Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Vida Familiar

Un creciente número de madres adoptivas están interesadas en amamantar a sus bebés a través de la lactancia inducida.

Hasta ahora, ningún medicamento diseñado específicamente para inducir o mejorar la lactancia ha sido aprobado por la FDA. Sin embargo, algunos medicamentos recetados normalmente para otras razones, como metoclopramida, también han demostrado que estimulan o mejoran la producción de leche en algunas mujeres. Dichos medicamentos los debe recetar un médico ya que tienen efectos secundarios, así que su médico recomendará revisar su historial médico antes de recetárselos.

En Estados Unidos y otros países, las madres han usado medicamentos de hierbas, disponibles en cápsulas o en tés, para estimular o incrementar el suministro de leche. Pregúntele a su médico o especialista en lactancia acerca de los medicamentos de hierbas antes de considerar usarlos. (Nota: los medicamentos de hierbas no están regulados en Estados Unidos según su contenido, pureza o posibles contaminantes).

Debe acompañar cualquier medicamento con estimulación regular del pezón o del seno con un extractor de leche cada dos a tres horas. Una vez ha llegado su bebé, puede estimularlo para que se alimente del seno, iniciando una relación de lactancia materna mientras que estimula más la producción de leche.

Ya que no existe manera de predecir si su producción de leche llegará a niveles suficientes para satisfacer completamente las necesidades de su bebé, muchas madres adoptivas amamantan felizmente con la ayuda de un complemento de lactancia que proporciona leche materna de un donante o leche de fórmula.

Si está interesada, deberá hablar con su médico y empezar el proceso antes de la llegada del bebé. El inicio de la producción de leche puede durar semanas, un promedio de cuatro semanas, después empieza a bombear. El estrés del proceso de adopción también puede interrumpir la producción de leche.

 

Última actualización
6/26/2014
Fuente
New Mother's Guide to Breastfeeding, 2nd Edition (Copyright © 2011 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.