del  manual de la AAP (en inglés) ofrece importante información a los directores, profesores y cuidadores sobre la prevención y el control de la influenza y otras enfermedades infecciosas que circulan en entornos colectivos (grupos) para el cuidado infantil. La guía contiene referencias útiles, tales como hojas de referencia rápida sobre ciertas afecciones o enfermedades. Capítulos detallados abordan medias de control para las infecciones, vacunas y criterios para incluir/excluir a los niños enfermos del centro.

​Información adicional:

Published
11/9/2017 12:00 AM
Facebook Twitter Google + Pinterest