Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

El cuerpo de su hijo ha experimentado cambios significativos desde el día   que lo trajo a casa desde el hospital. Ahora, mientras su hijo se prepara para los años preescolares, la grasa de bebá se ha reemplazado debido al desarrollo de los músculos, acompañado por el adelgazamiento de sus brazos y piernas y el estrechamiento de la parte superior de su cuerpo. Muchos niños de esta edad aún tienen una barriguita o forma de pera. Algunos niños de esta edad se ven demasiado delgados y sus padres se preocupan de que están desnutridos o que quizá tengan alguna enfermedad que los hace parecer delgados.

Luego está el otro extremo del espectro, donde los padres se preocupan por algo muy diferente. Sus hijos son más pesados que sus compañeros de juego. Estos niños podrían estar comiendo porciones más grandes y refrigerios con más frecuencia que sus amigos. Pueden estar viendo más horas de televisión y pasar menos horas realizando actividades físicas.

El hecho es que los niños vienen en muchas formas y tamaños. Con su peso en mente, la mayoría de los niños se encuentra dentro del rango normal, aunque en los últimos años, los pediatras le dicen a cada vez más padres que sus hijos tienen sobrepeso. El mádico de su hijo ha registrado el peso y la estatura de su hijo en las gráficas de crecimiento desde que era un bebá, por lo general durante cada visita al consultorio los primeros 2 años de vida y luego una vez al año despuás de los 2 años. Su pediatra puede mostrarle la gráfica de crecimiento de su hijo y decirle si ha subido mucho de peso. El pediatra puede calcular el índice de masa corporal (IMC) de su hijo, que despuás de los 2 años de edad es un buen indicador de si tiene sobrepeso. Si el IMC de su hijo está por encima del percentil 95  para su edad, tiene un problema de peso.

En la próxima cita, solicite orientación a su pediatra sobre el uso de las gráficas de crecimiento y de índice de masa corporal (IMC). Estas pueden proporcionar una imagen clara de la situación actual de su hijo y las áreas que necesitan atención. Las gráficas de crecimiento le ayudarán a hacer una comparación de su hijo con sus compañeros. ¿Se encuentra dentro del rango normal de estatura y peso para su edad? La mayoría de los pediatras utilizan gráficas como estas para evaluar el crecimiento de su hijo de una visita a la siguiente.

Si su hijo es menor de 2 años, su pediatra usará las gráficas (en lugar de calcular el IMC) para determinar su riesgo de tener sobrepeso u obesidad. Si el aumento de peso de su hijo cruza los percentiles de crecimiento, este tambián puede ser un factor de riesgo para el sobrepeso y la obesidad que requiere la atención de usted y su pediatra.

Los pediatras consideran el IMC (un cálculo del peso de su hijo en relación a su estatura) importante para determinar si su hijo tiene sobrepeso.

Tenga en mente que aunque el IMC no es una medida específica de la grasa corporal, está estrechamente vinculada con los cálculos de la grasa corporal. El pediatra tambián puede utilizar un instrumento llamado calibrador de pliegues cutáneos para pellizcar suavemente la piel del tronco y el dorso de la parte superior del brazo de su hijo para medir la grasa corporal directamente debajo de la piel. El pediatra tomará en cuenta el patrón de crecimiento de su hijo, la historia familiar, la composición corporal y los estudios de laboratorio tambián.

 

Última actualización
5/21/2013
Fuente
A Parent's Guide to Childhood Obesity: A Road Map to Health (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.