Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
 
Problemas de salud
Tamaño del texto

Cubiertas de tela para la cara para niños durante el COVID-19

Cloth Face Coverings for Children During COVID-19 Cloth Face Coverings for Children During COVID-19

​​Para protegernos y a otros del COVID-19, los CDC recomiendan ahora que se utilice una cubierta de tela para la cara cuando salimos de casa. ¿Pero también la deben usar los niños? A continuación, ofrecemos algunas respuestas a preguntas frecuentes sobre las cubiertas o mascarillas de tela para la cara para niños durante la pandemia del COVID-19.

¿Por qué las personas están usando ahora las cubiertas de tela para la cara?

Debido a que muchas personas que tienen el COVID-19 no tienen síntomas, el usar cubiertas de tela para la cara reduce la transmisión del virus a través de esputo o gotitas infectadas de una expectoración, tos o estornudo. Esto sucede con más frecuencia cuando alguien con COVID-19 se acerca a menos de 2 metros de distancia de usted, que es el área propicia para una trasmisión a través de estornudos o tos.

¿Deben los niños usar cubiertas de tela para la cara?

Los niños menores de 2 años de edad NO necesitan usar cubiertas de tela para la cara.

¿Cuándo es necesario que los niños usen cubiertas de tela para la cara?

Hay ciertos lugares donde los niños deben usar cubiertas de tela para la cara. Esto incluye lugares donde no pueden guardar una distancia de 2 metros entre otras personas. Por ejemplo, si usted tiene que llevarlos al médico, la farmacia o al supermercado.

Sin embargo, hay otros lugares donde NO es necesario que los niños usen cubiertas de tela para la cara:

  • En la casa, asumiendo que no han estado expuestos a alguien con COVID-19.

  • Afuera, mientras que puedan mantener una distancia de por lo menos 2 metros entre otras personas y puedan evitar tocar superficies. Por ejemplo, pueden ir a caminar afuera sin cubiertas de tela para la cara siempre y cuando los niños permanezcan a 2 metros de otros, y que no toquen superficies, fuentes de agua, equipos de patio/recreo u otras cosas que puedan estar infectadas por otras personas que las hayan tocado.

Precaución: reconsidere el uso de cubiertas o mascarillas de tela para niño si:

  • Las cubiertas de tela para la cara pudieran conllevar posible riesgo de asfixia o estrangulación para su niño.

  • Si el uso de la cubierta de tela para la cara provoca que su niño se toque la cara con más frecuencia que cuando no la usa.

Quedarse en casa y mantener una distancia física sana es la mejor manera de proteger a su familia del COVID-19. En especial para los niños pequeños que pudieran no entender por qué no pueden correr hacia otras personas o tocar cosas que no deben, es mejor mantenerlos en casa.  Los niños que están enfermos (fiebre, tos, congestión, goteo nasal, diarrea o vómito) no deben salir de casa.

¿Qué hago si a mi niño le da miedo usar una cubierta de tela para la cara?

Es comprensible que al principio les pueda dar miedo a los niños usar las cubiertas de tela para la cara. A continuación, le ofrecemos algunas ideas para ayudar a que parezcan menos atemorizantes:

  • Mírese al espejo con la cubierta de tela para la cara puesta y hablen al respecto.

  • Póngale una cubierta de tela para la cara a uno de los animales de peluche favoritos.

  • Adórnelas para que sean un poco más divertidas y únicas para cada persona.

  • Muéstrele a su niño imágenes de otros niños que tengan cubiertas de tela puestas.

  • Dibuje en ella uno de sus personajes favoritos de un libro.

  • Practique usar la cubierta de tela para la cara en casa para ayudar a que su niño se acostumbre a verla.

Para los niños menores de 3 años, es mejor contestar a sus preguntas con un lenguaje simple que pueda entender. Si le pregunta por qué las personas usan cubiertas de tela para la cara, explíquele que a veces las personas las usan cuando están enfermas, y cuando se sienten mejor, las dejan de usar.

Con los niños mayores de 3 años, intente enfocarse en los gérmenes. Explíqueles que los gérmenes son propios de cada cuerpo. Algunos gérmenes son buenos y otros son malos. Los malos pueden enfermarnos. Ya que no siempre podemos determinar cuáles son buenos o malos, las cubiertas de tela para la cara pueden ayudarnos a mantener a estos gérmenes fuera de nuestro organismo.

Una de las mayores dificultades que tienen los niños para usar cubiertas de tela para la cara tiene que ver con "sentirse diferentes" o estereotipados por estar enfermos. Entre más personas utilicen las cubiertas de tela, los niños se acostumbrarán a ellas y no se sentirán señalados o extraños por usarlas.

¿Y en el caso de los niños con necesidades especiales de salud?

  • Los niños a los que se les considera de mayor riesgo o que tienen un sistema inmunitario debilitado se les recomienda usar una mascarilla N95 (mascarilla con filtro) de protección.

  • Se les recomienda a los niños con mayor riesgo usar una mascarilla quirúrgica estándar si están enfermos para prevenir la propagación de la enfermedad a otros.

  • Los niños que sufren de deficiencias cognitivas o respiratorias se les pudiera dificultar tolerar la cubierta de tela para la cara. Para estos niños, es necesario tomar precauciones especiales.

¿Hay una "manera correcta" para usar la cubierta de tela para la cara?

Sí. Coloque bien la cubierta de tela sobre la nariz y boca y estírela de una oreja a la otra. Recuerde lavarse las manos antes y después de usarla y evite tocarla una vez que la tenga puesta en la cara. Cuando regrese al interior, evite tocar la parte delantera de la cubierta de tela quitándosela de la parte posterior. Las cubiertas de tela para la cara no se deben usar cuando se come o se bebe.

Lave las cubiertas de tela para la cara después de cada uso.

¿Qué clase de cubierta de tela para la cara funciona mejor?

Las cubiertas de tela para la cara hechas en casa o compradas funcionan bien para la mayoría de las personas. Para los niños, que les ajusten bien es importante. Las cubiertas de tela  para la cara plegadas con elástico son probablemente las que les quedan mejor a los niños. Las cubiertas de tela para adultos son por lo general de 6 x 12 pulgadas (15 x 30 cm), pero incluso una cubierta de tela ​para niños de 5 x 10 pulgadas (12 x 24 cm) le puede quedar muy grande a los niños pequeños. Intente conseguir la talla correcta que se ajuste a la cara de su niño y cerciórese de que le queda bien.

Debido a que ahora el suministro es muy limitado, las mascarillas profesionales como la N-95 (con filtro) se reservan para los profesionales de la salud que trabajan en primera línea debido a que corren mayor riesgo de exposición al virus.

​Información adicional


Última actualización
4/15/2020
Fuente
American Academy of Pediatrics (Copyright © 2020)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.
Síganos