Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Edades y Etapas
Tamaño del texto
Facebook Twitter Google + Pinterest

Niños transgénero y no conformes con el género

Algunos niños tienen una identidad de género que es diferente de su sexo asignado al nacer, y muchos tienen intereses y pasatiempos que pueden coincidir con el sexo opuesto. Sin embargo, algunos niños no se identifican con ningún género. Pueden sentir que están en un lugar intermedio o que no tienen ningún género. Es natural que los padres pregunten si es "sólo es una etapa", pero la respuesta no es fácil.  

Para algunos niños pequeños, la expresión del deseo de tener o identificarse con otro género puede ser temporal; para otros no. Sólo el tiempo lo dirá. Algunos niños no conformes con el género en la primera infancia crecen y se convierten en adultos transgénero (se identifican continuamente con un género que es diferente de su género de nacimiento) y otros no. Muchos niños no conformes con el género crecen y se identifican con una orientación homosexual, lesbiana o bisexual (es decir, se sienten atraídos por personas del mismo sexo o de ambos sexos en lugar de sentir que son de otro sexo).

Cómo criar a un niño no conforme con el género

No hay manera de predecir cómo se llegará a identificar un niño más adelante en su vida. Esta incertidumbre es una de las cosas más difíciles en la crianza de un niño no conforme con el género. Es importante que los padres conviertan su hogar en un lugar donde su hijo se sienta seguro y amado incondicionalmente. Las investigaciones sugieren que el género es algo innato; no puede ser cambiado por ninguna intervención. Es sumamente importante que los niños se sientan amados y aceptados por ser quienes son.

¿Mi hijo crecerá y se convertirá en una persona transgénero?

Las investigaciones sugieren que los niños que son constantes, coherentes e insistentes sobre su identidad de género son los que tienen más probabilidades de convertirse en adultos transgénero. Es importante apoyar y seguir la iniciativa del niño. Esto puede significar que no tendrá una respuesta durante bastante tiempo, lo que puede ser muy difícil para los padres. Estos son algunos ejemplos:

  • Si su hijo adolescente se ha identificado con otro sexo desde la primera infancia, es poco probable que cambie de idea. Es probable que un varón de 12 años que siempre afirmó "soy una niña" desde los tres años, siga siendo transgénero durante toda su vida.
  • A veces un niño pequeño que se identifica plenamente con otro sexo cambia. Esto sucede con mayor frecuencia alrededor de los 9 o 10 años de edad. No se ha investigado lo suficiente para saber si este cambio significa que el niño ha aprendido a ocultar su verdadero ser debido a las presiones sociales, o solo se trataba de "una fase de la niñez".
  • La pubertad es otro momento en el que la identificación de género de un niño puede entrar en duda. A veces, algunos adolescentes que nunca demostraron nada fuera de lo normal en su expresión o identidad de género pueden comenzar a sentirse distintos, a medida que sus cuerpos cambian.  Puede ser muy confuso para los padres que "no vieron lo que se avecinaba" descubrir que su hijo adolescente es transgénero. Muchos no saben si es sólo una "fase de adolescente" o si su hijo es realmente transgénero. Puede ser útil permitirle a su hijo adolescente que explore su identidad de género con el apoyo de un consejero o terapeuta con experiencia en la orientación de jóvenes transgénero.

¿Qué provocó que mi hijo se identificara con otro género?

Si bien no entendemos por qué algunos niños se identifican con otro género que no es el de nacimiento, es probable que la causa sea biológica y social. No hay evidencia de que la crianza sea la causa de que un niño tenga una identidad de género que no concuerde con su sexo biológico. Un trauma infantil no provocará que un niño se convierta en una persona no conforme con el género, transgénero u homosexual. No hay nada "malo" con su hijo. Sin embargo, los niños que se ven "diferentes" pueden sufrir burlas o acoso escolar. Si ocurre esto, hable con el maestro y la escuela de su hijo para crear un plan que evite el acoso escolar. Lo más importante que debe tener en cuenta es apoyar, amar y aceptar a su hijo tal y como es. 

¿Decidirá mi hijo pasar por la transición? ¿Cómo es el proceso?

En algún momento, un niño que no está conforme con el género continuamente puede optar por pasar por una "transición" o empezar a vivir de acuerdo con el género con que se identifica en lugar del género asignado al nacer. El proceso de transición es diferente para cada persona y suele ser iniciado por el niño.

  • Algunos niños pasan por una transición en la primera infancia cuando se visten con ropa para el género con que se identifican y cambian su nombre o pronombre.
  • Hay un tratamiento médico disponible para bloquear los signos de la pubertad asociados con el sexo biológico durante los primeros años de la adolescencia. A veces, estos se denominan "bloqueadores de la pubertad" y evitan que aparezcan las características secundarias asociadas con la pubertad (por ejemplo cambio o engrosamiento de la voz, vello facial y estatura en los varones; crecimiento de los senos en las mujeres). Estos medicamentos le dan más tiempo al adolescente y a su familia para tomar una decisión sobre los próximos pasos en la transición. Los efectos de estos medicamentos imitan a los de una hormona natural que se encuentra en el cuerpo y son completamente reversibles cuando se dejan de tomar.
  • Más adelante en la adolescencia, los adolescentes pueden optar por el uso de medicamentos u hormonas para pasar por la transición y la pubertad del género de acuerdo con su identidad.
  • Algunos adultos deciden operarse y otros no. Si una persona joven tomó bloqueadores de la pubertad antes de pasar por la transición, no necesitará determinadas cirugías para revertir los efectos de la pubertad (como extirpación de senos o feminización facial).

