Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Las tenias pueden ocasionar infecciones intestinales. Cuando lo hacen, es posible que esté implicada cualquier cantidad de especies de tenias. Es posible que se encuentre la Taenia saginata (tenias de la carne bovina), Taenia solium (del cerdo) o Diphyllobothrium latum (del pescado). Las tenias requieren anfitriones humanos para vivir sus ciclos de vida. Afectan a las personas a través del contacto con las heces humanas contaminadas que se encuentran en la tierra, en el agua dulce o en los alimentos. Los niños pueden desarrollar estas enfermedades al comer carne cruda o poco cocida de animales o pescado infectado con tenias. Los alimentos contaminados contienen quistes del parásito. Su hijo puede tener una infección por tenia y no tener síntomas.

Cuando un niño ingiere los quistes de la tenia que se encuentran en la carne bovina poco cocida, en el cerdo o en el pescado, el quiste sobrevive a los ácidos estomacales y libera la larva. El parásito crece dentro del intestino del niño para volverse una tenia adulta. La tenia adulta tiene hasta 1,000 segmentos denominados proglótides, cada uno de los cuales contiene de 30,000 a 100,000 huevos. Un proglótide se separa del adulto y sale de los intestinos con los excrementos. El segmento mide aproximadamente de 0.5 a 1 pulgada de largo y algunas veces se le puede ver moviéndose en las deposiciones o en el ano. Si un niño o adulto tiene una tenia adulta, observará segmentos llenos de huevos en sus deposiciones.

Estos huevos se liberan después en la tierra y se los come el ganado o los cerdos, en donde se incuban, ingresan al flujo sanguíneo y forman quistes en la carne, al completar el ciclo de vida parasítico. Estos huevos también pueden quedarse en las manos de los humanos y después en los alimentos que están preparando. Los huevos de la tenia del pescado no afectan a los humanos. Estos huevos necesitan un huésped diferente denominado copépodo, que es un pequeño animal como camarón de agua dulce. El pescado se come al copépodo, el cual después se contamina con la tenia, completando de esta manera el ciclo de vida. Los huevos de la carne bovina tenia tampoco afectan a las personas. Sin embargo, cuando una persona se come un huevo de la tenia del cerdo, el huevo se incuba en el intestino y brota la larva. Después la larva se esconde en la pared del intestino para ingresar al flujo sanguíneo. Debido a que la larva no está en un cerdo (los huéspedes preferidos de una tenia del cerdo), no puede pasar a través de su ciclo normal de vida. Por lo tanto, en sus huéspedes humanos, la larva se queda atrapada en los tejidos como los músculos, el hígado y el cerebro. Dentro del tejido, la larva forma un quiste. Los quistes dentro del cerebro pueden ocasionar convulsiones.

Cuando las tenias adultas ocasionan enfermedades humanas, los médicos usan el nombre teniasis para describir la infección. Por el contrario, cuando la larva de la tenia del cerdo ocasiona enfermedades, esto se denomina cisticercosis.

Las infecciones por tenia tienen la tendencia a ser más comunes en algunas partes del mundo con sistemas deficientes de sanidad o en donde la carne bovina, el cerdo y el pescado se come cruda o poco cocida. ¡Algunas tenias pueden crecer hasta 30 pies y viven hasta 25 años!

Señales y síntomas

Muchas infecciones por tenia no tienen síntomas. Cuando existen síntomas, con frecuencia incluyen

  • Náusea
  • Diarrea
  • Dolor de estómago

La tenia del pescado compite con sus huéspedes humanos por la vitamina B12 en el intestino y, en casos prolongados, puede ocasionar una anemia perniciosa.

Los niños que ingieren huevos de la tenia del cerdo pueden desarrollar quistes de la tenia (cisticercosis) dentro de sus órganos internos. Si estos quistes ocurren en el cerebro, estos pueden ocasionar síntomas graves como convulsiones, trastornos del comportamiento e incluso la muerte.

Cuándo llamar a su pediatra

Comuníquese con su pediatra si observa que algo se mueve en las evacuaciones de su hijo que podría ser un segmento del gusano, su hijo tiene un dolor de estómago prolongado o cualquiera de los otros síntomas aparece sin otros, una causa más obvia. Si considera que es posible que su hijo haya estado expuesto a las tenias hace 2 o 3 meses antes, infórmeselo a su pediatra. Asegúrese de que su médico esté enterado si su hijo ha viajado actualmente a un país en desarrollo.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

Para diagnosticar una infección por tenia, su pediatra enviará la muestra de los excrementos de su hijo para realizar los exámenes para detectar si hay huevos o segmentos del gusano de la tenia que se considera que existe. Los niños con cisticercosis generalmente no tienen tenias adultas. Por lo tanto, los huevos generalmente no se encuentran en los excrementos. Los exámenes de sangre se pueden realizar para observar si la tenia tiene anticuerpos. En pacientes con convulsiones, se realizan imágenes del cerebro con una tomografía computarizada (CT) o una resonancia magnética (MRI) para observar si hay quistes u otras anormalidades.

Tratamiento

Es posible que su pediatra le recete medicamentos orales como prazicuantel o, como una alternativa, niclosamida para tratar una infestación de tenias. Estas medicinas generalmente se suministran a través de una sola dosis.

Otros medicamentos antiparasitarios, que incluyen albendazol y prazicuantel, están disponibles específicamente para tratar la cisticercosis. Se deben usar medicamentos anticonvulsivos para controlar las convulsiones, si estas llegaran a ocurrir.

¿Cuál es el pronóstico?

El tratamiento a base de medicamentos para las tenias es muy efectivo y puede matar completamente el parásito. El tratamiento eliminará los quistes, pero el área del cerebro puede permanecer con anormalidades y es posible que continúen las convulsiones.

Prevención

Para reducir el riesgo que su hijo desarrolle infecciones por tenia, no le permita que ingiera pescado, carne bovina o cerdo poco cocido o crudo. Asegúrese de que siempre practique una buena higiene, incluyendo el lavado de manos regular, especialmente después de usar el baño. Para evitar la cisticercosis, asegúrese de que todos los que manipulan los alimentos se laven sus manos. El saneamiento correcto es la clave para eliminar la infestación de tenias en todo el mundo.

 

Última actualización
9/2/2014
Fuente
Immunizations & Infectious Diseases: An Informed Parent's Guide (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.