Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Medicamentos para el asma

Los objetivos del tratamiento para el asma son minimizar los síntomas y permitir que los niños participen en las actividades físicas normales con efectos secundarios mínimos. También es importante evitar las visitas a la sala de emergencias y hospitalizaciones debido a los ataques de asma. Idealmente, esto significa que su hijo no debe experimentar síntomas de asma más de una o dos veces a la semana, los síntomas de asma no deben despertar a su hijo en la noche más de dos veces al mes, y su hijo debe poder participar en todos los juegos, deportes y actividades de educación física.

Los medicamentos para el asma vienen en una variedad de formas, incluyendo las siguientes:

  • Inhaladores dosificadores
  • Inhaladores de polvo seco
  • Líquidos que se pueden utilizar en nebulizadores
  • Píldoras

Se prefieren las formas inhaladas ya que suministran el medicamento directamente en la vías respiratorias con efectos secundarios mínimos.

Medicamentos utilizados para tratar el asma

El asma es diferente en cada paciente y los síntomas pueden cambiar con el tiempo. Su proveedor de atención médica determinará qué medicamento para el asma es mejor para su hijo con base en la severidad y frecuencia de los síntomas, y la edad de su hijo. A los niños con síntomas de asma que ocurren solo de vez en cuando se les suministran medicamentos solo durante períodos cortos. Los niños con asma cuyos síntomas ocurren con más frecuencia necesitan tomar medicamentos de control todos los días.

A veces es necesario tomar varios medicamentos al mismo tiempo para controlar y evitar los síntomas. Su proveedor de atención médica le puede suministrar a su hijo varios medicamentos al principio, para controlar los síntomas del asma, y después disminuir los medicamentos según sea necesario. Su proveedor de atención médica también puede recomendar un medidor de flujo respiratorio máximo para que su hijo utilice en casa para supervisar la función del pulmón. Esto puede ayudarle a tomar decisiones relacionadas con el cambio de terapia o después de los efectos de los cambios realizados por su proveedor de atención médica.

Los medicamentos para el asma se dividen en 2 grupos: medicamentos de alivio rápido y medicamentos de control.

Medicamentos de alivio rápido

Los medicamentos de alivio rápido son para utilizarlos a corto plazo, para abrir las vías respiratorias contraídas y para ayudar a aliviar la sensación de opresión en el tórax, dificultad para respirar y falta de respiración. También se pueden utilizar para evitar el asma inducida por el ejercicio. Estos medicamentos se toman solo según sean necesarios. El medicamento de alivio rápido más común es albuterol.

Medicamentos de control

Los medicamentos de control se utilizan a diario para controlar el asma y reducir la cantidad de días o noches que su hijo padece los síntomas. Los medicamentos de control no se utilizan para aliviar los síntomas. Los niños que presentan síntomas más de dos veces por semana o que se despiertan más de dos veces al mes deben utilizar medicamentos de control.

Los medicamentos de control incluyen lo siguiente:

  • Esteroides inhalados
  • Broncodilatadores de acción prolongada
  • Combinación de productos que contienen esteroides inhalados y broncodilatadores de acción prolongada
  • Antagonistas del receptor de leucotrienos (solo disponibles en píldoras)
  • No esteroides inhalados (como cromoglicato y nedocromil)
  • Metilxantinas (por ejemplo, teofilina)

Los corticoesteroides inhalados son el medicamento de control preferido para todas las edades. Cuando se utilizan en dosis recomendadas, son seguros para la mayoría de niños. Sin embargo, en el caso particular de su hijo, su proveedor de atención médica puede recomendar otro tipo de medicamento de control.

Plan de control de asma

Generalmente es útil tener un plan de control de asma escrito para que pueda consultarlo de vez en cuando. Dicho plan debe incluir la información sobre los medicamentos diarios que toma su hijo así como las instrucciones sobre qué hacer con los síntomas. También se le debe proporcionar un plan a la escuela de su hijo.

 

Última actualización
5/23/2013
Fuente
AAP Section on Allergy and Immunology (Copyright © 2003)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.