En cualquier caso, aquellos que deseen pasar por una transición médica necesitan estar en contacto con un consejero o terapeuta con experiencia en la orientación de jóvenes transgénero. El niño también necesitará consultar con un endocrinólogo pediátrico o un médico que se especialice en terapia hormonal para jóvenes, preferiblemente justo antes del inicio de la pubertad.

Diferencia entre orientación sexual e identidad de género

La orientación sexual se refiere a la persona de quien alguien se enamora o por quien alguien se siente atraído. La orientación sexual se hace evidente al final de la infancia, mientras que la identidad de género se refiere a cómo se identifica una persona en la primera infancia. Si bien la orientación sexual y la identidad de género son vías de desarrollo bastante distintas, los niños no conformes con el género suelen identificarse como homosexuales o bisexuales al crecer, y muchos adultos homosexuales o bisexuales recuerdan un comportamiento no conforme con el género en la infancia. Como sucede con la identidad de género, la atracción física y emocional de una persona hacia alguien del mismo sexo o del sexo opuesto no se puede cambiar.

La salud mental de su hijo

Todos los niños no conformes con el género (aunque más adelante se identifiquen como heterosexuales, homosexuales, lesbianas, bisexuales o transgénero), están en riesgo de sufrir acoso escolar y problemas de salud mental

Una gran proporción de los intentos de suicidio de adolescentes se vincula a problemas de género y sexualidad, y muchos jóvenes homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales intentan suicidarse. Como padre, su función más importante es entender, respetar y apoyar a su hijo. Un enfoque sin prejuicios le permitirá ganarse la confianza de su hijo y lo pondrá en una mejor posición para ayudarlo en los tiempos difíciles. Debe brindar su apoyo y ayuda, sin importar cuál sea la identidad de género o la orientación sexual de su hijo. Las investigaciones han demostrado que el apoyo de la familia reduce significativamente el riesgo de suicidio de un adolescente.

Lo que pueden hacer los padres:

  • Cuando su hijo le revele su identidad, bríndele su apoyo y comprensión. Saber que, aunque la identidad de género y la sexualidad no puedan cambiar, la manera en que las personas identifican su orientación sexual o su identidad de género puede cambiar con el tiempo a medida que descubren más sobre ellos mismos.
  • Acepte y ame a su hijo tal y como es. Necesitará su apoyo y validación para convertirse en un adolescente y un adulto sano. 
  • Defienda a su hijo cuando sea maltratado. No minimice la presión social o el acoso escolar que su hijo puede estar enfrentando. Consulte Cómo ayudar a sus niños a evitar ser víctimas del acoso.  
  • Deje en claro que no se tolerarán comentarios o chistes sobre el género, la identidad de género o la orientación sexual. Exprese su desaprobación ante estos tipos de bromas o burlas cuando los vea en la comunidad o los medios de comunicación. 
  • Esté atento a los signos de ansiedad, inseguridad, depresiónbaja autoestima. Algunos niños que no tienen una familia o un grupo de amigos que los apoye pueden tener problemas emocionales. Consulte La salud mental y los adolescentes: esté atento a las señales de alerta.
  • Ponga a su hijo en contacto con organizaciones, recursos y eventos de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgéneros y Ambiguos (Lesbian, Gay, Bisexual, Transgender and Questioning, LGBTQ). Para ellos es importante saber que no están solos.
  • Celebre la diversidad en todas sus formas. Ofrezca acceso a diversos libros, películas y materiales, incluidos aquellos que representen de manera positiva las relaciones entre personas del mismo sexo. Señale a las celebridades LGBTQ, las personas que son modelos a seguir y luchan por la comunidad LGBTQ y aquellas que demuestran valentía en medio del estigma social.
  • Apoye la expresión personal de su hijo en la elección de ropa, joyas, peinados, amigos y la decoración de las habitaciones.
  • Busque materiales educativos, recursos y apoyo si siente la necesidad de profundizar su propio conocimiento sobre las experiencias de los jóvenes LGBTQ.

Apoyo para familias

Tener un hijo no conforme con el género puede ser muy estresante para los padres y cuidadores ya que se enfrentan a la incertidumbre de explorar las relaciones en las escuelas, con los parientes y hermanos y con el mundo que los rodea. Hay varias organizaciones nacionales e internacionales que brindan apoyo a las familias con niños no conformes con el género, así como libros excelentes. A muchos padres y hermanos también les resulta útil reunirse con un profesional de asistencia de la salud mental u otras familias en un grupo de apoyo.

Cuándo hablar con el pediatra de su hijo:

Si su hijo se identifica continuamente con otro género en lugar de mostrar una mezcla de varios comportamientos, hable con su pediatra. Es posible que su hijo necesite ayuda de un profesional de la salud mental para poner en orden sus ideas sobre el género o la sexualidad, o para afrontar el hecho de ser diferente.

Los niños no conformes con el género son más propensos a sufrir de ansiedad y depresión debido al acoso escolar, la discriminación y la falta de aceptación. Es importante hablar con el pediatra de su hijo o un profesional de la salud mental si le preocupa que su hijo pueda estar sufriendo un problema de salud mental. 

Si desea obtener más información o ayuda para encontrar un grupo de apoyo para usted o su hijo, hable con el pediatra de su hijo.

Información adicional: 

Última actualización
1/20/2017
Fuente
Section on Lesbian, Gay, Bisexual, Transgender, Health and Wellness (SOLGBTHW) (Copyright © 2015 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Facebook Twitter Google + Pinterest