Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Con frecuencia es difícil, especialmente en niños pequeños, estar completamente seguros que el diagnóstico es asma. Después de un minucioso examen físico, su pediatra deberá realizarle preguntas específicas sobre la salud de su hijo. La información que proporcione ayudará a determinar si su hijo tiene asma. Su pediatra necesitará información sobre

  • Los síntomas de su hijo, como dificultad para respirar, ataques de tos y disnea
  • Qué desencadena los síntomas o cuándo empeoran los síntomas
  • Los medicamentos que se utilizaron y si ayudaron
  • Cualquier antecedente familiar de alergias o asma

Es muy importante que su pediatra revise la función de las vías respiratorias del niño. Una manera de hacer esto es con una prueba de función pulmonar utilizando un dispositivo denominado espirómetro. Este dispositivo mide la cantidad de aire que se expulsa de los pulmones con el tiempo También es posible que su pediatra desee revisar la función pulmonar de su hijo después de proporcionarle algún medicamento. Esto ayuda a confirmar que el bloqueo en las vías respiratorias que se muestra en las pruebas de función pulmonar desaparece con el tratamiento.

Algunos niños no encuentran alivio de sus síntomas incluso después de usar medicamentos. Si ese es su hijo, es posible que su pediatra desee realizarle pruebas para detectar otras condiciones que puedan empeorar el asma. Estas condiciones incluyen rinitis alérgica (fiebre del heno), sinusitis (sinusitis) y enfermedad de reflujo gastroesofágico (el proceso que ocasiona acidez gástrica).

Es importante recordar que el asma es una enfermedad complicada de diagnosticar, y los resultados de la prueba de función de las vías respiratorias pueden ser normales aún cuando su hijo tiene asma. De la misma manera recuerde que no todos los niños con episodios repetidos de dificultad para respirar tienen asma. Algunos niños nacen con pulmones pequeños y las infecciones pueden bloquear sus vías respiratorias. A medida que crecen sus pulmones ya no tienen dificultad para respirar después de una infección. Este tipo de dificultad para respirar generalmente ocurre en niños sin un antecedente familiar de asma y en niños cuyas madres fumaron durante el embarazo.

 

Última actualización
5/21/2013
Fuente
AAP Section on Allergy and Immunology (Copyright © 2003)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.