Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Problemas de Salud

Existen muchos métodos para que su hijo con sobrepeso se concentre en la búsqueda para volverse más activo. Desde la pequeña liga de béisbol hasta lecciones de ballet, desde lanzar una pelota de baloncesto hasta montar bicicleta, tiene muchas opciones entre las cuales elegir. Y esa es la clave, su hijo, no usted, debe ser la persona que toma la decisión. Si va a permanecer activo durante mucho tiempo, es necesario que seleccione algo que le guste y continuar haciéndolo.

Es por eso que es importante que los padres no controlen detallada y meticulosamente las actividades físicas de sus hijos. Algunos niños disfrutan las actividades organizadas, mientras que otros prefieren el juego al aire libre dejándolos a su suerte sobre cómo serán activos. El juego libre puede ser una forma muy eficaz de hacer ejercicio, contribuyendo con el desarrollo de las habilidades motoras y sirviendo como una gran salida para la energía de sus hijos. Como una sociedad, estamos descuidando el valor de este tipo de juego activo, aún cuando la AAP recomienda solo el juego libre, en vez de los deportes en equipo, hasta la edad de 6 años. Si vive en una ciudad o área rural, busque un parque, parque de recreo u otra área al aire libre en donde su hijo pueda hacer lo suyo.

Sí, puede asegurarse de que algunas pelotas y otro equipo de juego esté disponible cada vez que su hijo juegue al aire libre, pero permítale decidir qué desea hacer. A los padres con frecuencia les parece útil proporcionarles a su hijos 3 o 4 opciones de actividad entre las cuales elegir, o es posible que les pregunten a sus hijos que opciones les gustaría que estuvieran disponibles. Hágale una pregunta como esta a su hijo: “Si no estuvieras viendo TV, ¿qué podrías estar haciendo en lugar de eso?” No se sorprenda si inicialmente recibe una mirada fija de su parte, así que proporciónele algunas alternativas concretas: “¿Podrías saltar la cuerda? ¿O jugar tenis? ¿O ir a la pista de patinaje? ¿O ir a una enérgica caminata?”

En vez podría decir, “Estas son las 3 actividades que podrías llevar a cabo esta tarde. Puedes nadar, ir al boliche con tu hermano o ir a caminar. ¿Cuál te gustaría llevar a cabo?”

Por otro lado, si insiste en que su hijo participe en una actividad que le parezca aburrida o agotadora, “¡Jimmy, es hora de caminar en la máquina de caminar!”, probablemente perdería rápidamente el interés y terminaría frente a la TV. Si le brinda la oportunidad de participar en una actividad que disfrute, probablemente la continuará llevando a cabo.

Ahora, ¿que hay sobre los deportes organizados como los equipos de fútbol y la pequeña liga de béisbol? Están bien para niños de 6 años en adelante que desean ingresar, pero es importante tener expectativas realistas. Su propósito deber ser que su hijo sea activo físicamente y que disfrute la experiencia, no necesariamente que sobresalga como el mejor jugador en el equipo. No debe intentar crear una atleta de élite, y si elige cambiarse de un deporte a otro en vez de concentrarse solo en uno, esta bien. Por ejemplo, si demuestra un interés en la liga de baloncestos, pero si desea también aprender cómo esquiar cuando llegue el invierno, mucho mejor. Permítale explorar diferentes actividades.

Desarrollará una gran variedad de habilidades físicas y lo más importante, se mantendrá en movimiento. A continuación se muestra otros lineamientos que debe recordar al seleccionar las actividades con su hijo.

  • Cualquier cosa que implique movimiento califica como actividad física.
  • No tiene que obligar a su hijo al punto del colapso para que
  • contribuya con sus esfuerzos con el control de peso.
  • Cuando le presenta a su hijo alternativas u opciones para las actividades, cree límites de opciones aceptables.
  • Tal vez ingresar al equipo de hockey es muy costoso para el presupuesto de su familia, no solo la tarifa de inscripción, sino el costo de los patines y otro equipo. Existen muchas otras opciones que deben estar dentro de los medios financieros de su familia.
  • Mientras que muchos niños aman la actividad con otros niños, algunos niños con sobrepeso se sienten seguros de sí mismos o avergonzados de participar en deportes de grupo. Es posible que estén más inclinados a elegir una actividad que puedan realizar ellos mismos. Otro método es planificar actividades físicas para su hijo junto con algún amigo especial o con su hermano con quien se sienta cómodo.
  • Sobre todo, la actividad debe ser divertida, y su hijo debe tener éxito en la misma.

¿Qué es correcto para su hijo?

No hay escasez de actividades que pueda poner a disposición de su hijo, y todos los niños pueden buscar alguna forma de ejercicio que disfruten, aún cuando le digan que prefieren sentarse y comer en el sofá. Encontrará muchas de estas opciones mencionadas en varios lugares. También puede usar su imaginación para agregar a la lista de opciones adecuadas para su propio hijo, quizás incluir las excursiones, jardinería, buceo con tubo de buceo, gimnasia, subir escaleras o jugar con un hula hoop. Puede regalarle un perro si acepta salir a caminar con su nueva mascota dos veces al día. También puede comprarle una pelota de baloncesto y colocar un aro en su entrada de automóviles.

Recuerde, incluso las tareas domésticas, desde limpiar con rastrillo las hojas hasta aspirar la casa o lavar el vehículo, califican como actividad física siempre y cuando mantengan a su hijo en movimiento.

No olvide las actividades juveniles patrocinadas por el departamento de recreación y los parques de su comunidad, que pueden incluir voleibol, bádminton o tenis de mesa. Motive a su hijo para que continúe activo proporcionándole regalos como lecciones de equitación. En sus fiestas de cumpleaños, incorpore alguna actividad física, tal vez llevando a sus amigos y a él a jugar minigolf o planificando una ida a las jaulas de bateo para batear.

Así mismo, recuerde que hay deportes para toda la vida por los cuales puede desarrollar un gusto y continuar practicándolos durante toda su vida. Puede hacer que su hijo se interese en una actividad como esta cuando sea joven, el ejercicio y la condición física se pueden volver con mayor posibilidad un hábito que dure muchas décadas. En realidad, la La American Academy of Pediatrics recomienda que los programas de educación física en las escuelas enfatice los deportes para toda la vida (así como las actividades que no son solo para los mejores atletas). Entre estos deportes para toda la vida están

  • Nadar
  • Raquetbol
  • Patinaje, en línea y sobre hielo
  • Golf
  • Boliche
  • Ciclismo
  • Tenis
  • Esquiar
  • Trotar
  • Caminar
  • Artes marciales

No importa cuál sea la actividad que elija su hijo, si quema mucha grasa corporal o solo un poco, es mejor que solo estar sentado. Ese es el mensaje que le debe transmitir a un niño que desea perder peso.

 

Última actualización
5/24/2013
Fuente
A Parent's Guide to Childhood Obesity: A Road Map to Health (Copyright © 2006 American Academy of Pediatrics)
La información contenida en este sitio web no debe usarse como sustituto al consejo y cuidado médico de su pediatra. Puede haber muchas variaciones en el tratamiento que su pediatra podría recomendar basado en hechos y circunstancias individuales.